El titulo es:Algo muy grave

Últimas noticias

Hansel Andrés Vásquez Ceña, capturado.
06:11

Además del arma de fuego que le fue incautada por no portar...

Adriana Noreña, vicepresidenta de Google para Hispanoamérica durante el evento de ‘ThinkSearch’.
01:06

Tras dos décadas de operación, el gigante del internet, que...

Fachada del Centro Regional de Víctimas, ubicado en el corregimiento de Juan Mina.
00:20

Obras complementarias retrasaron la entrega de la sede, que...

Más de 15 impactos de bala recibió el vehículo en el que se movilizaban Chávez Padua y Mendoza Mendoza.
00:20

El jefe de la Mebar y el alcalde Char dejaron entrever,...

La escritora Marvel Moreno (Barranquilla, 1939 - París, 1995).
00:15

Plinio Apuleyo Mendoza, exesposo de la escritora...

00:10

Joven denunció discriminación debido a que no la dejaron...

Aspecto de las viviendas del proyecto habitacional ‘Candelaria Real I’ que aún no han sido entregadas.
00:05

Personas del municipio denunciaron que habrían “colados” en...

Un campesino realiza labores de inspección de cultivo en Manatí
00:05

Campesinos del sur del departamento, en carta enviada al...

La poeta y novelista colombiana Piedad Bonnett.
00:01

La escritora conversó sobre el duelo.

El colombiano Eléider Álvarez estuvo en Cartagena en una charla con niños.
00:00

El boxeador colombiano, campeón de los semipesados, se...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

Algo muy grave

Sin duda, esta nueva ola de violencia ahora contra líderes sociales debe llevar de inmediato a asegurar por parte de las autoridades pertinentes la protección de esas personas con capacidad de liderazgo que siguen peleando por los derechos de los desprotegidos. También es fundamental entender quién o quiénes están detrás de estos asesinatos que no pueden seguirse tomando como casos aislados ni independientes de realidades estructurales que continúan generando violencia en nuestro país. Pero hay algo muy grave que no puede de ninguna manera dejarse de lado: esos elementos de nuestra idiosincrasia que no permiten que las profundas diferencias que existen en nuestra sociedad se resuelvan de manera pacífica.

Esta sí es una responsabilidad de todos, de los analistas, de los individuos, de los distintos grupos que conforman la sociedad civil. Tiene que haber factores objetivos que explican nuestra incapacidad de vivir en paz. Las guerrillas no son de ninguna manera la explicación total, y por ella el llamado posconflicto sigue siendo un período de asesinatos en serie y un punto fundamental de lideres que no pertenecen a los sectores ricos de este país. ¿Qué hay detrás del cruel asesinato de mujeres y hombres que tenían voz en su comunidad, que luchaban por el bienestar de esos grupos de población que aún no ven su derecho al buen vivir como una posibilidad real?

Si a esta característica de esta nueva fase de crímenes que ha alcanzado una cifra inexplicable se le agrega la profunda indiferencia de quienes tienen que garantizar la vida de todo colombiano y de los sectores que manejan el poder económico y político, es evidente que algo muy serio ocurre entre los colombianos. La profunda segmentación de nuestro país quizá es lo que explica que existan “buenos muertos”, como ya lo han dejado ver algunos de nuestros dirigentes de extrema derecha. Esta reacción solo puede tener dos posibles explicaciones.

La primera es que los colombianos no nos vemos a nosotros mismos como iguales, sino que algunos sectores creen que por su dinero o su poder tienen más derechos que los otros. La segunda es que la concentración del ingreso y de la tierra que nos caracteriza se ha convertido en un inamovible y que aquellos que la concentran ven como una amenaza cualquier posibilidad de perder sus inmensos privilegios.

No se sabe cuál de las dos explicaciones podría ser peor, porque demuestra que la semilla para seguir en una guerra está dada ante la imposibilidad de acabar con lo que nos separa. En síntesis, aceptémoslo o no, estamos ante un país enfermo de manera que hasta que no lo reconozcamos y actuemos en consecuencia, la paz seguirá estando lejana de nuestras posibilidades. Una enfermedad grave nos aqueja y lo primero que debemos hacer es reconocer que estamos llenos de odios y de temores a perder esas profundas ventajas que tenemos pocos y que amplios sectores privilegiados están dispuestos a todo menos a ceder. Que tristeza.

www.cecilialopez.com

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1