¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

¿Qué sigue con la COVID-19?

El SARS-COV2 que produce la enfermedad COVID-19, permanece en casi todos los países adonde llegó para quedarse, dependiendo de factores propios del virus, y su capacidad de infectar células humanas.

Por parte del virus, tenemos la posibilidad como se dio en otros SARS, que este por ser un mutante, es decir,  no es el virus original, es defectuoso y se agote su capacidad de replicación, por sí solo, o no encuentre a quien infectar, para lo cual se establecen las medidas de aislamiento o cuarentenas. En duda, cómo influyen los cambios en el medio ambiente, calor o frío, no sabemos si para bien o para mal, similarmente importantes, tratamientos medicamentosos que in vitro, es decir, en el laboratorio, se han demostrado que acaban con el virus, incluyendo la terapia con plasma de convalecientes y/o sus derivados.

Son importantes los casos en personas con factores de riesgo, mayores de edad, en tratamiento para cáncer, o recibiendo, inmunosupresores o drogas, que reducen las defensas, pero también hay riesgo en adultos jóvenes y niños.

Aunque el comportamiento de la población es definitivo, para la evolución del Coronavirus, las costumbres y recomendaciones de cambios de actitud y comportamiento, difíciles de conseguir, y su implementación, no han mostrado mejores resultados contra el incumplimiento, no solo por indisciplina, si no por necesidad e ignorancia.

Afortunadamente, el virus se puede acabar por sí solo, como se dio con los anteriores SARS, si no tiene sitio donde vivir, es decir, si no nos contagiamos, o al encontrar una población inmune, al cumplir con las medidas y protocolos en forma estricta, lavado de manos, uso del alcohol glicerinado, formas de estornudo, tos, uso adecuado de mascarillas, y el distanciamiento social, ley del todo o nada, si queda uno infectado, no lo lograremos.

Pero al lado de la infección por coronavirus, esta la muerte por otras enfermedades ya existentes y conocidas, las del corazón, pulmonares, otras infecciones como el dengue, y otras más. Como ya está sucediendo en numerosos  países, incluyen desarrollados, la falta de una buena alimentación, o la desnutrición, aumentan la mortalidad general.

La decisión del gobierno de reiniciar algunas actividades, es seria y arriesgada, porque significa aumento de los contagios, como ha sucedido en otros países, pero a la vez necesaria, siempre y cuando, se respeten las medidas sanitarias conocidas y el distanciamiento social.

"Me preocupa saber cómo sobreviviremos si no podemos trabajar", dice una mujer, con el temor a la pandemia, y tiene razón, la vida improductiva puede acabar más rápido con la gente de bajos recursos, que el mismo coronavirus, y por eso hay que mitigar el hambre y las condiciones de vida, para poder mitigar el coronavirus.

Sin embargo, si no cambiamos nuestro comportamiento, y todavía la gente sigue con noticias falsas, documentos, videos, y demás acciones criminales, negando una epidemia evidente y sus consecuencias, estas personas deberían dejarse infectar, para que prueben lo que ya es cierto sufriendo sus consecuencias, pero no infecten a los demás, y respeten lo que ya ha sido demostrado hasta la saciedad.

Lo importante es tomar conciencia del problema, y empoderarse con las medidas que ya sabemos que sirven en cuarentena, o sin ella. Las medidas sanitarias de distanciamiento son obligatorias y necesarias, para lograr vencer el virus, que por ignorancia e irresponsabilidad de muchos, sigue creciendo, en una civilización con muchos recursos para controlarlo.

Más Columnas de Opinión

Lucero Martínez

Patriarcalismo y estado

Un orden endeble que la enfermedad mundial develó, propiciando la caída cultural más estruendosa en toda la historia de la humanidad, la que será narrada por los siglos de los siglos.

Somos el producto de la invención política, soc

Leer
Fernando Giraldo

Vergüenza y desencanto

No es así en el caso del exministro Arias, por tratarse de algo debidamente juzgado. Vía tutela se concedió una nueva instancia; mientras millones de casos son ignorados o quedan invisibles. No todos reciben las mismas oportunidades. Es la Colo

Leer
Kelina Puche

Nueva política social

El programa de Ingreso Solidario, liderado por el Departamento Nacional de Planeación, y dirigido principalmente a un grupo poblacional, quizás no pobre en su totalidad, pero sí ampliamente vulnerable, que en buena medida depende de la economí

Leer
Daniela Cepeda Tarud

Paciente 31

Un mes después de la identificación de la primera persona infectada con coronavirus, dicho país había conseguido contener su expansión, con solo 30 personas infectadas. Sin embargo, la paciente número 31, a pesar de tener síntomas, continu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web