Últimas noticias

Totó ‘la momposina’, Lucho Bermúdez y el Grupo Bahía son los artistas folclóricos que se participaron en esta producción musical.
16:51

El proyecto, realizado por el sello independiente Acento...

16:37

El presidente Donald Trump anunció que había solicitado al...

16:17

En el marco del Día Mundial del Melanoma, el dermatólogo...

16:02

Ante el Congreso de la República fue radicado un proyecto...

16:01

El parque arqueológico Joya de Cerén fue descubierto en...

16:00

Director de la UNGRD visitó la ciudad y ratificó...

15:57

En una audiencia pública realizada este jueves, se adjudicó...

15:56

El canciller Carlos Holmes Trujillo lo afirmó en Riohacha,...

15:49

Chris Hughues,cofundador de a aplicación y una de las...

15:43

La deportista fue reportada como desaparecida el pasado...

El viacrucis de extrabajadores de siete empresas cerradas

Más de 3 mil extrabajadores llevan varios años esperando el pago de sus acreencias laborales.“Al momento de liquidar no había plata”, cuenta uno de los afectados.

El titulo es:El viacrucis de extrabajadores de siete empresas cerradas
Por: Alexandra De La Hoz @delahozalexa

Temas tratados

Más de 3 mil extrabajadores llevan varios años esperando el pago de sus acreencias laborales.“Al momento de liquidar no había plata”, cuenta uno de los afectados.

Un viacrucis viven 3.194 extrabajadores  y familiares de más de 300 fallecidos de siete empresas que han dejado de funcionar en Barranquilla y el Atlántico. Muchos de ellos llevan entre 5 y 34 años esperando el pago de sus acreencias laborales.

Empresas como Aerocóndor, Triplex Pizano, Uniapuestas, Acueducto de Sabanalarga, Aluminios Reynold y Vanylon cerraron sus puertas y de paso acabando con la esperanza de estas familias. También está el caso de 80 trabajadores que prestaron su servicio al Hotel El Prado bajo la modalidad de “suministrados”, por empresas temporales.

Pese a que algunos rostros reflejan desilusión por tantos años de luchas jurídicas, aún guardan la esperanza de que la solución llegue pronto. Uno de ellos, Fredys Sarmiento, de 55 años, anhela recibir su cheque como extrabajador del acueducto de Sabanalarga, para vivir tranquilo los años que le quedan. “Dos compañeros han muerto y otros ya están cansados y enfermos, eso se ve en nuestros rostros”, dice.

Si bien no todos los extrabajadores tienen cuantificados el monto de sus acreencias, se estima que las siete empresas adeudan a sus trabajadores más de $100 mil millones.

Javier Bermúdez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, asegura que de acuerdo con un diagnóstico que han realizado el “corredor industrial” está cerrado. “Empezaron con la empresa textilera, posteriormente viene el caso de Aluminio Reynolds, hasta donde fueron afectados sus pensionados”. Según Bermúdez la situación se presenta porque Barranquilla es el polo de desarrollo del TLC y al aplicarse este, la economía está condicionada y la zona se convierte solo de comercialización. “El TLC acabó con la producción”. Por último dijo que han desaparecido ocho organizaciones sindicales al igual que las convenciones colectivas, lo que es un verdadero viacrucis.

Cinco años de espera en Uniapuestas

El 1° de abril de 2014 la empresa Uniapuestas, que se dedicaba a la comercialización del chance en esta zona, cerró sus puertas. Han transcurrido 5 años y la única respuesta que reciben sus 103 trabajadores activos es: “Hay que esperar, porque no hay plata”. Hiker Peluffo, un trabajador de la compañía, que se encuentra en manos de la Sociedad de Activos Especiales, SAE, dice que la empresa tiene propiedades en proceso de “enajenación temprana” con los que podrían solucionar la situación.

