El Heraldo
Opinión

Actitud noble

Realmente por estar poniéndole aumento al ojímetro con lo cual se analizan las protestas sociales de las últimas semanas caemos en general los colombianos en la común actitud de no apreciar paralelamente las grandes y virtuosas actitudes, de múltiples decisiones altruistas, desprendidas, nobles, generosas, que varios estamentos de la sociedad han decretado para salir de esta pandemia virulenta, del estado  deplorable de nuestras  finanzas públicas al no poderse iniciar los recaudos  diseñados en la reforma  tributaria que fue retirada del Congreso.

Realmente por estar poniéndole aumento al ojímetro con lo cual se analizan las protestas sociales de las últimas semanas caemos en general los colombianos en la común actitud de no apreciar paralelamente las grandes y virtuosas actitudes, de múltiples decisiones altruistas, desprendidas, nobles, generosas, que varios estamentos de la sociedad han decretado para salir de esta pandemia virulenta, del estado  deplorable de nuestras  finanzas públicas al no poderse iniciar los recaudos  diseñados en la reforma  tributaria que fue retirada del Congreso.

Es la actitud “de los que piensan más allá de las ambiciones minúsculas, egoístas, que estimulan el súper ego individual y se olvidan de beneficios  colectivos”, escribió el presidente de los Estados Unidos, Biden, en su campaña política, dos meses antes de posesionarse, en su gira por Texas. Es, decimos nosotros, el corazón noble del colombiano que una vez más, muchas veces desconocida para el público, efectúa el aporte, apoya, contribuye, asume la culpa o el cargo, pero todo ello pasa desapercibido. Casi siempre la generosidad, la nobleza en la ayuda contiene un altísimo grado de prudencia, de modestia y nunca carga con la algarabía.

La Asociación de Industriales de Colombia, ANDI, reunió a sus socios, quienes generosamente previo detallado estudio ante la situación del país, sobre todo fiscal, expresó su desprendimiento al aceptar que le suprimieran a los empresarios el desmonte de los beneficios tributarios concedidos por la última reforma tributaria, a pesar de que sus inversiones en el producido, por efecto de los confinamientos, se redujo en el último año al 32 %, según cifras oficiales. Es decir, muchos de ellos siguieron produciendo a pérdida y aun así aceptaron rechazar esos beneficios que representan billones de pesos. Billones que por ellos, por este  concepto, pueden ser una buena cuota inicial para la nueva reforma tributaria que se presentará al Congreso.

Y que podemos decir de las altas donaciones de los grandes grupos políticos, en efectivo y en artículos, mercancías e insumos a muchas áreas de necesitados sociales, al personal médico y auxiliares de las diversas áreas de la salud. Muy pocas personas en el  país conocen a fondo la generosidad de estas grandes empresas e inversionistas. Todo se va en críticas, en envidia, en rencores. Cuántas personas de esas que marchan en las calles y muchas de ellas que vandalizan todo a su paso no tienen idea de lo mucho que se han  beneficiado de estos actos de nobleza, al recibir ayuda médica, al ser atendidos por sectores oficiales en tecnología que gracias a la generosidad de los silenciosos donadores reparten su utilidad en actos positivos de vida y solidaridad.

Pero el odio, la irracionalidad, la pérdida de vidas, todo ese entorno siniestro que nos rodea como país, va envolviendo el diario trajinar de los días y por ello la nobleza no se ve y los efectos no se sienten. No se regalan las cosas materiales para salir a los noticieros a anunciarlo públicamente. Pero sí tenemos la obligación de decir gracias a quienes tratan sin descanso de construir sobre la sangre, los destrozos, las muertes innecesarias, los bloqueos estúpidos, los incendios de los CAI de los parques y los incendios ocultos de las almas que sufren y callan.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tere Rosales Serje

El rol del Salvador

Aquí sigo compartiendo acerca de los roles de víctima, perseguidor y salvador, los tres roles de “el triángulo dramático” que nos mantienen atrapados en relaciones disfuncionales.

El salvador es un rol que generalmente valoramos

Leer
El Heraldo
José Manuel González

Ira, miedo y relaciones de pareja

La vida en pareja se ve afectada drásticamente por estas dos emociones básicas cuando las personas son analfabetas emocionales. Una persona es analfabeta emocional cuando no ha vivido en su infancia la posibilidad de aprender a manejar adecuadam

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.