El Heraldo
Terraza de una iglesia del sector que resultó afectada. Luis Rodríguez
Barranquilla

‘Papalópez’ estarían detrás del caos en la 17: Policía

Las autoridades reportaron la captura de 10 personas por los ataques en esa zona. Vecinos dicen que algunos vándalos “estaban armados”.

Esto parecía una película de acción”, es lo que dicen los moradores de varios barrios que están ubicados en los alrededores de la calle 17, suroriente de Barranquilla, tras la alteración del orden público que se registró durante más de cuatro horas, la tarde-noche del martes, luego de una protesta pacífica que se realizó en la rotonda del sector.

Horas después de los actos de vandalismo, violencia, saqueos y hasta atracos, las personas que relataron lo ocurrido no salen del asombro y al tiempo rechazan el desorden que se tomó el sector.

Pero estos episodios, dicen los habitantes y las autoridades, han sido la constante en las últimas semanas. “Varias personas se reúnen y después es que comienzan los desmanes”.

En medio de las alteraciones de orden público, la Alcaldía Local Suroriente fue destruida y saqueada por desadaptados que cubrían sus rostros mientras otros solo usaban el tapaboca para también evitar su plena identificación.

Yésica Arrieta, habitante de la carrera 10C con calle 17, barrio Simón Bolívar, contó los detalles de las angustiosas cuatro horas que se vivieron en el sector.

“Cuando los funcionarios que se encontraban dentro de la Alcaldía vieron que una multitud iba contra las instalaciones salieron corriendo y yo los resguardé en mi casa. Desde aquí se podía ver cómo con piedras, palos y hasta hachas destruían lo que encontraran a su paso. No pensábamos que estábamos en Barranquilla, fue algo que nunca había visto por este barrio y sus alrededores”, dijo la mujer.

De igual forma, sostuvo que su papá, quien está recién operado de la cabeza, fue uno de los que más sufrió con los gases lacrimógenos que lanzaba el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía para dispersar a los vándalos.

“Las piedras sonaban en el techo de la casa, se sentía cómo caminaban por las láminas, hubo disparos por parte de los jóvenes que parecían que estuvieran drogados. A mi papá lo sacamos de la casa porque teníamos miedo de que le fueran a caer encima o se ahogara con los gases lacrimógenos”, añadió.

Elementos que han sido devueltos por la comunidad.

“Querían entrar a las casas”

La vivienda de Arrieta también fue blanco de los violentos, pues algunos quisieron ingresar a su inmueble para saquear y destruir todo lo que encontraran.

“Yo misma estaba en la puerta de la casa y me enfrenté con esos muchachos que decían que les abriera porque supuestamente había un ratero dentro de mi casa, pero eso no era así”, contó.

Otra de las afectadas, Astrid Montaño Pérez, quien cuida una iglesia cristiana del sector, aseguró que cuando se asomaba a la ventana veía cómo algunos de los que estaban realizando los desórdenes les disparaban a los policías del Esmad.

“Yo estaba adentro y sentía cómo las piedras caían sobre las láminas de eternit y los gases lacrimógenos entraban por los huecos que habían en las tejas. Yo estaba sola y solo me aferré  a Dios porque nadie me podía ayudar. Hubo un punto en el que la Policía le decía a los vándalos que se calmaran, que frenaran los ataques, pero ellos seguían de una manera desenfrenada”, afirmó.

Las viviendas y la sede de la Alcaldía no son solo el objetivo de los violentos. El CAI Coolechera fue vandalizado por segunda vez, y hasta incendiado, al igual que varios establecimientos comerciales como una tienda ARA ubicada en el barrio Las Nieves.

Los manifestantes también intentaron ingresar a la escuela de Policía Antonio Nariño, ubicada en la calle 17, pero la fuerza pública se los impidió.

Marchas infiltradas. La mañana de este miércoles el general Diego Hernán Rosero, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, sostuvo que varios ‘Papalópez’ se infiltraron en las marchas y atentaron contra policías.

“Hay informaciones de que hay unos grupos delincuenciales comunes organizados como ‘los Papalópez’ que decidieron, sobre todo en horas de la noche, salir con algunas personas con armas de fuego y dispararles a nuestros policías”, dijo el oficial.

Rosero también indicó que algunas personas que inicialmente empezaron la marcha comenzaron a retirarse del lugar y otras que residen en los barrios La Chinita y Rebolo empezaron a salir y a “hacer actos vandálicos y estas actividades criminales”.

De igual manera, informó de la captura de diez personas por los hechos que se registraron durante las alteraciones del orden público. Fueron judicializadas ante la Fiscalía

Un hombre afectado por los gases.

Cultura ciudadana

Por su parte, varios líderes se han dado a la tarea de recorrer las calles del barrio para conversar con la población sobre lo sucedido e interceder para que sean devueltos los elementos que fueron extraídos de la sede de la Alcaldía local, que terminó completamente destruida.

Forlín López, uno de los líderes que participa en esta actividad, indicó a EL HERALDO que el principal objetivo es concientizar a los ciudadanos sobre las afectaciones que sufre la comunidad en general a causa de este tipo de actos vandálicos.

 “Estamos trabajando con la JAC y otros líderes para que devuelvan los objetos que han sido hurtados. Hay muchos que han entregado los elementos que fueron sacados de la Alcaldía local en medio de los disturbios”, expuso López.

Pumarejo rechaza actos de vandalismo en Alcaldía Local Suroriente

Tras los daños ocurridos en la Alcaldía Local Suroriente este martes, tras protestas pacíficas de la comunidad, el alcalde Jaime Pumarejo visitó las instalaciones y rechazó lo ocurrido.

“El martes hubo una manifestación que fue pacífica, que no tuvo daño, que no tuvo percances con la comunidad y donde ellos mismos trataron que no hubieran desmanes. Pero luego que la mayoría de los manifestantes se habían marchado, llegaron un par de vándalos, de bandidos, que están siendo buscados y donde hay más de 10 capturas por los hechos que ocurrieron el martes que destrozaron nuestros vidrios, que se llevaron computadores pero más importante aún, que atemorizaron al alcalde local, a muchos de los ediles y a nuestros funcionarios”, manifestó el mandatario.

Pumarejo agregó que la localidad es un sitio de gente buena “de donde nació una buena parte de la Barranquilla popular” y que no permitirán que un grupo dañe o desdibuje el derecho a la protesta pacífica que tienen los ciudadanos.

“No hay derecho, esa no es la manera y sabemos que tenemos que dividirla entre la protesta y lo que ocurrió, y por eso los estamos judicializando y los presentamos ante la Fiscalía (…) Siempre vamos a permitir que el barranquillero que quiera tener una voz, la tenga, que la alce, que discutamos, pero enmascarados infiltrándose dentro de esa protesta no vamos a permitir que hagan de las suyas, por eso la contundencia de la ley siempre la vamos a aplicar para ellos”.

En la Alcaldía local fueron varios los vidrios destrozados y los materiales hurtados como computadores, sillas y escritorios.

EL HERALDO conoció que la inteligencia de la Policía de Barranquilla se encuentra analizando varios videos aficionados y de cámaras de seguridad con el propósito de poder identificar plenamente a los responsables de los actos violentos.

Al igual que habrá operativos en diferentes sectores del suroriente donde tienen información sobre los elementos que fueron hurtados.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.