Barranquilla

En video | Renacen las esperanzas en el sector gastronómico

Tres trabajadores de restaurantes de la ciudad cuentan a EL HERALDO sobre sus expectativas con la reapertura. 

Los manteles están listos. Los fogones vuelven a encenderse con intensidad. Los meseros esperan la llegada de los primeros clientes y sobre la mesa se encuentran las esperanzas de decenas de empresarios y trabajadores del sector gastronómico, que le apuestan a una reapertura gradual, segura y exitosa.

Desde este jueves, treinta restaurantes de la ciudad volverán a abrir sus puertas para la atención de público, en el marco del proceso de reactivación económica.

La elaboración de un estricto protocolo, la implementación de medidas de bioseguridad, el control del aforo, el distanciamiento adecuado y la implementación de dispositivos digitales para el pago y los menús son algunos de los puntos que fueron evaluados a establecimientos comerciales para participar en este proceso. 

“Los treinta restaurantes escogidos tenemos una gran responsabilidad. Tenemos que hacer las cosas de la mejor manera para que los otros locales puedan abrir lo más pronto posible. Es un esfuerzo para demostrar que los usuarios se pueden atender de manera segura y reactivar todo el sector”, aseguró Carlos Guerra, propietario y gerente del restaurante Sabina. 

Para Janeth De Rodríguez, gerente general del restaurante La Vecchia Signora, la rigurosidad será clave para que el plan piloto tenga éxito y los ciudadanos recobren la confianza en el sector.

“Queremos que nuestros clientes se sientan seguros de estar acá. Nosotros tenemos muchas expectativas y aunque es un proceso duro, queremos cumplirlo a cabalidad”, aseguró la mujer.

Medidas

Para la puesta en marcha de este plan piloto se han definido una serie de medidas para la atención de clientes, según lo acordado por la Alcaldía distrital, la Cámara de Comercio de Barranquilla, Acodres, Fenalco, Acopi y ProBarranquilla. 

Los establecimientos deberán recibir a los clientes bajo reservas previas, por lo que, las personas estarán exentas de la medida de ‘pico y cédula’.

Asimismo, las mesas serán para máximo cuatro personas y se ha recomendado que las personas mayores de 70 años y menores de 5, se queden en casa.

Además, las áreas de niños o juegos infantiles permanecerán cerradas y están prohibidas las aglomeraciones en las entradas de estos establecimientos. 

Con relación al expendio y consumo de licor, este queda prohibido hasta la fecha de evaluación del piloto o hasta que exista aprobación del Gobierno Nacional. 

“Hemos comenzado desde cero”
Andrés Miguel frente al fogón del restaurante. Hansel Vásquez

Como pez en el agua. Así se mueve Andrés Miguel Quintero por la cocina. Con la habilidad de sus manos, este joven chef se ha encargado, durante los últimos meses, de deleitar el paladar de los clientes fieles del restaurante La Vecchia Signora. 

Vestido con su filipina blanca con estampados, que complementa con un gorro de rayas y otros implementos de seguridad, no descuida ningún detalle de los platos que son producidos a diario a pesar de que la cuarentena supuso un cambio en la dinámica de trabajo.

“Desde el principio ha sido un proceso duro. En la cocina, uno siempre crea una familia y la salida de algunos compañeros siempre afecta. Podemos decir que todos hemos comenzado desde cero”, dice el joven de 26 años. 

Para él, el reto más grande que han enfrentado a causa de la pandemia ha sido poder trasmitir la experiencia culinaria que brindan en el restaurante hasta la mesa de cada uno de los usuarios.

“Siempre hemos sido muy rigurosos con los protocolos para la elaboración de los platillos y con la cuarentena hemos reforzado todo el proceso para que las personas puedan tener una buena experiencia a través de los domicilios”, agrega Quintero, quien es egresado del Centro Inca.

Asegura que desde el momento que sale de su casa, es muy respetuoso de los protocolos de bioseguridad y que esos cuidados se refuerzan al momento de llegar al restaurante para su jornada laboral.

