El Heraldo
Opinión

La compensación

Nuestros deportistas merecen todo nuestro apoyo, compañía y solidaridad porque no solamente representan la salud de un pueblo.

Cuando despertamos por las mañanas a veces nos ponemos a pensar, como lo hacen miles de colombianos, cual será en esta semana o quincena el escándalo que estará victorioso o cuál el alarmante acontecimiento que estremecerá los cimientos del país. No pasa una quincena sin que Colombia tenga el impacto de un suceso fuera de lo normal que afecte medularmente los principios de la ética, de la ley, de las más mínimas normas de convivencia y cultura ciudadana. Es un torbellino tras otros interminables que nos estremecen y a los cuales desafortunadamente ya nos hemos acostumbrado. Por eso las muertes, los crímenes atroces, el secuestro, el robo, las masacres, las vidas inocentes inmoladas que están incrustadas en el ADN de esta civilización colombiana,  son parte de nuestro diario vivir.

Pero la vida es en el fondo una ruleta que se detiene variablemente en lo positivo y lo negativo. En este momento que el país intenta levantarse y lo hará, donde vemos un gobierno luchando con todas sus fuerzas por la recuperación y el acierto de conducirnos a mejores destinos así lo critiquen, lo insulten, lo menosprecien, lo combatan, vemos igualmente que la compensación de la vida para mostrarnos su lado amable tiene nombres propios fabulosos enérgicos, sacando la casta del colombiano luchador: Las legiones de médicos héroes que se atrincheran día a día defendiéndonos contra la pandemia y al mismo tiempo nuestros deportistas en todos los frentes conquistando triunfos, trofeos, escalando podios y medallas. No importa que la política sucia intente el agravio diario contra un gobierno que solo busca acertar con los elementos que tiene a la mano.  Que vociferen desde sus trincheras del populismo egoísta. El gobierno está haciendo lo que tiene que hacer e intenta lo mejor. Así le guste o no le guste a quienes vociferan a cada minuto. Por otro lado en este caso los médicos se juegan su vida con enormes sacrificios en silencio, con una valentía heroica para cuidarnos la vida. De nuestro deportista podemos decir que día a día conquistan más peldaños en todas las disciplinas. En todas. Hace veinte años era común decir que íbamos a las competencias para no firmar como ausentistas y no ganábamos nada. Hoy día es raro el deporte en donde no obtengamos los primeros lugares. Nos sentimos orgullosos de ellos, significan la compensación a tantas angustias, pesares, silencios que bordean las lápidas de los injustamente desaparecidos. Nuestros deportistas merecen todo nuestro apoyo, compañía y solidaridad porque no solamente representan la salud de un pueblo, la lucha por triunfar, sino la gallardía de quienes en las justas nobles pretenden conquistar con altivez el producto de sus esfuerzos. Es la balanza de la vida,  donde opera lo justo, lo equitativo la estabilidad del comportamiento humano. Es el reflejo casi que metafísico de los valores enfrentados con las infamias. Son los médicos recordándonos con sus auxiliares el sentido de la nobleza y los deportistas escribiéndonos en papel de oro las consignas eternas, donde la lucha y el esfuerzo es un emblema de la vida y los deportes el paradigma de la superación, de la inteligencia, el músculo y los horizontes nobles.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

La mente enferma

De algunas enfermedades físicas se dice que avanzan silenciosamente. De las mentales nos damos cuenta cuando ya han hecho el daño. En muchos informes se viene hablando de los problemas de salud mental que se han causado con la pandemia. 

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Dignidad animal

Ideológica y jurídicamente el debate sobre la dignidad de los animales y sus derechos en Colombia ya está zanjado, pero su reconocimiento efectivo se hace nulo de cara al proceder de las entidades públicas.

La situación de abandono

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Vivir hoy, entender mañana

El predicador con su voz firme y emotiva repite: “Dios interviene en todas las cosas para bien de los que le aman” (Romanos 8, 28); lo escucho con atención y con felicidad en el corazón, esa cita la he leído, estudiado, orado y predicado mu

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.