El Heraldo
Jorge Enrique Pizano, auditor del Consorcio Ruta del Sol II, denunció los sobornos de Odebrecht.
Colombia

La novela negra tras la muerte de Jorge Pizano

Con la renuncia del director de Medicina Legal, Carlos Valdés, tras admitir errores en los reportes forenses del proceso, un nuevo velo recae sobre la investigación por la muerte del auditor de la Concesionaria Ruta del Sol II, quien reveló desde 2015 las sospechas que tenía de los sobornos que estaba pagando Odebrecht.

Un nuevo giro dio esta semana el cada vez más extraño caso de la muerte de Jorge Enrique Pizano con la renuncia del director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, por el manto de dudas que ha recaído sobre las pesquisas a raíz de las declaraciones erróneas del dimitido funcionario, que además habían encontrado contradictores dentro del propio ente forense.

Pizano, auditor del Consorcio Ruta del Sol II, denunció ante la empresa accionista –donde trabajaba el hoy fiscal general– los sobornos de Odebrecht, y sobre su muerte, por aparente infarto el pasado 8 de noviembre, se enfiló una investigación luego de que su hijo, Alejandro, al volver del sepelio, muriera al ingerir cianuro de una botella que se encontraba en el escritorio de su padre.

Valdés, subalterno del fiscal general, había dicho que en una toalla encontrada en el lugar de la muerte de Pizano –su finca de Subachoque– había sangre del auditor y que en ella no se encontraron rastros de cianuro, por lo que la conclusión era que Pizano no había ingerido la sustancia mortal, y eso se confirmaba al analizar también saliva del ‘controller’ sin que arrojara positivo para cianuro, lo que desvirtuaba un posible envenenamiento, posiblemente, para silenciar sus denuncias.

Pero Javier Oviedo, el presidente del sindicato del ente forense, desmintió a Valdés al señalar que no era posible establecer en los tejidos de Pizano si había o no cianuro, ya que habían sido conservados en formol, lo que científicamente imposibilitaba el hallazgo.

Pero Valdés dijo que Oviedo se equivocaba. Sin embargo, al final, quien admitió el error fue el propio director de Medicina Legal, quien señaló además que Medicina Legal no daba fe de la causa de la muerte de Pizano.

El problema en medio de todas estas investigaciones es que Pizano fue cremado por la familia, dado que su muerte fue dictaminada en un principio como “natural”, y ya no es posible recoger más muestras para el análisis forense.

Pruebas

 A esto se le suma el hecho de que la Fiscalía tuvo los elementos probatorios recogidos en la finca de Subachoque, incluido el tarro de cianuro, durante cinco días, cuando debía legalizarlos en un plazo máximo de 36 horas. Y ahora los jueces han dicho que no serán admitidos en el proceso, por lo que la misma Fiscalía anunció que interpondrá una acción de tutela para poder usar dichas evidencias en el expediente.

Ese tarro de cianuro, de acuerdo con el ente acusador, fue comprado en una tienda capitalina y tenía, dijo el organismo, ADN de Pizano, al igual que las dos bolsas en que se lo habrían vendido.

Pizano era el ‘controller’ de la Concesión que se ganó la carretera que uniría el centro del país con el Caribe. Pero la Concesión se la ganó tras los sobornos por $84 mil millones que pagó Odebrecht. Y Pizano denunció sospechas de estos hechos ante otro de los accionistas, Corficolombiana, cuyo socio mayoritario es el Grupo Aval, para el cual trabajaba en temas jurídicos Néstor Humberto Martínez, hoy titular de la Fiscalía.

Entrevista

Tres meses antes de morir, el auditor concedió una entrevista al noticiero televisivo capitalino ‘Noticias Uno’, con la condición de que su publicación se hiciera luego de su muerte –tenía un cáncer linfático– o después de que consiguiera salir del país protegido como testigo de los Estados Unidos. Entrega Pizano además unos audios que dan cuenta de que Martínez Neira conocía de las sospechas del ‘controller’ desde 2015, antes de asumir como fiscal.

“Todos mis informes relacionados con mi trabajo, que eran mi deber, están afectando a muchas personas. Me volví incómodo para muchas personas, entre ellos aquellos que fueron condenados por los contratos irregulares de la Ruta del Sol. Pero a raíz de esas irregularidades, por obvias razones yo debía informarles a los socios minoritarios, que eran Episol y Corficolombiana. (…) Empecé a observar que no me informaban de la totalidad de los contratos, (…) empecé a detectar que los objetos se duplicaban, que los entregables no estaban y así fue cómo se empezó a realizar la investigación por mi parte. Yo simplemente informé a mis superiores”, dijo en ese momento Pizano.

Al escuchar las dudas del auditor, Martínez le respondió, de acuerdo con los audios registrados: “Estamos en el problema que no sabemos en qué estamos metidos (…). No sabemos si es que les están dando plata a los paramilitares. Si hay corrupción, se la están robando ellos de hijueputas ladrones (…). Venga, le digo cuál es la tesis que estamos trabajando: no sabemos si estos hijueputas están pagando coimas desde aquí para gobiernos extranjeros y no sabemos si están pagando coimas aquí al Gobierno colombiano”.

“Usted se metió en esto y el único huevón que va a terminar es usted, hijueputa, (risas)”, concluye el abogado.

El fiscal, ahora, ha dicho a medios que no hizo nada al respecto porque “uno no puede denunciar sin saber a quién iba dirigido aquello (…) Yo, como asesor jurídico del Grupo Aval y de Corficolombiana, estaba obligado a mantener el secreto profesional”.

Y en un debate en la plenaria del Senado a finales del mes pasado, el ente investigador publicó un audio en donde Jorge Pizano afirmó no tener conocimiento de hechos delictivos o pagos anómalos hechos antes de enero de 2017. Y agregó que “en vida, Jorge Enrique Pizano dijo que no conocía de delitos” y que en enero 23 de 2018, “Pizano reconoció que no encontró alguna anomalía que constituyera delito”.

Ahora, con la renuncia de Valdés, reconocido por la mayoría de colombianos por haber realizado una labor esmerada en Medicina Legal, y sobre todo por ser un experto en la materia –lo que genera aún más suspicacias ante las omisiones y errores que admitió tener–, este proceso se echa encima un nuevo velo, que sumado a todos los que tiene encima, impide un poco más la entrada de la luz al caso.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Grupo Aval
  • Jorge Pizano
  • Medicina Legal
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.