Después de un año en el espacio, así cambia el cuerpo humano

El estudio compara los cambios en la expresión genética de Scott Kelly, que pasó casi un año fuera, con la de su gemelo idéntico, Mark, que estuvo ese tiempo en la Tierra.

Tomada de internet
Tomada de internet
Más contenidos
Por: Estefanía Fajardo De la Espriella @Estefaniafd

Temas tratados

Ciencia

El estudio compara los cambios en la expresión genética de Scott Kelly, que pasó casi un año fuera, con la de su gemelo idéntico, Mark, que estuvo ese tiempo en la Tierra.

Uno de los proyectos de investigación que más curiosidad ha despertado en la población es el de los gemelos astronautas y que hoy arroja una nueva luz en este proceso.

¿Qué sucede en el cuerpo de un astronauta mientras está a bordo de la Estación Espacial Internacional? ¿Cambia su cuerpo o su salud? ¿Cómo se compara con el estado de su gemelo en la Tierra? 
Diez equipos de investigación se unieron en uno solo para el proyecto Nasa Twins, un estudio integrado que analizó dos astronautas idénticos —ahora ya retirados— para analizar los cambios y efectos sutiles que pueden ocurrir en un vuelo espacial.

Esto se realizó en personas que tienen la misma genética, pero que están en ambientes diferentes durante un año. ¿Cómo? Mientras Scott Kelly estuvo 340 días en el espacio, su hermano Mark Kelly estaba en Tierra.

De esta experiencia se desprenden cerca de diez estudios en diferentes categorías, como lo son la fisiología humana, salud, microbiología y biología molecular. Y justo cuando se cumplen 58 años del primer vuelo espacial humano, este informe representa un hito en materia genómica y en las misiones futuras que aspiran llegar a Marte. 

El estudio es un análisis integrado molecular, fisiológico y cognitivo de los cambios que ocurrieron durante un vuelo espacial y fue publicado ayer en la revista Science.

“Se trata de abrir una puerta de análisis que no se podían hacer antes y que serán importantes para los astronautas cuando vayan al espacio a misiones de larga duración, como los vuelos a Marte”, aseguró Andy Feingber, director del centro de epigenética en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en conferencia de prensa mundial a la que EL HERALDO tuvo acceso.

Las muestras se recolectaron y analizaron antes, durante y después de la misión espacial por un período de 27 meses. 

Aunque el ADN de Scott Kelly no se alteró, los investigadores observaron cambios en la expresión de los genes, que básicamente se trata de la respuesta del organismo al medio ambiente. 

Kumar Sharma, MD, y Manjula Darshi, Ph.D., del UT Health San Antonio Long School of Medicine, junto con Brinda Rana, Ph.D., de la Universidad de California, centraron su investigación en las mitocondrias, claves para el suministro de energía al cuerpo, y en los metabolitos, pequeñas moléculas involucradas en el proceso de producción de energía. 

Se identificó en este análisis que un metabolito llamado lactato aumentó en Scott Kelly durante su vuelo espacial y volvió a niveles normales cuando regresó a la Tierra.

“Eso fue muy emocionante para nosotros porque el lactato está directamente conectado a la función mitocondrial”, aseguró Darshi.

¿Explicación para esto? Casi que devolviéndonos a una clase de biología escolar encontraremos parte de la respuesta. 

Cuando las mitocondrias no pueden producir la energía necesaria para las funciones celulares normales, las células cambian a un proceso alternativo denominado glucólisis, donde la glucosa se metaboliza a través de enzimas y genera lactato. 

Lo anterior le indica a los investigadores que sus mitocondrias no están funcionando normalmente en el espacio. Determinación posteriormente comparada con otros estudios y que dio soporte a esta conclusión. 

Envejecimiento

 Los telómeros son casi que los que se roban el show en este estudio. En esta parte se estudiaron los biomarcadores de envejecimiento, concretamente ellos, que acaban siendo los extremos de nuestros cromosomas, los cuales se acortan a medida que envejecemos. 

“Pueden servir como un biomarcador de envejecimiento acelerado y puede ser también un riesgo para la salud asociado con enfermedades cardiovasculares o cáncer. Así que la exposición ambiental como la radiación espacial y la microgravedad pueden actuar para acelerar la pérdida de telómeros”, explicó Susan Bailey, investigadora principal de este estudio, de la Universidad de Colorado.

Lo que hicieron fue evaluar las longitudes de estos antes, durante y después de la misión. El resultado fue un alargamiento de estos. “Así que los telómeros de Scott eran más largos durante el vuelo espacial de lo que ya eran”, agregó Bailey. Sin embargo, esto no quedó ahí. 

“Vimos luego una disminución al llegar a la Tierra. Así que esto fue una gran sorpresa”. 

Por lo cual ahora la investigación se centrará en cómo pueden estar sucediendo esos cambios en la longitud de los telómeros en los vuelos espaciales. 

Cambios en la Tierra

 Para la tranquilidad de muchos, todos los factores volvieron a la “normalidad” seis meses después de regresar a la Tierra. “Esto va a ser información esencial para saber cuán permanentes son estos cambios en vuelos de mayor duración”, dijo Michael Snyder, Ph.D., principal investigador de la Universidad de Stanford. 

Advierte que al exponer nuestro organismo a un ambiente poco normal como lo es el Espacio, este se ve sometido a diversas situaciones de estrés que abre la puerta a diferentes variaciones, “pero todo volverá a la normalidad en cuanto vuelvas a la Tierra”, recalcó.

La misión

 Se trató de una misión conjunta entre Estados Unidos y Rusia de marzo de 2015 a marzo de 2016. Durante ese tiempo estuvieron a bordo de la Estación Espacial el astronauta Scott Kelly y el cosmonauta ruso Mikhail Kornienko, todo con el fin de estudiar los efectos que produce vivir y trabajar en el espacio.   

Estos estudios, dicen los expertos, deben ayudar a determinar los riesgos de la explotación espacial y qué aspectos serán necesarios para mitigarlos, garantizar la seguridad en cada misión.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Ciencia
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web