El Heraldo
Opinión

Sin una explicación lógica

En un país que lo que más necesita es autoridad porque el delito y el vandalismo se tomaron la costumbre y la tranquilidad ciudadana, ahora proponemos que un hipócrita perdón autorice las licencias para que cada quien resuelva los conflictos a su manera y con las armas que él mismo escoja. Ya estamos viendo la impunidad como avanza en todos los niveles, el primero, como después de cinco años los criminales de la Farc sentados  como congresistas devengando cuarenta millones mensuales después de todo este lapso ni siquiera se mosquean esperando la absolución de la JEP a sus delitos. Y de entrega de bienes y reparación a las víctimas ni una sola palabra.

Miremos, amables lectores estos temas con detenimiento: revocar las ordenes de extradición a los delincuentes ya sumariados que están en fila esperando culminación de trámites; conceder indultos a quienes violaron diversas leyes penales utilizando la fuerza y la violencia en los paros o  manifestaciones en el país hace menos de dos años; reabrir los casos policivos a quienes están detenidos para revisarles la imputación de delitos graves y condenas como homicidio y viles asesinatos, recordando de manera especial al digno capital de la policía asesinado en las violencias de Cali en 2021; no autorizar el glifosfato para la erradicación de cultivos ilícitos lo que está demostrado duplica las siembras en corto tiempo; ofrecimiento de impunidad y reversión de penas a los delincuentes narcotraficantes; transformación de el Esmad, tan necesario como fuerza de último recurso en un país que avanza cada día más en la escalada de la violencia; extensión y aumento de medidas conciliatorias para todos los sindicados  de delitos como la ridícula propuesta del ministro de justicia de la tal Justicia retributiva, o sea, conciliación con quien te arrebata en hurto flagrante el celular para a cambio te lo devuelva y el delincuente siga pagando la cuota mensual por un tiempo determinado.

La pregunta es: ¿Estamos desvariando o nos estamos convirtiendo en un Estado social de cultivo y activación del delito en vez de lo que somos ahora un Estado Social de Derecho? ¡Por favor! Estamos escalando una iniciativa demasiado peligrosa y es por parte del gobierno la búsqueda de un cambio  en la confusa opción mental que confunde la Paz Total, armonía, convivencia, con impunidad absoluta y apertura al campo de la permisividad para la  burla de todas las Leyes. ¿Para que las creamos?.

En un país que lo que más necesita es autoridad porque el delito y el vandalismo se tomaron la costumbre y la tranquilidad ciudadana, ahora proponemos que un hipócrita perdón autorice las licencias para que cada quien resuelva los conflictos a su manera y con las armas que él mismo escoja. Ya estamos viendo la impunidad como avanza en todos los niveles, el primero, como después de cinco años los criminales de la Farc sentados  como congresistas devengando cuarenta millones mensuales después de todo este lapso ni siquiera se mosquean esperando la absolución de la JEP a sus delitos. Y de entrega de bienes y reparación a las víctimas ni una sola palabra.

En una palabra estamos entregando el país a la delincuencia en vez de haber iniciado una escalada de educación y cultura, de inoculación de principios y valores que de aquí a una generación futura arroje resultados. Lo mínimo que podemos solicitar es que como lo dice la Constitución Política de Colombia nuestra Ley madre, se le ofrezca al ciudadano protección a su vida, honra y bienes. Pero desafortunadamente el nuevo gobierno  lo  que  está  ofreciendo con el disfraz de la paz es la entrega a la impunidad y la vía libre al delito. No hay camino más fácil para que todo ello se entienda como debilidad, cobardía, lucha perdida, impotencia para combatir el crimen. Cuando comenzamos con la llamada a calificar servicios  de  setenta Generales de la Policía y las Fuerzas Armadas hace dos meses, ya vislumbramos que la entrada a esta nueva etapa estaba equivocada. Y día a día lo estamos ratificando. Eran setenta héroes de la Patria, con virtudes y defectos, pero por lo menos debía respetarles una trayectoria y una vida al servicio de todos nosotros los ciudadanos comunes y corrientes.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Yamid Amat Serna

La ruana desteñida

Eran las 10:45 pm, una leve llovizna asomaba por la ventanilla y dejaba en ella las primeras gotas de lo que sería una noche de cielo nublado.  

El día había sido largo para todos. En la atmósfera se sentía la energía die

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Discurso sobre la Ley

El espacio para estas columnas no nos permite profundizar en un tema que es de alta alcurnia jurídica pero aún así trataremos de ser en la retórica misma lo más elemental posible para que los gruesos de los lectores no familiarizado

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Chateando

Revuelo ha causado el uso de la inteligencia artificial por parte de una empresa para crear un chat donde se puede interactuar en tiempo real con una máquina entrenada para mantener conversaciones y responder preguntas. Como bien se admite en la

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Sumando peras con manzanas

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, declaró en el Foro Económico Mundial en Davos que en Colombia “no vamos a conceder nuevos contratos de exploración de gas y petróleo. […] es una señal de nuestro compromiso en la lucha contra

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.