¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Mil disculpas

Por su historia, por lo que representa, por lo que divierte sanamente y por lo que genera, el circo como institución merece respeto.

Hija del vocablo griego “Kirkos”, y traída al latín como “circus”, la palabra hace referencia a un espacio circular u ovalado en el que se desarrollaban en principio carreras de caballos y luego, particularmente en la Antigua Roma, se le unieron otras atracciones como peleas entre gladiadores o contra animales traídos de otras tierras.

Al circo se le colgaron los espectáculos de acrobacia y saltimbanquis que han existido desde civilizaciones milenarias. Otras fuentes históricas dan especial relevancia a los artistas que en la Edad Media viajaban de pueblo en pueblo con sus divertidas y arriesgadas rutinas. Esas mismas fuentes sitúan en el siglo XVIII el nacimiento del circo moderno, en un escenario circular con precarias gradas de madera donde se situaban los asistentes para disfrutar de un show de caballos, acrobacia y teatro.

La fascinación por el circo ha facilitado su especialización y profesionalización; al punto que hoy no son pocas las compañías multinacionales dedicadas al mismo, con artistas formados desde pequeños, exigentes coreografías y unos montajes tan exuberantes como costosos. El muy famoso Circo del Sol es el ejemplo más claro de los alcances y trascendencia que el circo como arte y como empresa puede lograr. Y sin importar el tamaño del show, las sensaciones y sonrisas que produce un buen espectáculo de circo se guardan con afecto en el baúl de los recuerdos.

Por su historia, por lo que representa, por lo que divierte sanamente y por lo que genera, el circo como institución merece respeto. Que lo comparemos con el Congreso o con cualquier rama del poder en este país ofende tan noble tradición. Imposible que lo del pasado lunes con la instalación del periodo legislativo pueda equipararse a lo que un circo pretende. Si de metáforas se trata, podríamos remitirnos a algún anillo de los infiernos de Dante: La caótica pasada a lista, las recurrentes referencias a los “rincones de la patria” desde donde se conectaban los congresistas cuando la señal los dejaba en un país donde la banda ancha es estrecha y donde la Ministra TIC no sabe explicar lo que significa 5G (sin contar que las fallas de conexión parecían concentrarse en el recinto del Congreso con los que estaban presentes), la instalación de las sesiones en dos tiempos porque al Presidente se le olvidó mencionarlo en el libro de cuentos que leyó como discurso, la escogencia de un delfín e investigado ausentista con poca o nula participación histórica en discusiones relevantes como Presidente del Senado, el que ese mismo recién estrenado Presidente apure las votaciones de la mesa porque “ya llevamos 4 horas”; y como colofón la Vicepresidenta trina un video donde su “Jefe” llama “la vieja esa” a la dirigente de la oposición que ejerce el derecho de réplica.

Expreso mis sinceras disculpas a todos los relacionados con el noble oficio del circo por haberlo comparado alguna vez con el Congreso. Ustedes no merecen eso. Lo siento de verdad.

asf1904@yahoo.com

@alfredosabbagh

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Javier Castell Lopez

Carmelo Valencia

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdad

Leer
Enrique Dávila

Nasobuco, esguañañao

¿Por qué la palabra nasobuco solo se maneja en Cuba y en Colombia desapareció? Rodolfo Gómez Peralta, B/quilla

No pude comprobar que nasobuco, sinónimo de tapaboca o mascarilla, se use o se haya usado en Colombia. Se trata de un neo

Leer
Indalecio Dangond

¿Qué harías con $2.2 billones?

Después de varios debates, esta semana las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto General de la Nación para la vigencia del año 2021 por un monto de $ 313,9 billones, de los cuales el 59%

Leer
Marcela Garcia Caballero

90 años de verdadero amor

De vez en mes escribo columnas que se alejan de la dolorosa realidad nacional. De vez en mes me gusta escribir sobre historias que reflejan las carencias que hay en nuestra sociedad. De vez en mes me gusta escribir sobre el amor. Ese que tanto bus

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web