Barranquilla

“El estafador de Tinder” quedó debiendo $12 millones en Barranquilla

EL HERALDO habló con el director de la clínica en la que Shimon Hayut o Simon Leviev se habría realizado un tratamiento odontológico que nunca pagó.

El israelí Shimon Hayut o Simon Leviev, quien es popular en las redes sociales tras ser señalado, en un documental de Netflix, como ‘El estafador de Tinder’, también tiene un capítulo en Barranquilla.

Como se sabe, el hombre fue denunciado por varias mujeres de distintos países de haberlas engañado al conquistarlas a través de la app de citas para luego robarles altas sumas de dinero.

Ahora, su paso por la capital del Atlántico, en 2018, dejó un sabor amargo en la clínica Alianza Odontológica, donde el polémico hombre se habría realizado un diseño de sonrisa que hasta la fecha no ha cancelado.

En diálogo con EL HERALDO, Sergio Tinoco, director de la clínica ubicada en el norte de Barranquilla, aseguró que el sujeto, que fue señalado en el documental estrenado el pasado 2 de febrero, es el mismo que les quedó debiendo 12 millones de pesos hace más de tres años.

“En noviembre o diciembre de 2018 llegó el hombre a la clínica diciendo que requería un diseño de sonrisa exprés porque se tenía que ir de viaje, entonces se le realizó el tratamiento en un par de días”, relató Tinoco.

“Puso al odontólogo a hacerle el tratamiento hasta las 11:00 de la noche”, sostuvo.

Agregó que Hayut llegó con un acompañante, quien también se realizó un diseño de sonrisa y lo pagó de inmediato.

Ante esto, EL HERALDO habló con la recepcionista del lugar, quien prefirió no revelar su nombre. La mujer atendió al extranjero y le contó a este medio que el acompañante era una mujer colombiana, sin dar más detalles.

Una vez realizado el procedimiento, Shimon manifestó su intención de pagar por el servicio prestado, pero un infortunado evento impidió que entregara el dinero.

“Cuando se le va a cobrar, él dice que tarjeta física no tiene, que puede pagar con Apple Pay, ese es un sistema que se maneja a través de unos datafonos que no teníamos implementados en esa época”, añadió Tinoco.

El hombre salió ese día del consultorio odontológico con el compromiso de efectuar el pago apenas pudiera.

“Nosotros no sospechamos que no iba a pagar porque no es algo que pase comúnmente, entonces pensamos que él vendría a pagar al día siguiente o que iba a mandar a alguien con el pago”, indicó el director de la clínica. Sin embargo, eso nunca ocurrió. 

El tema resurgió luego de que el especialista que atendió a Shimon Hayut lo reconoció en la producción de Netflix, en la que tres mujeres afirman que el israelí les decía que era un rico heredero de una industria de diamantes y posteriormente las manipuló para que le entregaran miles de dólares, fingiendo amor para apoderarse de sus pertenencias.

“Nos enteramos porque el odontólogo que lo atendió vio la serie y nos dijo que el que nos visitó aquella vez era ‘El estafador de Tinder’”, dijo Sergio Tinoco.

Manifestó que no recuerda el robo con rencor, sino con jocosidad.

“Así como una golondrina no hace verano, un solo maleante no hace maleante a toda la humanidad, entonces lo tomamos como algo jocoso”, anotó.

EL HERALDO consultó al director de la clínica si tenía algún registro de la cámara de seguridad para evidenciar el momento en que el israelí ingresa al sitio, pero afirmó que no tienen dicho material. Sobre la historia clínica del extranjero o el trámite que se llevó a cabo para adelantar el proceso estético, el establecimiento le dijo a este medio que aunque tenían la información, esta es confidencial.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.