“Yo tengo mi moto y me movilizo en ella, reduciendo el contacto con otras personas. Acá no hemos escatimado esfuerzos para cumplir con las normas de bioseguridad que están vigentes”, sostiene el chef.

En medio de las extenuantes jornadas de trabajo, Andrés Miguel también tenido que desempeñar otras funciones, como la de repartidor de pedidos.

“En una oportunidad, el encargado de los domicilios estaba retrasado, por lo que no dudé en tomar mi moto y entregar personalmente unos pedidos”, recuerda.

El joven chef no oculta su esperanza de que los comensales regresen al restaurante desde este jueves, para regalar lo mejor de su talento culinario: “Queremos brindar un excelente servicio a los clientes y que tengan la confianza de regresar, porque hemos cumplido con todos los protocolos de bioseguridad”. 

Elvis Hernández y su proceso de adaptación a nuevos hábitos
Elvis mientras prepara un plato en la cocina. Hansel Vásquez

La bicicleta se ha convertido en la mejor amiga de Elvis Hernández. Desde el inicio de la cuarentena, el subchef del restaurante Sabina ha utilizado este medio de transporte para trasladarse desde su vivienda, en el barrio Buena Esperanza, hasta su lugar de trabajo. 

“Demoro cerca de 30 minutos desde mi casa hasta el restaurante. He optado por trasladarme en bicicleta para evitar el contacto con otras personas, porque en este momento debemos incrementar las medidas de prevención”, aseguró el hombre en diálogo con EL HERALDO.

Este no ha sido el único nuevo hábito que Elvis ha adoptado en medio de la cuarentena. Para él, la adaptación a los protocolos de seguridad ha sido necesaria para seguir brindando un producto de calidad a los clientes del restaurante.

Asimismo, indicó que el principal desafío que han tenido que enfrentar ha sido transformar los platillos para así poder trasladar la experiencia que se brinda en el sitio hasta la casa de los distintos comensales.

“Nunca habíamos trabajado con domicilios, siempre había sido presencial. Hemos variado el menú, para que a los hogares lleguen productos novedosos pero con toda la calidad de nuestro restaurante”, indicó Hernández.

Además, Elvis expuso que tanto en el restaurante como en casa ha incrementado los cuidados para evitar cualquier contagio.

Por otro lado, sostuvo que se encuentran a la expectativa de lo que será el regreso de público al restaurante tras más de cinco meses, pero que seguirán trabajando con la premisa de prestar el mejor servicio y brindar una experiencia distinta para el paladar de los amantes de la gastronomía española.

Hans, el encargado de velar por el bienestar de sus compañeros
Hans Gunther Suárez revisa la ubicación de mesas. Hansel Vásquez

Desde hace tres años, Hans Gunther Suárez dejó de un lado las ollas y otros implementos que acompañaban su día a día en la cocina de Sabina para adoptar una nueva responsabilidad: convertirse en el ‘guardián’ de la operatividad del restaurante.

Fiel a su trabajo, Hans se ha dedicado durante los últimos meses a velar por el bienestar y salud de los otros empleados del lugar, en medio de la emergencia sanitaria por la Covid-19.

“Antes de la cuarentena,  éramos 34 trabajadores. Actualmente somos 8. Han sido tiempos díficiles para toda esta familia y por eso hemos estado acompañándolos”, expresó el hombre, quien es chef y administrador de empresa de profesión.

Para él, la resiliencia ha sido el valor que ha adoptado todo su equipo de trabajo para así potencializar su trabajo: “Los que estamos acá, ponemos todas las ganas para que los clientes puedan vivir toda la experiencia en sus casas. Ese ha sido nuestra meta y podemos decir que la hemos cumplido a cabalidad”.

Asimismo, Hans agrega que “mi esposa e hijo se preocupan por mis salidas diarias para trabajar, eso me motiva a cumplir al 100% con las medidas de prevención. Acá llevamos todos los controles y es una forma de que ellos se sientan tranquilos”.

Además, indica que la gran ilusión del equipo es brindar la mejor atención a los clientes en este nuevo inicio, para así retomar el rumbo en el menor tiempo posible. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.