El titulo es:Asunto de fe
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

La foto tomada el lunes en horas de la noche muestra los escombros fueron recogidos en la mañana.
19:30

En el bulevar reposan los desechos que lanzan...

Imagen de referencia.
19:27

Los hechos investigados, que tendrían que ver con malos...

Así se encuentra parte de la vía en el barrio.
19:27

Moradores reportan “intermitencia” en la pavimentación....

Momento en el que joven ‘empapela’ uno de los postes en la calle 79 con cra 52.
19:24

A través de Wasapea, comunidad pide a las autoridades...

18:58

La diseñadora barranquillera presentó en el marco de...

La consejera presidencial para las Regiones, Karen Abudinen; la ministra María Victoria Angulo y el alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda.
18:57

La ministra de Educación y la consejera Presidencial para...

18:51

La bancada alternativa, junto con parlamentarios liberales...

Katia Vergara Manchego observa los ataúdes de sus padres Gustavo y Julia y de su hija Mariana.
18:50

Este martes se cumplió en Sincelejo el sepelio de Gustavo...

18:44

Ambos presentan más de siete anotaciones por los...

17:54

María Victoria Angulo González supervisó además varias...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Asunto de fe

La fe y la confianza no son sinónimos. Ambos términos significan creer en algo o en alguien, pero la confianza es, digamos, en el mundo deportivo, cosa más bien del aficionado que del hincha. 

Hoy, lo digo como aficionado, no le tengo confianza a nuestra selección nacional de fútbol y menos a José Pékerman, su director técnico. No estoy seguro de la capacidad del cuadro para clasificar, de que logre salir triunfador en el grupo que le tocó con Japón, Polonia y Senegal, de su valor cualitativo como equipo.

No tengo certezas de que este grupo vaya a ganar. Como aficionado, me mantengo en la incertidumbre y poseo numerosas evidencias de que, cuando están juntos en la cancha de juego, el equipo de Pékerman se enreda, ‘balonea’, es impreciso en la entrega y en los disparos al arco.

Claro que son chicos valientes y voluntariosos, pero eso nunca resulta suficiente. Como dije antes, ya dejé de confiar en las estrategias de su entrenador.

La relación de un aficionado o un seguidor con su equipo se basa en la confianza, pero como esta no es ciega, se construye, se fortalece e incluso puede debilitarse con el tiempo.

Por estos días, cuando el colombianismo llama con sentido de pertenencia a mi corazón, yo preferiría decirle, como aficionado, que no espero nada de Colombia. Que ya no confío en ella. Que mi confianza se ha roto y es casi imposible recuperarla. Que me niego a sufrir una mayor decepción.

Pero entonces escucho al hincha que asoma en mí y que habita siempre el corazón de mis vecinos y compañeros de trabajo. Ellos lo saben: un hincha es con el fútbol como todo fanático con su religión. Para este, Dios y los integrantes de su equipo son seres superiores, merecedores de adoración y hasta hacedores de milagros. Un hincha jamás pierde la confianza porque no es movido ni conmovido por ella sino por la fe. La hinchada resulta así una fase superior del fanatismo que jamás odia a sus dioses, ni se desencanta de ellos, ni puede llegar a repudiarlos como falsos.

Las derrotas jamás ponen la fe en tela de juicio. El aficionado sí puede perder la confianza en su equipo porque su pensamiento es, de algún modo analítico, fruto de la deducción. La fe del hincha, en cambio, es sentimiento a toda prueba. No necesita razones ni evidencias. Fe es creer lo que no vemos porque Dios lo ha revelado, dice la iglesia y la fe de la hinchada es, de la misma forma, fruto de una inducción que va de generación en generación.

Así que en estos días, para los hinchas, no hay decepción ni traición posible. La noción de Selección Colombia nos descarta a todos como aficionados y demanda en nosotros al hincha. Un hincha que debe creer ciega y masivamente en el equipo, y que puede sufrir con él, pero jamás decepcionarse, porque, como dicen, ¡es el jugador número doce!

De modo que tengamos fe en que Colombia termine ganando y clasificando en este mundial de fútbol. Y que un primer milagro ocurra este domingo frente a Polonia. Así sea. 

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí