¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Esta tele

Salen del cajón frases como “se está escribiendo la historia” con dramática relevancia en los actuales momentos. Y como esa, “ninguna prevención es poca”. Como sociedad civil lo que nos corresponde es acatar las indicaciones que médicos y autoridades consideren necesarias y ser solidarios con quien lo requiera. Que el aislamiento preventivo no nos quite la humanidad. 

En ese aislamiento la televisión retoma fuerzas como un medio relevante de información y entretenimiento. Superada la confusión sobre la televisión como medio y el televisor como aparato, es claro que los contenidos audiovisuales se han tornado ubicuos, y que el éxito de los mismos pasa precisamente por su capacidad de adaptación a distintas ventanas y contextos; todo alrededor de lo atractiva o pertinente que sea la historia que se cuenta.

Y desde allí, aprovechemos para retomar la discusión sobre el rol que la televisión pública en general y la regional en particular deben tomar en esta era de digitalización extrema e intoxicación informativa. Aunque decirlo parezca llover sobre mojado, una enorme mayoría de estudios de academia e industria apuntan a que el consumo tradicional de televisión tiende a disminuir generacionalmente en proporción similar al aumento del consumo en plataformas mal llamadas “alternativas”. Por ende, seguir pensando en generar contenidos para una sola pantalla cada vez más avejentada limita las posibilidades de cautivar nuevas audiencias. Ahora bien, ello no implica olvidar tanto las capacidades como las necesidades del televidente que durante años se ha sentado, y lo seguirá haciendo, frente a la pantalla en la sala de su casa. Se trata de buscar un justo equilibrio, siempre alrededor de producir historias pertinentes y entretenidas.

Y allí entra en juego el elemento diferencial de la televisión regional, que no es otro que el contenido basado en las historias y experiencias cercanas. Por alguna razón que particularmente considero errada, pareciera mirarse peyorativamente esta TV cuando centra su mirada en el entorno, y pareciera también que se sintiera obligada a copiar las fórmulas de la televisión comercial para generar rating. Ninguna de las dos cosas funciona. Lo que hace única y particular a la televisión de cercanía es precisamente eso, la cercanía. Contar con códigos narrativos universales las historias locales no solo es posible sino necesario. Ejemplos tenemos en todas partes. La audiencia reclama buenas historias. Eso es lo fundamental. 

Y cumplido eso, la televisión local y regional puede y debe convertirse en laboratorio creativo para proponer maneras distintas de contar, acercarse y convencer a la audiencia. Repetir sin recursos suficientes lo que otros han hecho con éxito conducirá inefablemente a comparaciones de las que seguramente no se saldrá bien librado. Apostarle a narrar de otra manera ayudará a atraer a audiencias dispares y fragmentadas.

La tele de ayer no es la de hoy. Esa es otra frase de cajón cierta. 

asf1904@yahoo.com
@alfredosabbagh

Más Columnas de Opinión

Simón Gaviria

Mínimo vital ambiental de agua

La presión social le puede dar el empujón final al mínimo vital de agua: la posibilidad que un hogar necesitado consuma un mínimo gratuito. Varias ciudades ya asumieron el costo y lo implementaron. Aunque la variedad de criterios de implementa

Leer
Alberto Martínez

In memoriam

De su agonía solo supieron el médico y la enfermera en turno.

Cuando ingresó a la clínica, sentía que la garganta se cerraba. Le dijo a la hija que ni siquiera podía tragar saliva.

Respiraba por la boca. La nariz estaba t

Leer
Cecilia López Montano

Asesinato de líderes

No hay disculpa posible y es tan grave este desangre de quienes en medio de tantas limitaciones interpretan las necesidades de sus sectores, que ya tenemos encima los ojos de organismos internacionales. Pero no, el gobierno no solo no reconoce est

Leer
Nicolás Renowitzky R.

¡Estoy “3-15”!

Y lo confieso, hoy estoy escribiendo esta, por primera vez en 40 años, con algo más de un par de traguitos entre pecho y espalda. Es que acaba de terminar nuestra reunión semanal con los muchachones de “Mas Barato”, grupo de amigos que nos

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web