El Heraldo
Peter Manjarrés durante la interpretación del clásico ‘Una aventura más’. Cortesía
Cesar

Hasta el cielo lloró en el homenaje a Jorge Oñate

Con altoparlantes en el cementerio y presentaciones artísticas, el cantante Jorge Oñate fue recordado a un año de su fallecimiento.

Desde muy temprano comenzaron a sonar a todo volumen este lunes las canciones de Jorge Oñate en la puerta del cementerio del municipio de La Paz, Cesar, para recordar al cantante de música vallenata en su primer año de fallecido.

Allí, con un potente equipo de sonido, se amplificaron los éxitos del ‘Jilguero de América’, en demostración del cariño que le profesan en su pueblo natal.

La entrada del camposanto lució adornada con un gigantesco afiche del artista que contenía el siguiente mensaje: “Mi pueblo La Paz, donde están las cosas que yo más quiero”. La imagen a gran escala le daba la bienvenida a propios y visitantes, a la tumba del ‘Ruiseñor del Cesar’, engalanada con arreglos florales.

En medio de los éxitos que sonaron uno tras otro desde las 6:00 de la mañana en la entrada del panteón, lugareños y seguidores, llegaron en romería a la última morada del cantante, manifestando su pesar por la pérdida del ‘Jilguero’ que tantos aportes le hizo al folclor.

Miladys Esther Torres Sierra, habitante de La Paz, manifestó que “estamos muy tristes, porque Jorge Oñate, además de representarnos musicalmente, también hablaba por nuestro pueblo, ahora estamos más desamparados que antes. Es un vacío muy grande el que nos dejó nuestro artista”.

Dijo que colocar su música en la puerta del cementerio es una muestra del cariño de su pueblo. “Estamos de acuerdo con que se haya hecho así, porque es un homenaje que le rendimos con el alma”, expresó, mientras tocaba la figura de Jorge Oñate grabada en la tumba.

Por su parte, Jorge Zuleta, residente y nativo de La Paz, afirmó que “es la primera vez en mi vida que veo altoparlantes en la puerta del cementerio, esto se hizo porque el pueblo quiere a Jorge Oñate. Es nuestra manifestación para decirle que lo estamos acompañando y lo seguimos admirando, a pesar que ya no esté físicamente con nosotros, pero si con su música”.

En las afueras del cementerio, las autoridades locales declararon patrimonio oral del municipio la obra discográfica de su hijo ilustre.

En La Paz, a lo largo del día, en cada esquina se escucharon los cantos del cantante que partió en dos la historia del vallenato al darle vida a la figura del cantante como cabeza visible de las agrupaciones.

Mientras en el salón Robles, ubicado a un costado de la carretera que conecta a La Paz con la capital cesarense, se llevó a cabo un conversatorio en el que amigos y folcloristas recordaron a Jorge Oñate desde sus inicios, contando anécdotas y pasajes de su trayectoria musical.

Recital musical por parte de sus colegas

En medio de la eucaristía oficiada a las 4:45 p.m. por el sacerdote Enrique Iceda en la plaza municipal Olaya Herrera, comenzó a llover, lo que obligó a los asistentes que colmaron el lugar a abrir los paraguas.

“Hasta el cielo llora recordando a Oñate”, dijo el Rey de Reyes Álvaro López, quien fue compañero de fórmula del fallecido vocalista.

También arribaron los hermanos Zuleta, Poncho y Emilianito, y el también Rey de Reyes Gonzalo Arturo ‘el Cocha’ Molina.

Poncho Zuleta lo recordó al pie de su tumba. Cortesía

Poncho Zuleta que visitó su tumba lo recordó al pie de su tumba. “Mi compadre Jorge que tanto quise y por supuesto seguiré queriendo, me dejo los recuerdos más hermosos y muchas enseñanzas, eres grande entre los grandes y desde el cielo sé que nos iluminas para seguir con esta tare musical hasta que Dios nos de salud”, dijo y luego interpretó Que vaina las mujeres, acompañado del acordeón de Javier Matta.

Su hijo Jorge Daniel Oñate Zuleta, agradeció el respaldo del pueblo. “Quiero agradecerles en nombre de mi familia por tener en bien el nombre de mi padre y hoy siendo su primer aniversario de fallecido, me siento respaldado por sus colegas, cada uno de ustedes lleva en nuestros corazones un gran cariño”.

Posteriormente subió a tarima el cantante Ernesto Mendoza para interpretar Paisaje de sol, de la autoría de Gustavo Gutiérrez.

El cantautor Fabián Corrales que le entregó a Oñate el tema Por volverte a ver, se sumó al tributo acompañado de la agrupación liderada por El Morre Romero. “Este es uno de mis más grandes éxitos y eso se lo debo al maestro Jorge”.

Sus hijos agradecieron al pueblo el cariño demostrado. Cortesía

Peter Manjarrés dijo presente con la interpretación de Una aventura más, de la autoría de Luis Egurrola.

Ivo Díaz, hijo del fallecido compositor Leandro Díaz, cantó para los ‘oñatista’ el clásico No me consuela nadie, de la autoría de su padre.

Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta hizo lo propio con Igual que aquella noche. “Hace 55 años comenzamos a cantar juntos en Bogotá, me mortifica cantar hoy sin su presencia, le agradezco a los pela’os que están aquí y los que no también, todos ellos deben reconocer la grandeza de Jorge y el que no lo haga es porque es chambón”.

Al cierre de esta edición se seguía realizando el tributo musical.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.