El Heraldo
Cartas de Lectores

La muerte del fiscal Pecci | Los lectores escriben

JUGUETE DE LOS MEDIOS

Luego de la repatriación de los restos del desdichado fiscal paraguayo Marcelo Pecci, queda cuestionarse sobre la lamentable labor de los medios comunicativos tras el homicidio de este funcionario extranjero en las playas privadas del hotel Decamerón con sede en Barú.

Si bien es cierto, el crimen del que fue objeto este ciudadano extranjero, fue de película, el cubrimiento del suceso por parte de la prensa cartagenera, nacional e internacional deja mucho que preguntarse a cerca del amarillismo grosero y grotesco que muestran hasta la saciedad en cada relevante hecho noticioso que ocurre.

En Cartagena, como en otras partes del país, y hasta en la radio, durante esta semana no se ha hablado nada más que no estuviera relacionado con el apellido Pecci, se rotaban el tema como un manjar entre los distintos comensales. Que si el rostro del homicida, que si las antiéticas entrevistas con la viuda, que si el calibre de la bala; y a todo se le suman los videos aficionados tomados segundos después del hecho, donde muestran al agonizante ser humano que alguna vez tuvo en sus manos el mundo jurídico- penal paraguayo.

Sin embargo, bajo ningún concepto pretendo que la censura esté a la orden del día, ni mucho menos, solo propugno por hacer un llamado a la compostura en situaciones de intensos sufrimientos como esta. El solo hecho de que se trate de un personaje reconocido, no les da derecho a los periodistas a transgredir los principios de la dignidad humana, ni tampoco bajo el escudo de la libertad de prensa, a cometer diversos atentados contra demás garantías fundamentales de todo ser humano.

Así pues, la muerte de Marcelo Pecci, causará un gran escándalo político en el entorno paraguayo, las cosas no les quedarán tan fáciles a la familia de este respetado señor, quien supo poner de rodillas al narcotráfico en la triple frontera que tiene su país; que feo es hacer lo correcto y tener una pistola calibre 9mm apuntándote constantemente en la frente, esperando ansiosa a que te descuides para dispararte. En la América Latina, ya es impensable tener funcionarios honestos y que luchen contra el crimen organizado, porque tarde o temprano los silencian.

En conclusión, los medios de comunicación deben estar para informar, eso está claro, pero el manejo dado a este episodio mediático no fue el adecuado, se revictimizó a la viuda en cantidad de ocasiones, poniéndola a recordar una y otra vez ese hecho, además de mostrar cada una de las etapas en las que era tratado el cuerpo por los servicios funerarios, desde que entró hasta que fue repatriado; este debió ser un asunto de estado, manejarse con la entereza y la seriedad que merecía, no como el boom mediático y amarillista que nos vendieron. Además, personas como Marcelo Pecci merecen ser recordadas por cómo vivieron, más no, por cómo murieron. 

José David Vargas Tuñon

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Cartas de los Lectores

Ver más Cartas de los Lectores
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.