Diabetes: un asunto de prevención

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Tienes 5 artículos gratis restantes

    Regístrate a EL HERALDO y disfruta de contenido ilimitado y muchos beneficios.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

14:45

Se plantea un descuento del 9% sobre la renta y...

14:42

Froome será enviado ahora a un centro de...

14:39

El seleccionado que dirige el colombiano Reinaldo Rueda es...

14:34

El jugador se lastimó luego de haber ingresado como...

14:17

En esta investigación también fueron procesados el...

14:08

La iniciativa beneficia a 250 familias de nueve veredas y...

14:01

El dispositivo LightSail 2  fue desarrollado por la...

14:01

Tomando las riendas del equipo B del Real Madrid, el que...

13:27

El palacio de Kensington explicó que “su objetivo es...

13:14

Los habitantes tuvieron que abandonar sus hogares, según la...

María A. muestra el glucómetro que lleva siempre.
María A. muestra el glucómetro que lleva siempre.
María A. muestra el glucómetro que lleva siempre. Foto: Hansel Vásquez

Diabetes: un asunto de prevención

María A. Borrás cuenta cómo la sorprendió la enfermedad y la forma en la que la mantiene a raya.

Por: Estefanía Fajardo De la Espriella @Estefaniafd

Temas tratados

María A. Borrás cuenta cómo la sorprendió la enfermedad y la forma en la que la mantiene a raya.

María Alejandra Borrás tiene 24 años. Fue la primera reina del Carnaval del Atlántico y toda su vida la ha dedicado al baile. Es comunicadora social de profesión y unos exámenes de rutina la llevaron a un diagnóstico que no esperaba: diabetes. 

“Comenzó raramente porque yo me hacía exámenes de rutina. Siempre estoy pendiente de eso. Cuando me entregaron los exámenes me sale que tengo la glucosa elevada y se los llevo a mi médico general”, cuenta María Alejandra. Podía ser por el mango de la noche anterior y por eso se elevó el azúcar, supuso.

La duda quedó y fue donde otro doctor. “Él revisa los exámenes y se sorprende, tenía elevada la hemoglobina glicosilada. Me asusté y mi mamá también”, recuerda, eso fue para agosto del año pasado. Antes de comenzar cualquier tratamiento había que hacer otros exámenes, decían lo mismo, entonces acudió a otro laboratorio porque podría ser que la tercera era la vencida, pero no. Salió lo mismo.

“Me dijeron que tenía azúcar alta, y lo raro es que me cuido hace mucho tiempo. Soy bailarina, deportista y entregada al ejercicio. Soy saludable, no tomo gaseosas o jugos, nada que tenga azúcar, y no hago dieta, se trata más bien de un hábito”. Y así pasó por varios médicos pues no podía imaginar que tuviera problemas con el azúcar. Según los análisis, ella era diabética. ¿La causa? Hereditaria.

“Soy activa deportivamente, delgada, como saludable, por ahí no había nada. Empezaron a preguntar y sí, mis abuelos sufrían de diabetes”, destaca. Para ella fue complejo aceptar este diagnóstico por todo lo que implica el tratamiento, cambios en su estilo de vida y algo fundamental, precaución con los temas de baile y Carnaval. “Ahora lo digo normal, que soy diabética. Aunque prefiero decir que tengo serios inconvenientes con el azúcar, ella y yo no nos llevamos muy bien”, cuenta entre risas.

 “La parte más importante del tratamiento es la alimentación”. Joaquín Armenta Endocrinólogo

- Tipos de diabetes -

Aunque se podría pensar que teniendo una vida activa y no siendo obeso se está exento de un diagnóstico como este, no es del todo cierto, el factor hereditario también debe importar, por lo cual hay que tenerlo presente. Joaquín Armenta, presidente de la Federación Colombiana de Diabetología, explica que existen cuatro tipos de diabetes: tipo 1, tipo 2, gestacional y asociada o secundaria.

La diabetes tipo 1, dice, es la que desarrollan fundamentalmente los bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes. “Su componente hereditario no es tan importante, pero sí tiene un condicionante genético relacionado con lo que se llama haplotipos de riesgo, que quien los posea tendría mayor predisposición a desarrollar este tipo de diabetes”.

En esta se destruye la fábrica de insulina (célula beta del páncreas) y eso lo hace el propio sistema inmunológico del paciente. “Este es el tipo de diabetes más complicado de manejar porque necesita insulina desde el principio y para siempre”, explica Armenta argumentando que un diabético de este tipo “no necesita la insulina para bajar el azúcar, la necesita para estar vivo, su vida depende de la insulina”.

