Barranquilla

Denuncian que en una clínica les entregaron un cadáver equivocado

La Clínica Reina Catalina entregó un cuerpo de un adulto mayor a una familia que lloraba a un joven.

Pese al dolor por la muerte de Jorge Cárdenas Jinete, sus familiares tenían el consuelo de poder hacer los rituales propios del cristianismo a pesar de los estrictos protocolos por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, minutos antes de hacer la velación del cuerpo, se dieron cuenta de que el cadáver que estaba en el féretro no era el de Jorge, sino el de un hombre desconocido. Evidentemente, en la clínica les entregaron el cadáver equivocado.

El domingo en la tarde la familia recibió la llamada en la que les avisaron que Jorge había fallecido en la Clínica Reina Catalina, de Barranquilla. Él sufría una patología distinta al coronavirus y poco a poco su salud se fue deteriorando hasta que finalmente dio su último suspiro.

Entonces, además de la tristeza, la familia debió enfrentar ciertas dificultades para poder conseguir un plan fúnebre que se acomodara a su situación económica y así poder darle sepultura a su ser querido. Luego de varias horas, de diligencias que parecían interminables y de preocupación, consiguieron que la Funeraria De La Paz recogiera el cuerpo en la clínica.

El lunes estuvieron esperando todo el día que el cuerpo fuera entregado, pero “la clínica informó que tenían varios cadáveres por entregar y que había que esperar. Después nos llamaron a decirnos que ya la funeraria tenía el cuerpo y que a las diez de la mañana de hoy (martes) podíamos ir a la sala de velación para luego enterrarlo”, contó un pariente.

El error

La mañana de ayer, los familiares fueron a la funeraria, pero gran sorpresa se llevaron cuando vieron que en el féretro no estaba el cuerpo de su pariente de 42 años, sino el de un adulto mayor.

“Nos dimos cuenta porque la diferencia de edad era abismal, además como  él había pedido un corte y una ropa especial, queríamos cerciorarnos de que lo hicieran y fue allí cuando nos enteramos de la irregularidad”.

Entonces, ¿qué pasó con Jorge?

“No sabíamos si estaba vivo o muerto. Lo que hicimos fue ir a la clínica a averiguar qué pasaba y efectivamente nos dijeron que había fallecido. Lo que hicimos fue que la funeraria devolviera el cuerpo del señor y entonces nos entregaron el de nuestro ser querido”, contó un familiar.

Yo creo que la culpa es de la clínica y de la funeraria, porque el cuerpo debía estar marcado. Ahí en la clínica todos los días hay discusiones con los familiares de los pacientes”, expresó Otto Ospino Jinete, hermano del fallecido.

El cuerpo del adulto mayor, al parecer, permanece en poder de la funeraria mientras se aclara la situación.

La familia de Jorge finalmente pudo iniciar nuevamente el proceso para la velación, pero pidió que los centros asistenciales cumplan estrictamente con los protocolos para la entrega de cuerpos para que otras personas no pasen por lo que ellos pasaron.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.