Columnas de opinión
Actualizado hace 5 dias

La salud del estado

El componente social de la salud es tan importante, que las intervenciones médicas y tecnológicas resultan insuficientes contra una demanda asumida en forma muchas veces irresponsable por un sistema perverso y desprestigiado de salud, en donde más de la mitad de las EPS tienen medidas especiales para su funcionamiento por la Supersalud.

No sé si los apetitos voraces del poder, las  ansias de enriquecimiento, la ignorancia o el desconocimiento de la realidad, no permitan ver a los líderes, dirigentes, miembros del poder ejecutivo, legislativo, empresarios, guerrilleros, paramilitares, delincuentes, y comunidades en general, que existe, una gran necesidad de defender los principios generales por encima de los particulares. En un momento difícil, cuando se conocen los problemas, que golpean fuertemente la organización del Estado,  con circunstancias en las que se demuestra que áreas como la justicia, la educación, la salud, la propiedad, la infraestructura, el medio ambiente, se encuentran seriamente comprometidas. Los organismos de control parecen insuficientes, a pesar de grandes esfuerzos. Las fuerzas militares y de policía trabajan al máximo en el control de una población creciente de delincuentes, sin respeto a la mujer, al niño o al anciano. Simultáneamente, se aumenta el consumo de drogas, se corrompen los colegios, se abusa sexualmente de menores y se les mata sin contemplaciones. El suicidio aumenta en la población, involucrando un porcentaje alto de menores de edad. Igualmente tenemos bajos niveles de educación, cuantitativa y cualitativamente, lo mismo que el desempleo, no dan tregua para observar sus consecuencias, principalmente para aumentar la población criminal y el consumo de drogas, indicadores negativos de nuestro capital social.

La corrupción, el mal del siglo XXI, epidemia de la cual parece no salvarse ningún país, hace metástasis por todos los sitios. Delincuentes, o personas por fuera de la ley, no quieren aceptar, que lo único que puede salvar a Colombia, es que pongamos cada uno nuestras pretensiones a un lado, y pensemos como un todo, como un solo ser que quiere convivir con los demás, y terminar con una vida de depravadores, en camino a la autodestrucción. El Estado no puede  marchar hacia una enfermedad incurable, en el que el contagio, como en las infecciones es el mayor peligro. Urgentemente ha llegado el momento de sentarse a dialogar por el país superando los partidos políticos, que lo hacen mayormente para repartir prebendas o beneficios. El país hay que salvarlo, antes de que llegue a cuidados intensivos; la enfermedad es curable, aun cuando exista una mínima esperanza, hay que agotarla.

El presidente Duque como Jefe del Estado debe continuar liderando una cruzada por la salvación del país con la colaboración de todos sus estamentos y personas. Tenemos la medicina en nuestras manos, no la podemos despreciar. Creamos en la principal riqueza de Colombia, su gente; sabemos que la gran mayoría busca el bien de los demás, no dejemos que el mal triunfe sobre el bien. Pongámosle el pecho a las dificultades y circunstancias, solo así podremos salir a delante.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web