Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Cuerpo de Bomberos de Sitionuevo durante las labores para controlar y liquidar el último incendio que se presentó en el parque isla Salamanca.
Cortesía
Barranquilla

La admirable resistencia de los bomberos que apagan incendios en Salamanca

Caminan durante horas cargados con pesados equipos y cruzando  caminos plagados de animales para apagar el fuego que consume la zona.

Cada vez que el Vía Parque Isla Salamanca arde y la bola de humo gris provocada por las llamas cruza el río Magdalena y se posa sobre Barranquilla,  varias unidades del cuerpo de bomberos del Magdalena (Sitionuevo y Ciénaga) y un equipo de brigadistas forestales saben que, otra vez, como un mal chiste que se ha repetido sin fin durante varios años, tienen que volver a emprender una cruel travesía por caminos plagados de caimanes hambrientos, de serpientes cascabel y del riesgo inminente de sufrir daños en su cuerpo cuando se transita  por tramos en los que en cualquier momento un árbol puede quebrarse y caer sobre ellos.

Todo eso antes de llegar al fuego. Forman valientes a unos metros de un brazo del principal cuerpo de agua de Colombia, unos kilómetros después del Puerto de Palermo. Desde ese punto los coordinadores y jefes de los equipos entregan las últimas recomendaciones y señalan los focos de fuego que hay que liquidar.

Otro grupo de trabajadores vuela un dron que transmite en vivo lo que a casi cinco mil metros de ahí está ocurriendo, una serie de imágenes en las que solo se logra observar un denso humo que supera una gran capa verde propia de la variada flora que hay en este pedazo de Colombia. No hay claros visibles, por lo que tienen que seguir apelando a los viejos caminos que han creado para atender las diferentes emergencias.

Los bomberos atienden la hoja de ruta que estipulan sus superiores y luego comentan de manera distendida la situación cuando rompen las filas. Hablan de sus miedos antes de llegar a las llamas, del día en que una pisada en falso originó que el fuego que se ‘comía’ internamente un árbol, casi le calcina la cara a uno de sus colegas y de lo duro que es cargar con una sierra y equipo de supervivencia cuando el agua les besa la barbilla y sus pies se entierran en el barro.

“Eso que hacen ellos es de admirar. No todo el mundo se le mide a meterse por esos caminos y apagar esos fuegos. El que entre allá sin guía se pierde facilito. Hay mucha agua por todos lados y es un riego grande”, contó don Arcadio, un hombre que constantemente ayuda con la organización de las lanchas que usan en algunos caminos las unidades de los cuerpos de bomberos.

Bomberos cargan una serpiente que encontraron durante las labores.

Todos los bomberos comparten la misma opinión: su labor, que es prácticamente de sol a sol, es tan sufrida debido a que en este caso los incendios que se generan en el parque, que consta de 562 kilómetros cuadrados, son en lugares muy remotos y de difícil acceso, una situación que los hace debatir sobre si el fuego se origina de manera natural o es provocado.

“El terreno del parque tiene una topografía muy difícil. En el último incendio (que fue liquidado el pasado sábado) los bomberos tenían que caminar 5.4 kilómetros con herramientas de corte y de agua, lo que ocasionaba el desgaste de los bomberos. Por eso insistíamos en que la Fuerza Aérea hiciera lo propio para ayudar con el traslado del personal operativo”, explica el comandante del Cuerpo de Bomberos de Sitionuevo, Alan Bocanegra.

“El mayor miedo era encontrarse con una serpiente cascabel que estuviera dispuesta a morder al personal. Son situaciones que se le pueden presentar a uno”, agregó.

Presión

Basta escuchar a un par de ellos para entender la compleja carga que reposa sobre sus hombros cuando hay un incendio de este tipo. Los malos comentarios les duelen y los llena de fastidio que no valoren lo que hacen.

Los bomberos tienen sus razones y es que no han sido ajenos a la lluvia de críticas cuando un incendio dura varios días sin ser liquidado, por lo que a veces inician sus jornadas con algo de desazón.

Cuerpo de emergencia durante incendio dentro del parque isla Salamanca .

En su labor diaria hay varias cosas claras: deben guardar en sus maletines todo lo necesario para aguantar casi 12 horas metido en el exótico pero complejo ecosistema del parque y esconder la maquinaria pesada en algún rincón del bosque para no tener que desgastarse con el peso de estas herramientas a diario.

“Si quieres entrar con nosotros hasta allá y te desmayas te tienes que recuperar allá dentro porque no podemos regresarte y luego volver. Nos tomamos horas haciendo eso y es mucho desgaste. Hay que pararse firme (risas)”, comentó un bombero a los periodistas de esta casa editorial.

Caminar varias horas hasta llegar a los focos de fuego es una tarea que consume muchas energías.

Para que no se descompensen y puedan cumplir sus labores, cada uno de los integrantes de estos cuerpos de emergencia lleva consigo agua, manzana, bocadillos, maní, leche condensada, salchichas, galletas, atún y cualquier otro alimento que les sirva para recuperar el aliento.

“A uno le llegan los comentarios de la gente de Barranquilla porque se quejan del humo y de que no pueden respirar, creen que uno no hace su labor bien, pero no es así. Es que esto es muy difícil. A veces entre nosotros hablamos y debatimos cómo es que se producen esos incendios debido a la dificultad para llegar hasta allá.

“La gente no tiene idea de que en el camino nos hemos encontrado boas y cosas así. Lo más inocente es un chigüiro y los cazadores siempre están pendientes de ellos”, comentó un bombero que prefirió reservar su nombre.

“El peligro aumenta cuando tenemos el agua arriba de las rodillas porque no podemos correr en caso de que un animal venga hacia nosotros. No sé con qué fin estas manos criminales provocan estos incendios porque la tierra no sirve para cultivar. Ahí lo único que crece son los mangles y la enea”, agregó Bocanegra.

Senador Mauricio Gómez cita a debate de control político por quemas

A raíz de las quemas indiscriminadas que se vienen registrando en el Parque Isla Salamanca y los daños directos ocasionados en el ecosistema y en la calidad del aire de Barranquilla y su área metropolitana, así como en el departamento del Magdalena, el senador Liberal Mauricio Gómez Amín cito a control político en senado el día de hoy.

Los citados por el senador son el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Lozano, y la directora de Parques Nacionales, Julia Miranda.

El senador indicó a través de un comunicado que el último incendio duró más de una semana consumiendo la vegetación y cubriendo a la ciudad con una capa de humo negro sin tener algún pronunciamiento de parte del ministro.

Agregó que ambos funcionarios deberán rendir informe sobre las acciones de mitigación tomadas frente a estas quemas, y que además serán analizados  los años anteriores.

“Se les cuestionará a los citados sobre las inversiones realizadas, en la última década, para la atención de las emergencias en el parque, cuál es el plan trazado para contrarrestar las quemas, cuáles han sido los motivos de los incendios y cuánto tiempo demoró la extinción de los mismos, entre otros aspectos”, explicó Gómez Amín.

Dentro de los invitados al debate de control político están el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo; la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera; el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo; el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo y representantes de la Fiscalía General de la Nación y de la Universidad del Norte.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • Bomberos de Barranquilla
  • Incendios Isla Salamanca
  • Isla Salamanca
  • Parque Isla Salamanca
  • Quemas en Isla Salamanca
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web