Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Mentira

Cuesta creer que no estamos viviendo una especie de déjà vu causado por el chasquido de los dedos de algún maligno ser hambriento de venganza: Centenares de líderes sociales asesinados  y otros tantos amenazados, periodistas que tienen que huir por hacer su trabajo y otros que creen que su trabajo es lavarle la cara al poder de turno, un (¡por fin!) renunciado fiscal que ahora quiere posar de adalid de la dignidad, arreglos sin desfachatez por encima de la mesa para repartirse el país y acabar con el proceso de paz, falsos positivos y una angustiante sensación de que lo peor no ha llegado todavía. Toca acudir a los libros de historia y a los registros de la época para saber si en la década de los 50 del siglo pasado este pedazo de suelo que suponemos nuestro estaba tan polarizado como ahora. Estamos haciendo fogata encima del polvorín sin agua ni extinguidor.

Y en este oscuro panorama, el domingo pasado en prensa nacional se publicó una nota pequeñita, de esos pies de página que a veces no se leen, y donde se anotaba que la Misión de Observación Electoral (MOE) alertaba sobre el particular aumento en el número de inscritos a votar en el departamento del Atlántico. Según lo allí leído, el promedio de votantes supera la media nacional en un 207 por ciento. A menos que en un milagroso ejercicio de conciencia democrática los electores del departamento hayan decidido acudir en masa a los puestos de zonificación para depositar su riguroso, pensado y convencido voto cuando toque; lo que estamos viendo es, otra vez, un ejemplo de las vulgares prácticas con las que los tragaldabas politiqueros de siempre preparan su, otra vez, desembarco filibustero en las orillas de lo público. Y otra vez, para variar, no va a pasar nada. O bueno…puede que designen otra Merlano en la que descargar la atención. Como tantas veces se ha dicho, ellos no son pendejos.

A este dato de la MOE sumemos el que, por lo menos hasta ahora, poco o nada se ha escuchado de propuestas de candidatos. Lo que se habla, publica, comenta y discute gravita alrededor de los apoyos políticos que a cada uno rodean: Que a este lo apoyan tales, que a aquel lo apoyan aquellos, que se unieron los de allá para apoyar a la de acá, que no-se-quién es ficha de ya-sabemos-quién, que ese no tiene la maquinaria que tiene el otro, que tales “casas” se unieron, que se sentaron a manteles los grandes jefes… ¿Y las ideas? Bien, gracias. Slogans reciclados, lugares comunes conceptuales, continuismo decretado. La foto que vende es la de las manos juntas levantadas en la tarima mientras sonríen. Ellos, como siempre, se van a reír con lo que el resto llora.

Por más pesimista que suene, la nuestra es una democracia de humo adormecedor y a la vez asfixiante. Esto es una mentira. Y lo va a seguir siendo mientras la sociedad civil, en serio, no se sacuda del letargo. Ojalá quede algo de país cuando eso pase.

Y sigamos resistiendo.

asf1904@yahoo.com     

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web