Bolívar

En video | “Por fin se hace justicia con la hamaca de San Jacinto”

Olivia Carmona y Damaris Buelvas son dos de los 400 artesanos que se lanzaron a las ventas en línea.

Asus 63 años, cumplidos el 17 de noviembre del 2019, Olivia Carmona Reyes vio realizada una de las metas que se fijó de adolescente en su natal San Jacinto, cuando se inició en el arte de tejer hamacas, mochilas, bolsos, entre otras de las maravillosas artesanías que brotan de sus manos.

En ese entonces tenía 14 años, y acompañada de sus hermanas y primas mayores llegaba a la Troncal a ofrecer los productos que tejían su abuela Francia Elena Pájaro y su tía Rosalía.

“Eran tiempos duros, la gente nos pagaba lo que le daba la gana, no el precio que uno ponía. Eso no me gustaba, pero terminábamos aceptando porque esa plata era para comprar la comida”, recuerda frente a uno de los telares que tiene en su escuela-taller del barrio Buenavista de San Jacinto, donde aprendió el oficio guiada por su abuela y su tía.

Ahora las cosas han cambiado, Olivia hace parte del programa “De Bolívar a tu casa”, conformado por 400 artesanos de ese departamento, incluyendo a la capital Cartagena, liderados por la Gobernación y Artesanías de Colombia.

El objetivo del plan es buscarles a los artesanos alternativas de ingresos que permitan la comercialización virtual y precios justos de los productos, sobre todo en la actual pandemia. “Ya no sucede como antaño cuando los compradores pagaban a un precio menor”, dice.

Catálogo de artesanías. A través de “Artesano estamos contigo”, como se denomina la estrategia, los clientes pueden conocer el catálogo de los productos en el enlace:  www.icultur.gov.co/hechoamano.

La Cámara de Comercio de Cartagena y la Universidad de Cartagena son otros de los aliados de la iniciativa.

Además de imágenes y precios están los contactos de los representantes legales de cada organización de artesanos.

También hay artículos en madera, ensamble y torno, tejeduría en telar vertical, cestería, trenzado, costura, luthería, trabajos en coco, cacho y joyería, entre algunos de los métodos empleados por los artesanos bolivarenses.

Buenas ventas
Olivia Carmona Reyes, maestra artesana al frente de su telar.

Para esta maestra artesana, las ventas en línea mejoraron la comercialización de sus productos en plena cuarentena, cuando los almacenes, sus principales clientes, están cerrados desde el inicio de la pandemia.

“Este es un municipio netamente artesanal. Los negocios ubicados a ambos lados de la carretera les compran a las artesanas. Ya estamos organizadas en cooperativas, e incluso tenemos almacén propio”, explica.

El 85 por ciento de los sanjacinteros vive de la artesanía, y otro porcentaje menor de la agricultura y el comercio, por eso el interés de las organizaciones legalmente constituidas es seguir subiéndoles el nivel a los artesanos.

“Siempre hemos vivido de la artesanía, pero con el paso de los años y las capacitaciones le estamos dando un vuelco al oficio, porque todo el talento que Dios nos dio nos ha elevado”, asegura emocionada en entrevista para EL HERALDO.

Por eso a través del Instituto de Cultura y Turismo de Bolívar -Icultur- y de Artesanías de Colombia, están siendo capacitadas a través de clases virtuales,  “aunque a veces nos falla el internet”, manifiesta.

Sobre su trabajo Olivia  asegura que lo desarrolla en el patio de su casa, bajo la sombra de un kiosco de techo de palma. Allí “la musa” le fluye aún más, mientras escucha música de gaita.

“Si estamos tejiendo estamos bailando y cantando, porque el arte es alegría”, agrega.

Prefiere a los juglares sabaneros Andrés Landero y Adolfo Pacheco, el célebre autor de la Hamaca Grande.

Olivia Carmona Buelvas recibió a los 40 años el título de bachiller en el colegio Julio César Turbay, en El Carmen de Bolívar.

El arte se hereda

Damaris Buelvas Escalante, otra de las herederas de una familia de artesanos, lleva 35 de sus 50 años tejiendo entre hilos, varillas, templadores y todos las herramientas con las que diseña portavasos, zapatos, telas para cortinas y muebles, y por supuesto hamacas, el artículo de mayor demanda.

Esta otra maestra-artesana tiene su taller,  ‘Claudia Cecilia’, nombre de su hija, en el barrio 8 de Diciembre, donde nació, se crió y aún reside.

Dice que el oficio lo heredó de su abuela Amelia Pertúz (fallecida), y sus hermanas mayores María Cecilia y Celmira.

De su organización dependen 14 familias, entre parientes y amigos.

“Este es el apoyo que necesitábamos desde hace muchos años, nos ha llegado como una bendición, hemos logrado vender y sostener a centenares de familias”, asegura.

Damaris coincide con Olivia en que este proceso valora mucho más la mano de obra. “Estamos organizados, esa es una gran ventaja porque hay muchos artesanos independientes, pero si es en grupo, las ganancias son para todos”.

En la actual cuarentena han logrado despachar sus productos a Maicao, Cartagena, Medellín, Cúcuta, Bogotá y Cali.

Esta semana está dedicada a tejer una hamaca de ancestro con diferentes labrados para un cliente a Bogotá. “La compró para apoyar a las familias artesanas de San Jacinto”, le dijo la persona a través del celular luego de ingresar al catálogo virtual.

“Un éxito”

Sobre la iniciativa, el gobernador Vicente Blel explica que una primera fase se hizo con los artesanos de Mompox, que lograron distribuir más de 156 joyas en filigrana. Las ventas superaron los 30 millones de pesos.

“Sabemos que la pandemia ha afectado los ingresos que generaban con el arte de sus productos, y queremos emplear nuevas estrategias que les permitan reinventarse y buscar otras oportunidades para comercializar sus productos”, expresó.

Mientras tanto Olivia sigue tejiendo la hamaca al compás de música de gaita, que a veces parece “competir” con el canto de los gallos que cría en su patio.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • artesanías
  • artesanos de Bolívar
  • Comercio
  • Gobernación de Bolívar
  • Pandemia
  • San Jacinto
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.