Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Barranquilla

En video | Canto, baile y lectura para animar a pacientes con Covid-19

Las enfermeras del Hospital Universidad del Norte comenzaron a aplicar esta terapia para mejorar el estado de ánimo de los enfermos.

Sacarle una sonrisa o animar a pacientes contagiados con Covid-19 que se encuentran aislados en los pabellones de los hospitales no es tarea fácil. Sin embargo, en el Hospital Universidad del Norte (HUN) las enfermeras se las ingeniaron para lograr, a través de vallenatos, bailes y lectura de libros, subirles el ánimo a aquellos que batallan contra el virus.

Durante los más de 35 días que duró Amaury Chamorro aislado en el pabellón Covid del HUN, hubo días en los cuales el cansancio y la falta de ánimo lo invadían hasta el punto de rehusarse a pararse de la cama. 

Justo en ese momento las enfermeras hacían grandes esfuerzos para levantarle el ánimo: Le cantaban los vallenatos que más le gustaban y hasta bailaban con tal de sacarle una sonrisa y darle fuerza para finalmente sanar.

“Nosotros hablamos con los pacientes hospitalizados, nos interesa saber sus gustos musicales o en la lectura y nos preocupamos por hacerlos pasar un momento ameno, que no se sientan agobiados por las noticias o la soledad del aislamiento y este fue el caso del señor Amaury”, contó Melina Melo, enfermera jefe del pabellón Covid del Hospital.

Al igual que Melo, todas las enfermeras que acompañan a los pacientes aislados en ese pabellón están acostumbradas a tratar de encontrar los gustos de ellos para poder apoyarlos de manera emocional cuando observan que no se encuentran anímicamente bien. Esta actividad o actividades que realiza el personal hacen parte del programa de humanización del hospital.

El programa, que lleva más de cinco años de implementación, busca afianzar el relacionamiento con el paciente, en un ambiente de confianza y empatía, a través de componentes enfocados en actividades lúdicas, musicoterapia y de apoyo emocional y espiritual. 

Es por eso que de manera permanente entrenan al personal en habilidades y herramientas comunicativas que les faciliten el acercamiento hacia el paciente y el entendimiento de su condición en un sentido integral.

Momento de la salida de un paciente recuperado.

Este programa, que ya lleva más de cinco años, sin duda se consolidó como una fortaleza para el hospital, teniendo en cuenta las condiciones de aislamiento de nuestros pacientes y el impacto que esto causa en su estado anímico. Para nosotros, el amor, el afecto y el respeto por la dignidad humana son la medicina del alma”, explicó Diego Castresana Díaz, director ejecutivo.

Para las enfermeras, esta experiencia ha sido bastante “bonita”, pues son ellas la única compañía con la que cuentan los pacientes dentro de la unidad, ya que estos no pueden recibir ningún tipo de visita, lo cual en la mayoría de ocasiones les genera tristeza.

Nos llena de mucha satisfacción y orgullo que las estrategias que hemos fomentado con las personas hospitalizadas durante la pandemia han dado como resultado un proceso mucho más afectuoso, porque son áreas muy aisladas donde la enfermera es el principal contacto”, expresó Claudia Vásquez, enfermera jefe y líder del programa de humanización.

Además, les satisface el poder ver la evolución de aquellos pacientes que se complican en cuanto a su salud y luego se recuperan y vuelven a sus hogares completamente curados del virus. 

Para la enfermera Valentina Pastrana, todas “sentimos una satisfacción muy grande al ver la recuperación de los pacientes, es lo más grato ver que un paciente que estuvo tan delicado sale adelante y vuelve a casa”.

Adicional a ello, contaron que de esa experiencia son muchas las anécdotas para contar que les quedan, pues algunos pacientes cuando se animan piden cierto tipo de comidas o que les realicen algunas actividades a las cuales estaban acostumbrados fuera del hospital.

“Tuvimos una paciente que estuvo ventilada,  afortunadamente evolucionó bien y ya está en su casa. Al momento de estar en condiciones lo primero que nos pidió fue sentarse en una mecedora, que la peináramos y maquilláramos porque ella todas las tardes tenía esa costumbre en su casa”, contó Kelly Ortiz, médico internista pabellón Covid.

El Hospital Universidad del Norte seguirá implementando esta “terapia” para así seguir dando como resultado un gran número de pacientes recuperados de la Covid-19.

Enfermera del pabellón lee un libro a una de las pacientes con Covid-19.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • coronavirus
  • COVID-19
  • pacientes
  • Pandemia
  • Personas contagiadas
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web