Descripcion de la foto
Por: Carolina Vargas H

Baranoeros protestan a las afueras de la sede de la Alcaldía tras cierre del hospital

Los manifestantes piden al alcalde de Baranoa, Lázaro Escalante, soluciones frente a la medida de la Secretaría de Salud Departamental.

Completamente sola y a oscuras, así amaneció ayer la ESE Hospital de Baranoa luego de que la Secretaría de Salud Departamental decidiera cerrar indefinidamente la entidad por incumplimiento de la resolución  2003 del Ministerio de Salud por la cual “se definen los procedimientos y condiciones de inscripción de los prestadores de servicios de salud”.

Ante eso, parte del cuerpo asistencial y administrativo de la entidad marchó en horas de la mañana de ayer hasta la sede de la Alcaldía municipal con el fin de “exigirles” al mandatario, Lázaro Escalante, y al gerente encargado de la red pública, José Redondo, una pronta solución tras la decisión de la Secretaría.

Algunos baranoenses que se han visto afectados por la cancelación de la prestación de servicios públicos de salud, acompañaron a los trabajadores en la marcha que terminó con el bloqueo de la calle donde se encuentra ubicada la Alcaldía, como es el caso de Delmis Gutiérrez, una paciente que asegura tener un “fuerte dolor de columna” y que se encontró con el hospital cerrado cuando se acercó ayer para cumplir con una cita en la que le realizarían unas placas para determinar las causas del malestar.

“Yo tengo una orden para unas placas que tenía que hacérmelas hoy porque tengo un dolor de columna, cómo me voy a estrellar yo con que el hospital está cerrado, ahora no me puedo realizar nada, no sé qué voy hacer (...) Como es posible que el hospital lo hayan cerrado cuando somos tantos enfermos”.