Peluffo recuerda que la empresa perdió la licitación, por lo que laboró hasta el 31 de marzo de 2014. El 4 de junio del mismo año la Fiscalía la intervino congelando todos los bienes por un proceso de extinción de dominio y fue ahí cuando nombraron a la SAE para que administrara los recursos de la empresa. “Cuando ellos llegaron no encontraron dinero, sino propiedades. A partir de ese momento es el viacrucis, porque ellos dicen que no hay dinero para pagar el pasivo laboral”. Peluffo mostró su preocupación porque les dijeron que al momento de liquidarlos no tendrán en cuenta que sean trabajadores activos, para lo cual les aplicarán una causal laboral. Aunque no tiene un estimativo de la deuda, de lo que sí está seguro es que el Mintrabajo los reconoce como trabajadores activos.

Se acabó el esplendor de la textilera

En el sitio donde por más de 52 años funcionó la textilera Vanylon hoy se construye un conjunto residencial. Alrededor de 600 empleados quedaron cesantes de esta empresa que fue clausurada en enero de 2012. El mayor esplendor de la textilera se registró entre 1970 y el 7 de diciembre de 1982 cuando una conflagración, que consumió parte de la estructura, marcó el comienzo de una serie de actuaciones que terminarían con el cierre de una de las empresas más grandes de Barranquilla. “Después del incendio, que se produjo por una falla o un corto circuito, la empresa tomó la decisión de despedir a todos sus trabajadores y ahí comenzaron varios problemas. El despido fue declarado nulo por el Ministerio de Trabajo y, a partir de ahí, le tocó sostener una nómina externa que no producía”. 

De acuerdo con Javier Bermudez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, con el despido de los 600 empleados en la textilera se acabó el sindicato denominado Sintratextil. Los empleados siguen esperando el pago de sus acreencias laborales.

“A veces siento que voy a desfallecer”

Triplex Pizano, empresa productora de láminas de madera, cuya planta de producción empezó a funcionar en Barranquilla desde 1954, cerró sus puertas en febrero de 2018. Carlos Llerena, quien hace parte del grupo de 600 trabajadores que quedaron cesantes, recuerda como si fuera el primer día que un martes de Carnaval los reunieron para decirles que estaban en liquidación. Desde entonces empezó el viacrucis de este hombre de 55 años, padre de 3 hijos, que laboró 26 años en Pizano. Asegura que el estrés lo tiene agobiado y por prescripción médica tiene que consumir medicamentos. Llerena está desesperado por las deudas contraídas en un año y cuatro meses, desde que quedó desempleado, y no ve solución a la vista. “Estoy demasiado endeudado. Esto es desesperante, siento que desfallezco”.

Álvaro Valencia, otro exempleado de Pizano, dice que lo lamentable es que a Llerena no lo tuvieron en cuenta en el retén social pese a su problema de salud, y asegura que la junta directiva del sindicato los abandonó totalmente. Fredy Sánchez, otro extrabajador, afirma que la esperanza es que les paguen las acreencias con la venta del terreno donde funcionó Pizano, ubicado en la carrera 38 No. 4-221, vía al terminal.

“Los sacaron del hotel y no les pagaron”

Son 80 trabajadores del Hotel El Prado que continúan esperando el pago de sus prestaciones laborales. Algunos de ellos tenían entre 15 y 20 años de experiencia en el centro hotelero, bajo la modalidad de suministrados por empresas temporales o como extras mediante “contrato verbal”. 

El abogado Jorge Medrano, encargado del proceso de estas personas, detalla que en 2016 entregaron el hotel en concesión y hasta la presente no les han pagado nada. Asegura, además, que Fontur y la Sociedad de Activos Especiales, SAE, que son las encargadas del proceso, no se han pronunciado y los trabajadores están “pasando necesidades apremiantes”. Medrano sostiene que en algunas sentencias han declarado que sí existió el contrato, pero “tampoco quieren pagarlas”. “Desde octubre de 2016 los sacaron a todos y no les han respondido por la acreencia laboral que tienen desde hace muchos años, a ellos no les pagaban las prestaciones sociales, ni la seguridad social y a esos trabajadores les llevo el proceso”. Aún no hay un estimativo del monto de las acreencias laborales. A otro grupo les pagan sus acreencias (por el fuero sindical), pero no laboran en el hotel.

