El Heraldo
La camioneta que incineraron junto al cuerpo del ganadero; la víctima Juan Felipe ‘Puro’ Ustariz; y el capturado, Ladimir Antonio Luna Cano.
Cesar

Capturan a confeso homicida del ganadero vallenato ‘Puro’ Ustariz

El aprehendido admitió que disparó contra Juan Felipe y que posteriormente ayudó a incinerar el cuerpo dentro de la camioneta.

En un operativo del Gaula del Ejército y el CTI de la Fiscalía, fue capturado Ladimir Antonio Luna Cano, quien admitió ser el homicida del abogado y ganadero vallenato Juan Felipe ‘Puro’ Ustariz, en hechos registrados el pasado 20 de enero, en zona rural de Valledupar.

El privado de la libertad, de 29 años y conocido con los alias de, ‘Ñato’ y ‘Bracho’, admitió ante un juez de control de garantías que fue el coautor del crimen. La Fiscalía 9 Seccional de la Unidad de Vida lo señala como la persona que disparó a la humanidad de ‘Puro’ y quien después ayudó a encenderle fuego a la camioneta del ganadero, con el cuerpo de este adentro.

Según el ente acusador, el día de los hechos, el ganadero Ustariz llegó hasta la finca Filadelfia y luego de realizar un proceso de vacunación de ganado detectó que faltaban algunas reses y que unos terneros se encontraban sin marcar, por lo que decidió llamar a su madre y darle parte de tal situación.

Luego de esa comunicación y pasadas las nueve de la mañana, dos sujetos llegaron hasta la propiedad, ubicada en zona rural de Mariangola (corregimientos de Valledupar), con camisas mangas largas, guantes y pasamontañas, provistos de revólveres, intimidaron a todos quienes se encontraban allí y los hicieron acostar en el suelo, menos a Ustariz, a quien lo obligaron a ponerse de rodillas.

Luna Cano tomó a Juan Felipe, lo llevó hasta las afueras de la finca, lo puso en situación de indefensión agarrándolo por el cuello, lo hizo entrar en las sillas traseras de la camioneta y le propinó dos disparos en la cabeza.

“Antes de irse, la persona que disparó contra Juan Felipe (Ladimir Luna) le manifiesta a las otros que no se pusieran en pie porque se morían. Antes de montarse en la camioneta, le pega en la cabeza, con el revólver a los señores Óscar Pupo y Daniel Almenárez (conductor y vacunador de reses, respectivamente), a ambos les partió la cabeza”, relató el fiscal Ronald Calderón Vieco, en el marco de la audiencia concentrada ante el Juzgado Primero Ambulante de Valledupar.

Ladimir Antonio Luna Cano tomó la camioneta Nissan de placa JBU-008 de ‘Puro’ Ustariz, la condujo no por el camino habitual para salir de la propiedad, “sino por otra vía y a los 4 kilómetros con 400 metros aproximadamente del sitio donde asesina al señor Juan Felipe estas personas parquean el vehículo, se bajan y con gasolina riegan toda la parte externa e interna de la camioneta con el cuerpo de Juan Felipe adentro, prenden fuego al vehículo y lo dejan abandonado envuelto en llamas”.

La captura de Ladimir Antonio Luna Cano, quien nació en El Paso (Cesar), fue a las 6:35 de la tarde del viernes 22 de marzo en la finca Alepo, ubicada en el corregimiento de Camperucho, en atención a una orden emanada por el Juzgado Primero Penal Municipal de Valledupar con Funciones de Control de Garantías.

Alias ‘El Ñato’, quien no aceptó su responsabilidad en la imputación de cargos, sino hasta la solicitud de medida de aseguramiento, fue enviado a la cárcel y enfrenta cargos por los delitos de homicidio agravado, porte ilegal de armas e incendio.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.