Es importante mencionar que se puede desarrollar este tipo de diabetes incluso si la persona lleva una vida saludable. “Y es el tipo de diabetes que exige mayor tipo de cuidados y controles”.

La tipo 2 es la que tienen la mayoría de los diabéticos, y antes era considerada de “viejos”, dice el endocrinólogo, destacando que la preocupación particular de los especialistas es que cada vez la tienen más jóvenes de la comunidad, incluso niños.

“Está muy ligada a sobrepeso y obesidad, y tiene un fuerte componente hereditario y familiar. Lo que significa que en familias donde existan varios diabéticos de este grupo la descendencia tiene alta probabilidad de desarrollar la  enfermedad. Estos son la mayoría”, asegura Armenta.

El tercer tipo de diabetes es la gestacional, que es la que se desarrolla durante la gestación. También se asocia a sobrepeso y obesidad, y puede afectar al bebé y al curso del embarazo. Y finalmente la diabetes asociada, es la única diabetes curable porque se desarrolla como consecuencia de un proceso concreto que curándolo se da solución a esta.

- Decisión difícil -

Al no poder controlar en principio la diabetes de María Alejandra, la orden fue no salir en Carnaval. Tenía el azúcar demasiado elevada y no se podía arriesgar a esas jornadas en la Vía 40. “Eso es lo que me hace sentir viva”, dice. La solución entonces fue un acuerdo entre su familia, su equipo médico y ella. “Desfilé con supervisión médica, con dudas, pero sabían que eso me hacía feliz. Mi papá decidió acompañarme”.

Si a sus compañeros les daban bocadillo o bebidas hidratantes, ella tenía que buscar otra manera. “Entonces me hidraté con suero y uchuvas”.

“Me le medí y lo disfruté como nunca”, dice. Terminó su labor, el Carnaval acabó y fue feliz. Siguieron otros procesos, tratamientos, y hoy tiene lo que ella llama “un lindo botón” en su brazo.

“Yo le llamo el botón de la felicidad, porque me alivió mis dedos, es otra opción y ahora anda conmigo todo el tiempo, baila conmigo”, relata. Este mide constantemente la glucosa en líquido intersticial.

Este, explica Armenta, es un glucómetro que tiene un sensor que reemplaza los pinchazos en los dedos.  Es subcutáneo y se conecta con el celular “evita que el paciente se esté pinchando, porque deben tener determinaciones muy frecuentes para decidir qué dosis de insulina se deben poner”.

Ya hoy María Alejandra puede contar lo que ha pasado; sin embargo, destaca que no ha sido un camino fácil. “He llorado porque aún me pregunto por qué me tocó a mí si me cuido tanto. Lo que entiendo ahora es que nadie está exento de esto”.

Los cuidados que debe tener alguien que no tiene diabetes y desea prevenirla son básicamente dos, dice Armenta: “No engordarse y hacer mucha actividad física. Esto es lo más importante en prevención”.

Para los que ya están diagnosticados, “lo primero es que acepten su condición, que no se puede curar sino controlar y que entiendan que si no normalizan sus niveles de azúcar las 24 horas del día —y ojalá los 365 días del año— las consecuencias sobre su salud pueden ser desastrosas, ya que el azúcar alta daña el sistema vascular y el sistema nervioso periférico”.

“También deben saber que la parte más importante del tratamiento no son los medicamentos, sino la alimentación. Diabético que no haga un plan de alimentación estricto será muy difícil controlarlo”, señala el especialista.

Ahora la bailarina y comunicadora usa su historia para enviar un mensaje: “Hay que decirles a todas las personas que se cuiden. A cualquiera le puede pasar, sea hereditario, por mala alimentación o sedentarismo. Hay que prevenir, tener cautela”.

- Datos de la OMS -

El número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

La prevalencia mundial de la diabetes en adultos (mayores de 18 años) ha aumentado del 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014 (1).

La prevalencia de la diabetes ha aumentado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos como Colombia.

La diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores.

Aproximadamente la mitad de las muertes atribuibles a la hiperglucemia tienen lugar antes de los 70 años de edad. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco previenen la diabetes de tipo 2 o retrasan su aparición.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Ciencia
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
Vea aquí todas las noticias de la selección Colombia