En Sabanalarga no pierden la esperanza

De los 40 trabajadores que tenía la antigua Empresa de Acueducto Alcantarillado y Aseo del municipio de Sabanalarga en liquidación han fallecido dos. A la fecha siguen esperando el pago de las acreencias laborales, según Fredy Sarmiento, quien lidera el grupo de los extrabajadores.

Sarmiento asegura que de los 38 que viven, dos están enfermos: uno con cáncer y a otro le amputaron una pierna y le hacen diálisis tres veces a la semana. “Cumplimos 17 años en este proceso. Tenemos unas órdenes de la Corte Constitucional que ya hicieron tránsito a cosa juzgada; es decir, que se tienen que cumplir. Sin embargo, vemos que no cumplen con lo establecido”, dice Sarmiento al responsabilizar de la situación a la Procuraduría por no vigilar el cumplimiento de los procesos de tutela. Desde 2002 la empresa ha tenido más de cinco agentes liquidadores y a la fecha se encuentran sin liquidador, que deberá, además, sacar un estimativo de cuánto suman las acreencias. Sarmiento sostiene que hay una sentencia que ordena al alcalde actual nombrar el liquidador. 

“Muchos murieron esperando el pago”

Lucila Bernal de Roa, una mujer de 66 años y madre de 4 hijos, hace parte de los 1.371 trabajadores que quedaron cesantes en 1980 cuando la empresa Aerocóndor cerró sus operaciones.

Aerocóndor, fundada en Barranquilla en 1955, cubrió las principales rutas nacionales e internacionales y fue declarada en quiebra, por ello cerró sus operaciones. Luego entró en un proceso de liquidación ordenado por el Gobierno de entonces, debido a sus graves problemas financieros. Bernal asegura que unos 300 trabajadores han fallecido a la espera del pago de sus prestaciones y garantías pensionales.

“Trabajé durante 9 años y seis meses con la empresa; han pasado 39 años y no he recibido el pago de las acreencias. Muchos trabajaron más tiempo e incluso han fallecido sin recibir un peso”. Lucila Bernal, quien prestaba sus servicios como auxiliar contable, dice que esperan que en Semana Santa las autoridades competentes reflexionen y puedan ver pronto el fruto de su trabajo. Señala que sus compañeros se reúnen cada dos meses con la esperanza de recibir sus indemnizaciones.

Reynolds dejó cesantes a 400 empleados

En noviembre de 2011 fue cerrada Aluminios Reynolds, empresa emblemática de Barranquilla, dejando cesante a 400 empleados y una acreencia laboral estimada en $8.000 millones, sin incluir los pensionados. En ese momento, la empresa argumentó que atravesaba graves problemas de liquidez, por la competencia desleal de producción de Venezuela y China. En respuesta, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, determinó, el 10 de noviembre, imponer derechos ‘antidumping’ de manera provisional contra las importaciones de laminados de aluminio, y así proteger a la industria nacional de la competencia desleal que se venía presentando. El abogado de Sintrametal, Jorge Medrano, explicó que a través de un proceso civil  logró recuperar algún dinero para los trabajadores, pero desde el punto de vista de la liquidación no les pagaron sus acreencias laborales. 

“Fue un viacrucis de 8 años sin que les pagaran sus prestaciones sociales y al final terminaron liquidando la empresa, sin recibir los pagos”, explicó el abogado Jorge Medrano.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Barranquilla
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO. Aquí puedes conocer más sobre tu cuenta, además de ver y editar su información personal.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen acceso a:

Acceso Ilimitado

Accede a EL HERALDO

Bienvenido, por favor ingresa con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales.

Conéctate con tu cuenta de Facebook o Google
¿Tienes problemas para ingresar? Escríbenos a soporteweb@elheraldo.co

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. Los usuarios registrados tienen:

Acceso Ilimitado

¿Tienes problemas para registrarte? Escribenos a soporteweb@elheraldo.co
x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, para enviarte el enlace para reestablecer tu contraseña.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web