El titulo es:Colombianadas

Últimas noticias

17:51

La acción se da tras el cumplimiento  de la...

17:36

Junto a ella fueron entregados los padres de la menor,...

17:21

Hasta el momento se han sembrado 20.000 nuevos árboles en...

17:00

La seccional de Tránsito y Transporte de Cundinamarca...

Fernando Carrillo, procurador General.
16:51

Fernando Carrillo y Carlos Felipe Córdoba anunciaron sendos...

El centrocampista español del Real Madrid Isco anota el primer gol del encuentro entre el Real Madrid CF y el AS Roma.
16:25

Francisco Alarcón 'Isco' abrió el marcador de tiro libre...

El centrocampista francés del Manchester United Paul Pogba (d), autor de dos goles.
16:13

El discutido centrocampista francés abrió el marcador con...

16:06

La Secretaría de Salud Departamental levantó los sellos...

El defensor bosnio de Juventus, Miralem Pjanicanota, contra el portero brasileño Neto durante el partido de fútbol del Grupo H de la UEFA Champions League entre el Valencia CF y la Juventus FC.
16:03

Ambos goles del campeón italiano llegaron de penal, obra...

15:49

Sobre el hecho de sangre, el comandante operativo de la...

Columnas de opinión
Actualizado hace 3 meses

Colombianadas

A  las redes sociales, como a cualquier chismografía previa al surgimiento de las redes virtuales, les encanta, no solo el chisme, sino el aplastamiento de los demás. La diferencia es que ahora todo es más rápido y se puede destruir a una persona, un grupo o un país, en cuestión de segundos. Bravo, las armas son cada vez más letales.

Así como las metrallas son automáticas y terminan en minutos con muchas vidas, cosa que antes, a punta de bayoneta, apenas alcanzaba para uno, así el acoso virtual no mide distancias ni tiene tiempo para escuchar razones. En la hoguera del sin tiempo, todos quedamos chamuscados.

El honor colombiano, ese que solo nos importa si lo ven desde afuera, supuestamente quedó en la lona mundial durante la gran fiesta futbolística que hace su presencia ritual cada cuatro años. Años durante los cuales el honor de Colombia (como de tantas otras naciones) se juega, de modo aparentemente limpio, en una cancha que delimita las reglas.

Pero todos los colombianos sabemos que nos gusta saltarnos las reglas. Que los que están en la cancha las sigan, que nos representen, que se esfuercen. Pero el resto, a seguir sacando partido de las fisuras que se presentan a diario en lo que nos cobija como sociedad.

La cultura del vivo es algo que tenemos muy arraigado y las razones son varias. Las tretas del débil han sido analizadas ampliamente por la academia como una manera de sobreponerse que tienen los sujetos subalternos. La colonización ha llevado a muchos pueblos a buscar formas ingeniosas de sobrevivir con dignidad. Una dignidad que a veces resulta una afrenta para los que están en el poder.

Pero entre nosotros, los colombianos, esas tretas se convirtieron en una forma de funcionamiento cultural tácita que se aprende con el diario vivir y sin necesidad de colegios. La tarea la vemos en nuestras casas, en los barrios, en las ciudades, en la calle. 

Como las tretas son disimuladas, que no ocultas, una vez que los otros, los de afuera, son capaces de verlas y nos ponen en evidencia, allí sí resulta que nos avergonzamos. No nos avergonzamos de hacerlas, sino de ser pillados. Como cualquier corrupto. Aunque, obviamente, hay diversos grados de corrupción y hay unas maneras de funcionar con tretas aprendidas de  los débiles que solo dañan a los más frágiles de nuestra sociedad.

Me ha parecido hipócrita la reacción de mucha gente que pasó a condenar de un modo violento a los que estaban en Rusia pasando un buen rato infringiendo normas no solo de un estadio, sino de decencia hacia otros, en este caso otras. Tal vez la sanción social que ha surgido por este caso en específico, más las consecuencias ya demasiado fuertes de un despido laboral, nos enseñen dos cosas.

Uno, a no ser tan inocentes creyendo que ser vivo  es simplemente eso, un chiste. Y dos, exponerse ante la chismografía global, grabando los chistes que hacemos, como si el mundo fuese un paraíso de inocencia y no un foso sin fondo, llenos de lobos dispuestos a aullar.

Imagen de cheyenn.lujan

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1