El Heraldo
Opinión

No cualquiera puede ser periodista

Al aire, entrevista con el senador Jonatan Tamayo.

El tema: proyecto de ley del periodista.

La iniciativa había sido aprobada por la Comisión Sexta de Senado en la sesión de la noche anterior.

Había confusión. Tamayo, el ponente, podría aclararlo todo.

Pero quienes fungían como periodistas no iban solo con esa intención. Era claro que no les gustaba el proyecto. En vez de preguntar, como lo harían los periodistas, fustigaban.

Tamayo, acorralado, se puso nervioso y fue impreciso en las respuestas. Y solo atinó a salir del trance con una vieja estrategia de evasor: “no le escucho muy bien, hombre… aló, aló”. Y colgó.  

Minuto seguido, los entrevistadores hicieron una parodia de la situación y se mofaron públicamente del senador. 

Las risotadas y los sarcasmos llenaron la mesa de trabajo.

Evidentemente rechazaban las exigencias para ejercer la profesión y la intromisión del Gobierno en la libertad de expresión. Lo segundo era entendible, aunque ya venía en camino un ajuste para afinar la conformación del Consejo que Tamayo no pudo explicar. Lo primero, animaba un gran debate.

Si bien el artículo 20 de la Constitución Nacional determinó la libertad de todos los colombianos de recibir y dar información, cualificó el derecho. Su referencia no es a cualquier tipo de información, sino a la que reúne condiciones de “veracidad e imparcialidad”.

Resulta claro que el ejercicio de “dar” debe estar en manos de quienes puedan garantizar las valoraciones correspondientes, vale decir, encontrar, sopesar, ponderar, contrastar, equilibrar, contextualizar información útil para la toma de decisiones de los ciudadanos.

De entrada, la deducción nos llevaría a los 157 programas o facultades de periodismo o comunicación, que según el Ministerio de Educación están activos en todo el país. 

Sobre todo, porque otro artículo de la Constitución, el 73, define que esta es una actividad profesional.

No hay otra profesión con nombre propio en la Carta. En contraste, podría ser la que más migración recibe de otras disciplinas e, inclusive, de quienes carecen de profesión.

¿Cómo le van a pedir tarjeta o título profesional a Juan Gossaín o Yamid Amat? Preguntaron, con toda razón. 

Pero, ¿cómo no hacerlo con los brujos, guacharacos y exfutbolistas que fungen ahora como los expertos detrás de un micrófono?

A ellos, a los que han construido la historia del periodismo del país, hay que rendir todos los honores; los profesionales que renuncian a sus disciplinas para asomarse a la nuestra, tienen que pasar por un proceso de homologación de planes de estudio o formarse a través de posgrados pertinentes; los que no tienen ningún título, definitivamente deben estudiar periodismo. 

Es la manera de ponerle orden a este caos y profesionalizar una actividad en la que muchos se creen periodistas cuando en verdad fungen como bufones. 

albertomartinezmonterrosa   @gmail.com
 @AlbertoMtinezM 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

Alfabeto, Psique, coralibe

¿Alfabeto y abecedario son lo mismo? B. E. Ossa, Barranquilla

 Lo son. Abecedario proviene de los nombres de las cuatro primeras letras: a, be, ce, de. En el caso de la ‘de’, el sufijo latino -arius (en español -ario) o ‘con

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

La última legislatura

Todos los años para esta época suelo escribir sobre el mismo tema. Las iniciativas o proyectos de Ley que me gustaría ver tramitándose en el Congreso de la República, para mejorar la productividad y competitividad de nuestro sector agropecuar

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

Feminismo condicionado

Cuando me preguntan que si soy ‘feminista’, nunca sé a ciencia cierta qué responder, pues creo en la causa del feminismo, creo que las mujeres nacimos para cumplir todos nuestros sueños, creo que debemos tener los mismos derechos que los ho

Leer
El Heraldo
Karen Abudinen

La conectividad y su poder transformador

A lo largo y ancho de Colombia, en cada una de sus regiones, hay historias de vida donde se funden la curiosidad, la innovación, la creatividad y el emprendimiento con la tecnología y la conectividad. El resultado es el descubrimiento de oportun

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.