El Heraldo
Tomada de Twitter @Lalidevuelta_
Colombia

Lo que se sabe del caso de colombiana raptada por exconvicto de EE. UU.

Lina Cruz habría sido secuestrada por Jason Monroe Smith, capturado en 2019, en Arizona, por tortura sexual y secuestro contra otra mujer. En 1990, también fue capturado por un caso similar.

Lina Cruz, una colombiana residente en México, sería la nueva víctima de Jason Monroe Smith, un exconvicto estadounidense capturado en el 2019 en Arizona, por secuestro y tortura a otra mujer en Estados Unidos.

Así lo revelaron familiares de Cruz en Colombia, quienes desde el 24 de diciembre de 2021 perdieron contacto con ella, luego de una videollamada en la que Lina apareció solo unos segundos.

Según su hermana gemela, Paula Cruz, la vida de Lina dio un vuelco hace un año y tres meses, cuando se cambió de vivienda, de ciudad y consiguió pareja, un ciudadano estadounidense que, al parecer, la tiene secuestrada.

Cuando Cruz cambió de ciudad su comportamiento no fue el mismo, según su familia. Pese a que dijo que se mudaría a Ciudad de México, a los pocos días, cuando volvieron a saber de ella, les informó que estaba viviendo en Monterrey, ciudades separadas por más de 705 kilómetros.

Otro detalle que prendió las alarmas en la familia es que Lina compartió unas fotografías del apartamento en el que ahora vivía, pero no la dirección.

Tras conocer el nuevo paradero de Lina María Cruz, familiares aseguran que no sabían cómo había llegado ni con quién estaba viviendo ahora.

De acuerdo con su hermana gemela, ella les aseguró, en los chats que tenían, que llegó en carro y que no les podía decir con quién estaba viviendo, también les dijo que no podría salir porque la habían dejado sola y no tenía llaves del lugar, por lo que pidió que le llevaran comida hasta su nueva vivienda. Esa fue de las últimas veces en las que, según cuentan, pudieron chatear directamente con ella.

Unas semanas después de ese episodio, Paula, la hermana de Lina, asegura que su gemela dejó de tener celular y empezó a comunicarse desde el teléfono de Jason Monroe Smith, su nueva pareja.

Relató que las conversaciones eran en horas específicas y también eran mensajes confusos, sin ningún orden lógico o eran imágenes de libros o pinturas que no entendían.

Un día Lina se comunicó con su familia mediante celulares de desconocidos para avisarles que necesitaba un vuelo de Monterrey a Ciudad de México; una vez allí, les dijo que necesitaba ir a Colombia, pero que no tenía pasaporte y que necesitaba ayuda.

Fue así como una amiga de Paula se encontró con ella y, de acuerdo a la familia Cruz, el hombre apareció en una camioneta para llevarse a Lina, quien le habría comentado a la amiga que debía irse con él, al tiempo que le pidió no decir nada.

Cuando volvieron a tener contacto con Lina María, enviaba fotos de ella golpeada y algunos mensajes explicándoles que no sabía dónde estaba y que no podía hablar mucho porque era peligroso y le podía pasar algo.  Luego de eso, la comunicación comenzó a ser cada vez más esporádica hasta que perdieron contacto en enero de 2021.

Un mes después Lina apareció nuevamente escribiendo desde el celular de Jason Monroe con mensajes algo confusos en los que acusaba a su expareja y a algunas de sus amigas de que lo que le estaba pasando, el presunto maltrato que estaba sufriendo, era una venganza ordenada por ellos.

Paula Cruz relató además que su gemela les contaba que le inyectaban cosas en la nariz y que la golpeaban. Esos mensajes continuaron hasta abril de 2021, cuando Lina les escribió que si no volvían a saber de ella no la buscaran ni hicieran nada porque podía ser peligroso. Esa fue la última vez que hablaron con ella.

Cinco meses después una de sus hermanas escribió nuevamente al número de Jason Monroe diciéndole que querían verla, a lo que el hombre les dio a entender que aceptaba, pero no les envió su dirección real, sino una ubicación en la zona de Playa del Carmen (México), esta fue remitida a la Cancillería, Embajada y a la Asociación de Mujeres de Solidaridad y allí no los encontraron.

Sin embargo, siguieron insistiendo hasta que él les compartió una foto de Lina en la que, según Paula, estaba irreconocible, pues no tenía pelo ni cejas y sus ojos se veían extraños. Un último contacto entre las hermanas se dio el 24 de diciembre de 2021, cuando Lina apareció unos segundos en videollamada. No obstante, su hermana Paula asegura que no la reconoció.

La hermana de la víctima afirmó que han hecho múltiples llamados a la Cancillería de Colombia y a la Embajada de México, pero les han dicho que deben ir a ese país para interponer las acciones legales correspondientes.

La joven creó una cuenta en Twitter para difundir el caso de su hermana, con el fin de encontrar cada vez más caminos que la lleven junto a la joven.

Paula Cruz indicó que tiene miedo de movilizarse a México precisamente por los antecedentes expuestos sobre Monroe Smith, por lo que espera recibir apoyo.

Asimismo precisó que Lina María fue diagnosticada hace cinco años con un síndrome de trastorno bipolar, por lo cual debe tomar medicinas para evitar cualquier tipo de episodio propio de su condición.

¿Quién es Jason Monroe Smith, acusado de tortura sexual?

Jason Monroe Smith fue capturado el 6 de mayo de 2019, por la Policía de Scottdale, Arizona, tras haber sido denunciado por una mujer que estaba secuestrada en el sótano de su casa, en la calle 94 con Thunderbird Road.

La mujer le contó a la policía que conoció a Monroe Smith en una aplicación de citas. Según los informes, dijo que sus encuentros eran normales, pero que estaba al tanto del "estilo de vida alternativo" de Smith, que describió como "50 sombras de Grey ".

La víctima no tenía hogar en el momento en que accedió a mudarse a la casa de Smith, quien supuestamente la obligó a firmar un contrato que decía que no se le permitía tener trabajo ni dinero. También la obligó a dormir en una jaula, le puso un collar eléctrico y la electrocutó en múltiples ocasiones.

La mujer también le dijo a los detectives que el contrato establecía que él podía "usar toda la fuerza que quisiera contra ella" y que ella tenía que referirse a él como "amo" y a ella misma como "la esclava". Cuando le dijo a Smith, no quería para firmarlo, la amenazó con echarla de la casa.

La víctima pudo comunicarse con una mujer que vivió en la casa durante un período de tiempo y conocía a un compañero de trabajo de Smith. Esta mujer y su madre ayudaron a la víctima a escapar y contactaron a la policía.

Según los informes, la víctima mostró fotos policiales de sus heridas, que según los detectives parecían mostrar huesos rotos, hematomas y otras lesiones.

Por este hecho, Smith fue acusado de secuestro y agresión agravada, pero pagó una fianza de $250,000, y se le ordenó usar un monitor de tobillo y no tener contacto con la víctima o los testigos.

Según los fiscales del caso, Smith había sido arrestado por algo similar en la década de 1990.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.