El Heraldo
Funcionarios de la Alcaldía realizan controles en Barranquillita. John Robledo
Barranquilla

Aumentan los cercos sanitarios en Barranquilla para frenar los contagios

La medida se extiende a sectores de La Sierrita, Carrizal y La Playa.

Una mañana distinta se vivió este martes en Barranquillita. El ‘desorden organizado’ que a diario se observa en este sector de la zona céntrica fue el gran ausente, en el inicio de los nuevos controles de las autoridades distritales para evitar que más personas se contagien con coronavirus.

Con cintas amarillas, un grupo de funcionarios de la Alcaldía crearon una ‘muralla’ para verificar el cumplimiento de la medida de ‘pico y cédula’, así como restringir el ingreso de vendedores estacionarios, ambulantes, bicicocheros, carromuleros y carretilleros, debido a que algunos lugares de abastecimiento y mercados públicos se han convertido en “focos de contagio”.

Mientras las autoridades socializaban la medida entre trabajadores de la zona y espontáneos compradores, en los ojos de Sonia Perea se notaba la preocupación por las consecuencias adversas que la medida podría tener en su economía, aunque resaltó que es una medida pensada para cuidar la salud de la ciudadanía.

“Sabemos que estas decisiones son por nuestro bienestar, pero no deja de alertarnos las afectaciones que podemos sufrir durante estos días por todas las restricciones para adelantar nuestro trabajo”, sostuvo la comerciante.

La mujer, quien se dedica a la venta de frutas y verduras en un punto de este mercado, sostuvo que han adaptado protocolos de bioseguridad, aunque muchos clientes llegan sin cumplir con la norma.

“Muchos vendedores ambulantes no quieren usar tapabocas a pesar de que todos acá les hacemos llamados de atención recurrentes”, expresó. A pocos metros, Franklin Naranjo cuestionó la falta de ayudas para las personas que “vivimos del día a día”, aun cuando la administración distrital anunció la entrega de bonos redimibles a 4.000 trabajadores de la zona.

“Todos los comerciantes hemos incrementado las medidas de cuidado y en nuestros puestos tenemos alcohol y gel antibacterial para los clientes”, sostuvo.

Ante este panorama, Angelo Cianci, gerente del Centro de Barranquilla, entregó un parte de tranquilidad para los vendedores y comerciantes de la zona, debido a que el ingreso de los ciudadanos estará habilitado de manera organizada, de acuerdo con el ‘pico y cédula’.

El funcionario explicó que se permitirá el funcionamiento de los comercios que hacen parte de las excepciones decretadas por el Gobierno Nacional y que cumplan con los protocolos de bioseguridad.

Asimismo, Cianci expuso que el cerco sanitario se habilitó entre las calles 30 y 8 con las carreras 44 y 38, y se extenderá por las próximas dos semanas.

Apoyo a la medida

Extrañados. Así se han sentido los residentes de una manzana en el sector de Tcherassi, en el barrio Ciudadela 20 de Julio, debido al cerco sanitario que fue habilitado por la administración distrital y con el cual se busca atacar la alta densidad de contagios de COVID-19.

“No estamos acostumbrados a este tipo de medidas, pero estamos convencidos que es una acción positiva y así se evitan más contagios”, expuso Carlos Smith, un residente de la zona.

Los estrictos controles sobre el ingreso de las personas y el cumplimiento de las medidas de protección han ‘marcado’ a muchas personas de la zona, que solicitan su extensión a cuadras vecinas.

“Hay muchas personas imprudentes. Durante el puente festivo, la gente se dedicó a beber y pasearse por las calles, como si estuvieran de vacaciones. Muchos nos estamos cuidando, pero estamos corriendo riesgo por los otros”, expuso Jackeline Páez, otra habitante del sector.

A su turno, Merly Guardiola, presidenta de la JAC de la Ciudadela 20 de Julio, resaltó que la ciudadanía ha acatado las recomendaciones: “Es una medida que debieron tomar hace mucho tiempo y controlar la situación”.

En Barranquilla también se han hecho cercos sanitarios en cuadras de Rebolo, La Sierrita y el corregimiento de La Playa.

Por su parte, los residentes de la Ciudadela Metropolitana, en Soledad, también se han mostrado muy receptivos con esta medida.

“Los soledeños y barranquilleros son muy indisciplinados, debieron tomar esa medida desde antes. La ley seca no la han respetado y no respetan la vida de los demás que si nos cuidamos”, expuso Richard Pérez mientras paseaba a su mascota.

Durante los próximos dos puentes festivos que se avecinan, en sectores de Soledad, Malambo y Galapa también se fortalecerán los cercos sanitarios.

Las autoridades en el departamento no descartan la posibilidad de adoptar medidas más drásticas para contener los casos de contagio del nuevo coronavirus.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.