El titulo es:Burbujas de la cultura
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Una migrante es atendida por unos trabajadores de un PAO.
12:09

La cifra corresponde al primer semestre de 2019 en el...

Panorámica del CDI a entregar en Palmar de Varela.
12:06

Los centros atenderán a más 732 niños de esos...

Un grupo de niños  durante una actividad en un CDI de Barranquilla.
12:01

El director regional de la entidad dijo que en el último...

Duelo entre los Titanes y Simón Bolívar, en el coliseo Elías Chegwin.
00:20

Los equipos triunfaron en el torneo de baloncesto ‘Viviendo...

El pegador colombiano Óscar Rivas sacudiendo con un golpe a Bryant Jennings.
22:10

Este sábado, en el O2 Arena de Greenwich, en Londres, el...

El líder opositor Juan Guaidó.
19:25

El líder opositor no detalló el estado de salud del...

19:08

La capacidad de producción de la planta será de...

19:04

La zona le dará continuidad al separador de los dos...

Luis Vladimir Peñaloza Fuentes
18:38

El Ministerio Público indaga sobre presuntas...

Giovanni Urshela en acción con los Yanquis.
18:36

El tercera base cartagenero brilló en el triunfo 6-2...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Burbujas de la cultura

Es tanto el entusiasmo y la habladera sobre el Mundial de Fútbol Rusia 2018, que me pregunto si la gente que va, fanáticos de la Selección Colombia, se contentarán con ver jugar su equipo en Saransk y Kazán, ciudades amables con 300.000 habitantes, sumergidas en la provincia rusa. Imposible regresar sin ver a Moscú y San Petersburgo, joyas de la arquitectura bizantina e italiana, poseedoras de algunos de los museos más ricos del mundo, como el Hermitage y las cinco catedrales para quienes se construyó el Kremlin, la valla protectora que las rodea, y al Palacio de Gobierno. Las cinco catedrales están dedicadas a San Miguel, a la Anunciación,  a la dormición, al manto de la Virgen y a los doce apóstoles. Cada una de estas, adornadas con suntuosas pinturas que cubren las columnas completamente en una forma tan abrumadora y luego el icono Stasi que divide el espacio hacia el Gran Altar, a veces tiene más de un cortinaje que se interpone entre un espacio y otro. A la vista se ve un espacio lleno de grandes y doradas cortinas ceremoniales. En la Catedral de la Anunciación, las pinturas son de Andréi Rubliov, el gran pintor ruso de íconos. En esta catedral se coronaban los zares y príncipes de antes de la revolución de 1917. Salimos al gran espacio interior, entre las catedrales y las otros zonas como El armory, donde se guardaban las armas y hoy guardan la colección de joyas más extravagante. Son vitrinas y vitrinas, en fila, llenas de coronas, aderezos, armas y ropas tachonadas de brillantes y zafiros que se doblan por el peso de las piedras. Terminamos la visita y salimos a la calle y a La Plaza Roja, sitio de grandes momentos históricos y hoy lleno de almacenes de las firmas más importantes de Francia, Alemania e Italia. Más importante es otra catedral: San Basilio, exótica por su asimetría, sus colores y sus ocho torres.

Se puede visitar en su interior y recorrer los estrechos pasillos que dan vueltas y revueltas alrededor de las torres y nos hacen sentir que nunca saldremos a la libertad. Hay dos cosas curiosas que encontramos cuando paseamos por los jardines internos del Kremlin: un enorme cañón que le quitaron a Napoleón, cuando salió huyendo de Moscú, y una campana gigantesca que cayó hace como 200 años de una de las torres internas, y nadie ha podido levantarla. El conjunto de catedrales, castillos, torres, palacios, y plaza es el núcleo de Moscú la capital de todas las Rusias… el corazón de un país que solo podemos ver a medias pero que nos deja la sensación de una tierra a la que deberemos volver a ver algún día.

San Petersburgo es la otra ciudad que no podemos dejar de visitar una vez en Rusia y después de los partidos. Está en la desembocadura del Nevá sobre el Báltico y fue fundada por el gran Pedro el Grande, quien trajo arquitectos italianos para construir la ciudad soñada. Si caminamos por las orillas del Nevá, nos sorprenderá el parecido de los barrios construidos a lo largo del río, con los barrios de Florencia a lo largo del Arno. Después de ver Moscú, el hincha ya sabe que Rusia es el país de las Iglesias. Igual, San Petersburgo, la poderosa Iglesia ortodoxa, tuvo muchos amigos que ayudaron a preservar los antiguos edificios, a través de los gobiernos dictatoriales de 1917 hasta la mitad del siglo XX, cuando se llega en barco por el Báltico, caminas buscando la Nevsky Prospect (Ave Nevsky) arteria que atraviesa la ciudad.

Primero me tropiezo con la iglesia de San Isaac, con cúpula de aguja y oro de 21 metros de alto. Sigamos derecho hasta la plaza Dvortsóvaya y esquiva la entrada trasera (antes se podía entrar por aquí) y busca la puerta principal que ahora se abre del lado del río Nevá. El Hermitage luce en toda su maravillosa arquitectura y lo primero que vemos es la Escalera de Jordá que se abre en el centro del primer salón. Este es el museo más grande del mundo, son tres y hasta cuatro palacios reunidos, casi todos por el impulso de Catalina la Grande, gran coleccionista de arte. Catalina era de origen alemán y muy culta.

Su embajador en París, un príncipe ruso, tenía grandes amistades con los franceses de la Ilustración y con ellos visitaba los talleres de los pintores y allí escogía las obras que le interesaban. Por eso en el segundo piso del Hermitage, ustedes hinchas y fanáticos, podrán ver colecciones enteras de arte florentino y veneciano del siglo XVI, arte flamenco y holandés del siglo XVII. Una sala especial que se le dice Rafael y sus discípulos. Al cruzar de una sala a otra, nos impacta el doble retrato de San Pedro y San Pablo, por el Greco. En la sala de Italia, apareció recientemente una encantadora figura en mar mol de un niño que trata de salir de su cárcel de piedra. Del mismísimo Miguel Ángel. La ciudad plena de belleza ofrece entretenimiento, cines, teatro. Ópera y bares donde solo se toca el jazz al mejor ritmo del sur de los Estados Unidos.           

¡Viva el fútbol, viva la Selección Colombia! 

Imagen de sandra.carrillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí