El titulo es:Contrarreloj

Últimas noticias

09:25

El anuncio lo hizo el canciller de ese país, ...

09:00

“Su pasión era ser policía”, contó su padre Óscar León.

Ricardo Carvajal, capturado por el carrobomba en Bogotá.
08:54

Será en el Juzgado 58 con función de Control de Garantías...

Estado en que quedó el vehículo accidentado la mañana de este sábado.
08:17

Los primeros informes revelan que el incidente se presentó...

Fotografía de archivo: el 10 de mayo de 2018 el Gobierno Nacional instaló la mesa de negociación con el Eln. Los acompaña el entonces embajador en Cuba, Gustavo Bell Lemus.
08:11

Hacen parte del equipo negociador de la guerrilla...

Donald Trump y Kim Jong Un.
07:35

Tras una reunión, de 90 minutos, con la mano derecha...

07:18

El fuego, que pudo ser extinguido la madrugada de este...

Trabajadores del sector de confecciones en B/quilla.
00:04

Entre enero y noviembre de 2018 aumentó 3,3%. La Andi...

Autoridades investigarán las causas de los incendios.
00:03

Bomberos atienden entre 3 y 5 incendios forestales al día....

Arledis Gúzman, ‘La Cosi’.
00:00

‘Leyton’ y ‘La Cosi’ fueron capturados en diciembre de 2017.

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Contrarreloj

La forma como cada persona reacciona ante diferentes circunstancias de la vida e interpreta los hechos que la afectan es lo que conocemos como personalidad, o en idioma coloquial, “su manera de ser”. Esa característica en cada persona es tan particular como sus huellas digitales. De acuerdo con estudios sobre el comportamiento humano, este está determinado tanto por factores hereditarios como por los adquiridos en el entorno en el cual hemos vivido desde la infancia ya que, como los loros, después de viejos no aprendemos a hablar.

La creciente dificultad para almacenar nuevos conocimientos a medida que aumenta la edad no es por capricho ni flojera, sino que es el natural resultado de haber ido ocupando gran parte de nuestra capacidad cognoscitiva con las enseñanzas y experiencias a las que hemos estado expuestos desde que nacemos y que han permitido desenvolvernos en un mundo cambiante.

No quiero ser pesimista, pero me cuesta creer en aforismos tales como el que afirma que “nunca es tarde para aprender”, y más bien me identifico con lo que dice la Biblia: “Cada cosa tiene su momento: tiempo para sembrar y tiempo para cosechar”.

Es por eso que el dominio de nuevos idiomas se dificulta exponencialmente con la edad, y si bien es posible aprenderlos después de las 40 ruedas, quienes lo hacen terminan con un acento parecido al de Tarzán o al del húngaro Bela Lugossi en sus interpretaciones de Drácula. Cosa similar sucede con nuestra capacidad física; en deportes como el atletismo, la natación, el tenis y otros es raro ver exitosos deportistas que excedan el cuarto piso, y los que sobreviven en esas disciplinas son tratados con el despectivo y poco halagador calificativo de “veteranos”.

No hay cosa más ridícula que querer aparentar otra edad. Traigo a colación estos temas, ya que con el acelere en que anda el mundo siento que algo raro está sucediendo con el relajo que estamos creando al pretender, a la fuerza, modificar el inexorable e imposible de alterar el paso del tiempo.

Con frecuencia vemos que a los niños y niñas los tratan de convertir en adultos a la fuerza. En cumpleaños y primeras comuniones los disfrazan con sacos, corbatas, zapatos de tacón, faldas largas, tops y descaderados con la ridícula pretensión de madurarlos biches.

Como las leyes del equilibrio tienden a actuar en compensación, los mayores quieren a cualquier precio rejuvenecerse, vistiéndose como pelaos, luciendo yines rotos, tenis deportivos –aunque en su vida hayan jugado deporte alguno–, practicándose liposucciones y métodos varios para embellecer.

Respeto como el que más la potestad que cada uno tiene de hacer de su capa un sayo y decidir la forma como quiera hacer el ridículo. A aquellos que insisten en convertirse sin darse cuenta en hazmerreíres prematuros, les recomiendo tener paciencia, porque como los extremos siempre se tocan, todos al envejecer terminaremos impajaritablemente comportándonos como infantes.

rofuenma@gmail.com

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
¡GANA un viaje a Punta Cana todo pago con tu persona favorita! Clic aquí y entérate cómo participar.
Regresa a clases con EL HERALDO ¡Compra maletín + lonchera térmica + cartuchera a precio de locura!