Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Un crimen perfecto

Si una cosa configura un crimen perfecto es que el culpable no puede ser identificado. Se trata de casos que permanecen sin resolverse y conforman un expediente de sucesos planeados meticulosamente para no dejar huellas del autor, por tanto, quedan en la impunidad. Un crimen perfecto supone una serie de factores que el criminal estudia previamente y que garantizan su permanencia en el anonimato; serán su sagacidad, su habilidad para obrar mal sin perturbarse, y la rigurosidad para llevar a cabo el plan, los que lo conduzcan exitosamente a cumplir con el objetivo de un crimen perfecto: que no haya un culpable a quien castigar. 

El hundimiento del proyecto de ley anticorrupción que buscaba eliminar el beneficio de casa por cárcel para servidores públicos que cometan delitos de corrupción, es el logro más reciente de las mentes conspiradoras que pretender desarticular el paquete anticorrupción que aspiraba a penalizar las prácticas aberrantes consideradas hoy en día naturales. Como van las cosas, el propósito de acabar con la corrupción –que comenzó tiempo atrás con la propuesta de una consulta popular– pronto será un propósito exánime. Razón tiene la senadora Angélica Lozano cuando dice “Es un crimen perfecto: al no pasar el umbral quedó la potestad de tramitar las leyes anticorrupción en manos del congreso, y como vimos, la trama de impedimentos, recusaciones, subcomisiones, dilaciones y alargue es una cancha donde se difumina quién tuvo la culpa.”

En efecto, el país conoce la manguala parlamentaria a la hora de evitar que los pongan en cintura. En su primer discurso presidencial Duque afirmó fervientemente “Nuestra bandera será la lucha contra la corrupción y la politiquería”, pero cuando en el Congreso comenzaron a hundirse los proyectos de ley del paquete anticorrupción, y el mandatario intentó hacer gala de autonomía (que ahora sabemos es minúscula) asegurándole al país que lo que tumbaran los honorables congresistas podría revivirse en la reforma política, fuimos testigos también de que su incumplimiento para radicar con mensaje de urgencia los proyectos normativos, consiguió que en el Congreso se engavetaran varios de ellos. Y, claro está, no hay culpables. Todo parece demostrar que el plan para el crimen perfecto ya había sido puesto en marcha con la anuencia de la clase dirigente, y lo ocurrido en la Cámara de Representantes con el proyecto de ley que sucumbió discretamente amparado en el delirio futbolero, no fue más que otro movimiento en el tablero del complot para materializarlo. 

Así las cosas, y de cara al negocio electoral que se avecina, considere usted, lector, si en dicha consulta anticorrupción estuvo entre los millones de confusos colombianos que le dieron poder a la clase dirigente para legislar sobre sus macabros intereses. Considere usted, lector, su complicidad en lo que será para la nación otro crimen perfecto; porque, claro está, no habrá culpables.

berthicaramos@gmail.com

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de maria.vega
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web