El Heraldo
Cortesía
Barranquilla

La medida que evitó una nueva tragedia en La Modelo

Tras un grave enfrentamiento en el penal de Barranquilla el 23 de junio, el Inpec ordenó el traslado de 24 reclusos hacia otras cárceles de la región. ¿Qué fue lo que pasó?

Un duro enfrentamiento entre internos de la cárcel Modelo de Barranquilla ocurrido el pasado 23 de junio en el patio II del penal, hacia las 2:50 de la tarde, motivó a que un par de días después la propia dirección de la Regional Norte del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, tomara la decisión de ordenar el traslado de 24 privados de la libertad, entre condenados y sindicados, hacia otros penales de la Costa.

Sin embargo, aparentemente, otra de las razones que llevaron a las autoridades a ejecutar la rápida acción de cambio fue el antecedente de la tragedia que se vivió en el mismo penal del corredor industrial de la Vía 40 en enero de 2014.

De acuerdo con un informe del Instituto conocido por EL HERALDO en la reciente disputa resultaron heridos de gravedad ocho internos “de dos bandos”, seis de estos trasladados a la clínica La Misericordia.

Según la autoridad, todos tiraron a atacarse con “armas corto-punzantes de fabricación carcelaria, contundentes, palos, entre otras”, al parecer, en rechazo por el dominio que unos pretendían ejercer sobre otros.

En el documento se lee además que al verificar los antecedentes de los protagonistas “se evidencia su permanente actitud violenta y agresiva, el no acatamiento de las normas de convivencia y la permanente violación al régimen interno”.

Frente a la situación, un preso de este reclusorio, quien prefirió no dar su identidad por temor a represalias, expresó vía telefónica que la riña se habría generado por el rechazo de algunos presos sobre los llamados “caciques” que querían ejercer el control en el patio II del penal, sitio donde ocurrió el enfrentamiento.

El interno dio además detalles de lo ocurrido y manifestó que todo fue ordenado por seis sujetos que dicen ser parte de los “Rastrojos-Costeños”, quienes “tienen el control del microtráfico del penal y extorsionan a las visitas de los presos”.

“Esos seis presos, entre los cuales resultó herido uno en la pelea, no tienen respeto por ninguno. Tienen a otros internos que trabajan para ellos. A esos internos les dicen ‘camionetas’ porque andan de un lado para otro sin que nadie los detenga”.

Según lo narrado por el preso, los llamados “camionetas” serían alrededor de unos 27 internos que permanecen en otros patios distintos del penal.

Monitoreo permanente

El personero de Barranquilla, Miguel Ángel Alzate, en diálogo con este medio, manifestó que si bien durante los últimos años existía una aparente calma en la cárcel Modelo con los monitoreos, acompañamientos y la vigilancia especial de los entes de control se evitó que lo ocurrido días atrás derivara en una situación mucho más grave.

“Con los acompañamientos se evitan este tipo de situaciones. Si se está haciendo un monitoreo permanente se identifica con anticipación si se están presentando problemas de convivencia al interior de los establecimientos carcelarios.  En la indagación que nosotros hicimos sobre lo ocurrido en la cárcel Modelo esto prácticamente los tomo como de sorpresa porque había permanecido muchos años en calma. Pese a ello se están tomando todas las medidas y, por supuesto, con lo que pasó en Tuluá, todas las autoridades que tenemos relación con este tipo asuntos están en alerta y se están reforzando todos los controles para evitar que vaya a presentarse una situación de estas nuevamente”, explicó el funcionario.

Paralelo a eso, Alzate confirmó el traslado de los presos que intervinieron en la disputa, entre esos los ocho heridos, y de “un grupo de 20 que están pendientes de traslado por una disputa interna”.

“Recientemente hicimos una visita para confirmar que todo estuviera bajo control. Con esa visita a este pabellón donde ocurrió el incidente se verificó que estaba en total calma”, agregó.

Sobre actual población de internos de la Modelo, el personero indicó que había un hacinamiento del 30 %, representado en 180 presos más de los 470 cupos existentes.

Por otro lado, en lo que tiene que ver con los otros centros carcelarios de la ciudad, Alzate señaló que en el caso de la Penitenciaría de El Bosque, penal administrado por el Inpec, el hacinamiento es del 100 %, en sentido que existen 500 presos más de los 650 cupos que existen allí.

En cuanto a las cárceles administradas por el Distrito, El Buen Pastor y la Distrital de El Bosque, “la de mujeres es modelo a nivel nacional, pero en la Distrital existe hacinamiento”, anotó.

Finalmente, el representante del ente de control detalló que el próximo 7 de julio está programado un debate en el Concejo de Barranquilla para tratar el tema de la crisis carcelaria en la ciudad.

Cortesía
Los trasladados

Una fuente del Inpec indicó que los presos que estuvieron involucrados en el enfrentamiento de este finalizado mes de junio y que fueron trasladados a cárceles de Cartagena, Montería, Sincelejo, Santa Marta y Valledupar, estuvieron involucrados en sonados casos judiciales en la capital del Atlántico.

Tal fue el caso de Iván Enrique Ovalle Galvez, un hombre condenado por tentativa de homicidio y hurto calificado. Pero además, sobre él pesa una investigación por acceso carnal abusivo con menor de 14 años en concurso con acceso carnal violento.

Luis Eduardo Zambrano Barceló, un sujeto señalado de hurtar en repetidas ocasiones a conductores y pasajeros de buses en el corregimiento La Playa.

Luis Miguel Meza Monsalvo, presunto miembro del Clan del Golfo y sindicado del delito de concierto para delinquir agravado.

Daniel Antonio Ariza Insignares, capturado por su participación en el asesinato del empresario del transporte, Salomón Meneses Rueda, en octubre de 2018.

Kevin Arturo Zúñiga Vitola, alias El Bendecido, señalado de disparar contra policías y supuesto miembro de los 40 Negritos.

Agustín Antonio González Galezo, detenido por el feminicidio de su pareja Ana Paola Ortiz Montes, de 17 años. El caso se registró en el barrio Las Américas.

Jeison José Pérez Contreras, alias ‘Paraquito’, detenido por extorsión a una exalcaldesa de Ponedera.

Álvaro Jordán García, implicado en el asesinato y desmembramiento de Jhony Suárez Cabarcas el 15 de octubre de 2015.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.