El titulo es:¿Aló?

Últimas noticias

10:20

El emprendedor colombiano destaca que para hacer empresa en...

Ida Vitale, Premio Cervantes 2018.
09:57

El ministro de Cultura español destacó de escritora...

09:30

Carnaval reveló las imágenes de lo que ser...

09:20

Una fuga de gas se presentó en la mañana de este jueves en...

09:02

Una parte, conformada en su mayoría por gremios del sector...

08:29

Anucha Tasako, de 13 años, murió el 10 de noviembre de una...

Fiscal Néstor Humberto Martínez.
08:25

El jefe del ente acusador reconoció que Jorge Pizano ...

08:14

El Gobierno Nacional radicó ante la Corte Internacional de...

 Jamal Khashoggi.
08:03

El fiscal general pidió asimismo a Turquía firmar un...

07:49

La actriz falleció este martes en Los Angeles, así lo...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

¿Aló?

El hampón titubea ante la entereza de la profesora. La voz en el teléfono se debate entre el anuncio, la explicación, la advertencia y la amenaza, intentando sostener la inflexibilidad de los que no dudan cuando el asunto es matar. La mujer domina el miedo con la entereza de los valientes, y por momentos logra descontrolar al otro hasta hacerlo estallar en ira. Antes de colgar se escucha la orden: “Háganme el favor y vayan por esa hijueputa. Si tienen que matarla, mátenla”.

Deyanira Ballesteros se fue de San Pablo poco después de conversar por tres minutos con ‘Carlos Mario’, un presunto paramilitar que afirma ser la autoridad de la región, el patrón, el dueño. Pero en realidad, el nervioso intimidador habla en nombre de alguien que imparte las órdenes desde las sombras.

El rufián de media monta que obligó a la maestra de escuela a abandonar su vida, su trabajo, su familia, sus amigos y su activismo social, no es más que un despreciable pero pequeño alguacil de la industria criminal que ha encontrado en la creciente estigmatización de las fuerzas políticas alternativas una oportunidad para reaparecer, bien sea para defender a bala lo que supuso en riesgo si Gustavo Petro ganaba las elecciones, o para preservar a bala, envalentonado por la victoria del partido de sus afectos, los privilegios que obtuvo durante décadas de brutalidad.

Y mientras las autoridades se embarcan en descabelladas teorías que contradicen el sentido común e insultan el dolor de las víctimas, algunos de los uribistas más recalcitrantes se atreven a explicar esta nueva ola de exterminio afirmando que los más de 350 civiles asesinados –contados desde el 1 de enero del año en que se firmó el acuerdo de paz con las Farc– no eran líderes sociales ni defensores de derechos humanos, sino guerrilleros disidentes involucrados en el negocio de la coca que, por serlo, de alguna forma merecían la suerte de los acribillados.

En la implementación del acuerdo de paz, especialmente en los temas de restitución de tierras y reforma rural integral, se encuentra el germen de esta renovada, eficiente e impune metodología del exterminio, y es allí, como siempre ha debido ser, donde se deben concentrar las miradas de la justicia, si es que a la justicia le interesa que se haga justicia. Lo demás es indolencia, distracción y complicidad; maldad pura, feudalismo armado, encubrimiento impune de los determinadores que siguen llevando sus vidas normales en sus fincas, sus despachos y sus curules, mientras imparten las órdenes de muerte a los hampones de media monta como ‘Carlos Mario’, el nervioso bribonzuelo de fácil gatillo que amenaza por teléfono a mujeres inermes.

Las llamadas seguirán, como seguirán los muertos, hasta tanto este cúmulo de malignidades que alegremente llamamos sociedad cambie de una vez por todas su salvaje tendencia a mirar hacia otro lado cada vez que se anuncia un nuevo capítulo de la barbarie.

@desdeelfrio

 

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1