El Heraldo
La causa principal de este tipo de violencia está, según expertas en estudios de género, en las desigualdades estructurales existentes entre hombres y mujeres. Foto ilustración.
Barranquilla

Feminicidio: señales que pueden encender alarmas

Estos casos suelen estar asociados a hechos de violencia previos. Frecuencia e intensidad de algunas conductas pueden constituir un aviso. 

La copiosa información desprendida de los hallazgos de las autoridades sobre el asesinato de Brenda Pájaro Bruno, ocurrido en julio de 2018, ha generado impacto entre la ciudadanía pero también ha remarcado las inquietudes sobre la exposición de las mujeres a la violencia, y muy especialmente en cuanto a las opciones para evitar ser víctimas.

En el caso de esta ama de casa, la búsqueda de justicia emprendida por sus familiares y el trabajo de investigación oficial llevó a la captura, en febrero pasado, de su presunto homicida, de quien también se indaga si tiene relación con otros seis asesinatos, es decir, que sea un asesino en serie.

Aunque en muchos casos es imposible saber si una mujer está frente a un potencial agresor o, incluso, un feminicida, sí hay señales que pueden constituir en alertas.

Las investigadoras de temas de género María Nohemí González y Dhayana Fernández explican que el principal autor de los feminicidios es un hombre con el cual la mujer tenía o había tenido una relación íntima, cónyuge, excónyuge, novio, exnovio, persona con quien se procreó un hijo; incluyendo al eventual amigo o conocido que asesina a una mujer que no quiso entablar una relación íntima con él. En los casos de niñas, también se evidencia que un alto porcentaje de quienes le causan muertes violentas por ser mujeres, son hombres de su propia familia o personas cercanas a su entorno familiar.

Este dato es un llamado de alerta para que se entienda que para las mujeres, adolescentes y niñas, el lugar más peligroso es el hogar y el principal victimario puede ser un hombre con el cual han tenido un vínculo familiar y/o afectivo. Sin embargo, también hay feminicidios cometidos por desconocidos, por ejemplo, una violación sexual que culmina con la muerte violenta de una mujer perpetrada por un extraño.

En cuanto a las personas cercanas, el psicólogo Farid Carmona Alvarado plantea que una entidad patológica no surge intempestivamente, a excepción de los cuadros agudos, por ello cree conveniente atender esos signos que, aunque suelen pasar inadvertidos, pueden hacer la diferencia para salvar una vida. “Uno o dos síntomas de manera aislada no representan nada, pero la frecuencia e intensidad de ellos es un aviso. No se les puede dejar pasar”, añade.

- Conversaciones cuyo contenido está relacionado reiterativamente con sentirse de sobra en la vida, o que la vida no tiene importancia, o que nadie lo quiere o tiene en cuenta.

- Alteraciones del apetito que pueden ir desde la falta casi total de apetito hasta la voracidad al comer.

- Variaciones en el humor, pudiendo darse una variación desde la tristeza profunda hasta la euforia.

- Compromiso de la voluntad en el cual sobresale la apatía.

- A nivel de pensamiento, lo más frecuente son las ideas fijas, por ejemplo: mi vida se está acabando y no he alcanzado las metas fijadas.

- Autoagresiones, que pueden ser directas como intentar dañar su integridad física o indirectas, por ejemplo, saber que debe tomarse un medicamento y se le “olvida” frecuentemente tomarlo.

- Llanto frecuente.

- Ideas culpabilizantes que, generalmente, tienen como escenario el contexto religioso, pudiendo llegar hasta el delirio.

Violencia continúa

Los feminicidios son los casos más graves y extremos de violencia contra las mujeres, pero no son hechos aislados de las otras manifestaciones de violencia por razones de género que padecen en el ámbito público como en el privado, según el planteamiento de las investigadoras González y Fernández.

En los llamados “feminicidios íntimos” -aquellos en que el asesino de la mujer es su esposo, novio, o pareja-, la muerte es el resultado de un ‘continuum’ de violencia, es decir, que no fue un arrebato momentáneo lo que llevó a ese hombre a matar a su pareja, sino del momento final de distintos episodios de abusos y maltratos, y eso es precisamente lo que lo distingue de los homicidios comunes.

¿Un delito distinto?

David Aníbal Guerra, abogado experto en derechos humanos, describe que en Colombia el feminicidio fue reconocido como delito autónomo a través de la Ley 1761 de 2015, con la cual se incorporaron los artículos 104 A y 104 B al Código Penal Colombiano.

Esta decisión obedeció a dos factores a saber: 1) por casos de agresiones a mujeres vividos en el país que quedaron en la impunidad, pero más específicamente a lo ocurrido con Rosa Elvira Cely (asesinada en Bogotá en 2012), así como al mandato derivado de normas internacionales en materia de derechos humanos que imponen el deber a los Estados de condenar todas las formas de violencia contra la mujer, como la Convención de Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

Concretamente, la Ley 1761 de 2015 establece que existe feminicidio cuando el asesinato de una mujer se origina por su condición de ser mujer, por razón a su identidad de género, orientación sexual o por existir circunstancias de relación familiar, convivencia o amistad, envueltas en ciclos de violencia física, psicológica, sexual, económica, patrimonial; así como también en los actos de instrumentalización de género o sexual, entre otros eventos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.