El Heraldo
Opinión

Está gobernando bien

Lamentamos no estar de acuerdo con muchos colombianos, costeños o no costeños, residentes o no del departamento del Atlántico, que piensan, expresan y discuten permanentemente que el presidente Duque ha resultado un fracaso, que no tiene el perfil del buen gobernante, que es caricaturesco, que no tiene carácter, que es auténticamente impolítico, desacertado, impreciso, vago de opinión, con ejecutorias equivocadas en lo político, en lo ejecutivo y en sus relaciones con los otros poderes del Estado. En política, muy enfáticamente en Colombia, nunca será bueno para su gobierno los partidarios de oposición con simpatías por otra persona y por más que haga las cosas acertadamente siempre será un mal gobernante. Lo mismo, podrá ser muy mal líder o director de un Estado pero sus copartidarios harán lo imposible para mostrarlo con éxito hasta en sus pensamientos y disimularán todos sus fracasos. En Colombia la polarización es tan ciega que nunca podrá acercarse a la realidad de los hechos sino a la ceguera de las pasiones.

Duque era inexperto, pero está aprendiendo rápido, no era extraño a la política porque nació en un hogar político y se crío entre sus fuentes. Fue más ejecutivo anteriormente que practicante partidista, pero en el Senado demostró tres aspectos: coherencia, responsabilidad e inteligencia. Es equilibrado y lo ha demostrado. Es enérgico y lo está enfatizando: su actitud frente al atentado del Eln a la Escuela de Policía lo ha demostrado. No le tiembla la voz ni el pulso, pero ni es dramático, ni teatral ni histérico. Se destaca en él la ecuanimidad y el respeto por sus gobernados y por quienes tienen una opinión distinta. Las garantías constitucionales de los ciudadanos son absolutamente respetadas y lo ha demostrado.

Con los otros órganos del poder está trabajando juntos, pero no revueltos. Respeta al poder judicial y deja que ellos solos se autocalifiquen con sus actuaciones. Con el Congreso impuso la nueva era de no ofrecer a cambio de gobernanza y lo ha cumplido aun cuando le ha representado un costo político. Pero se ha mantenido. Duque es serio y no va a arreglar un país que viene descuadernado hace varios gobiernos, destacándose la mentira: no es un mentiroso y lo está demostrando. Que le falta carácter. ¿Quién dijo que en este país donde demostrar carácter es sacar una pistola o esgrimir un insulto un presidente tiene que estar buscando pelea? Démosle tiempo a un hombre bien intencionado que está buscando acertar, como en su actuación con Venezuela, que sí tiene pantalones bien puestos mostrando su perfil de líder latinoamericano. Que ha habido errores en algunas actuaciones del ejecutivo; sí, es cierto. ¿Quiénes no los cometieron antes? La inoportuna presentación de la reforma tributaria fue un impacto muy negativo para la opinión publica, pero el país se lo dijo de frente y absorbió el error. Que posiblemente algunos ministros y altos funcionarios no están a la altura de sus responsabilidades. También es cierto: Los va a cambiar y vendrán nuevas caras. Pero no esperemos magia en solo siete meses ante un país en el que los antecesores no pudieron arreglar en varios años. Paciencia, apoyo y colaboración ciudadana es lo que necesitamos y menos ceguera apasionada irracional.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Simón Gaviria

Chat GPT

Hacia una Colombia más inclusiva: el reto de la educación en la era digital

En la encrucijada de la transformación digital, Colombia se encuentra frente a una oportunidad histórica para forjar una sociedad más inclusiva y próspera.

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.