Descripcion de la foto
Por: Carolina Vargas H

Secretaría de Salud cierra red pública de Baranoa por falta de personal

La secretaría de Salud del Atlántico informó que también se ordenó cerrar los puestos de salud de Sibarco, Campeche y Pital de Megua. 

A las 5 de la tarde de ayer, Evelyn Borge salía del hospital de Baranoa con su pequeña hija en silla de ruedas, para ser trasladada a la clínica Bonnadona Porvenir de Barranquilla. La pequeña se convirtió en la última paciente en abandonar la red pública de ese municipio del Atlántico, que fue cerrada por la Secretaría de Salud departamental.

Otros nueve pacientes que eran atendidos en ese centro médico tuvieron que ser trasladados a las clínicas privadas del municipio: Santa Ana, San Rafael, Reina Catalina y Hospital Niño Jesús.

La medida se toma luego que un equipo de la Secretaría de Salud comprobara que tanto el hospital como los puestos de salud no contaban con el personal administrativo y asistencia para prestar los servicios de salud. Dicho equipo había realizado varias visitas a la red pública tras detectar anomalías en la prestación del servicio.

En las visitas de inspección detectaron, por ejemplo, que no había personal asistencial contratado para prestar los servicios de salud y como consecuencia de esta situación se practicó el cierre indefinido de la entidad.

Tras conocerse la decisión de la Secretaría, el alcalde de Baranoa, Lázaro Escalante, explicó que el personal no ha sido contratado porque “el gerente suspendido agotó el presupuesto de un año en solo siete meses”.

En sus declaraciones, recordó que Pedro Araujo Zárate, gerente del hospital, está suspendido por un periodo de tres meses por una decisión de la Procuraduría Provincial de Barranquilla, que lo investiga por “presuntas irregularidades en el manejo presupuestal de la red pública”.

“La mayoría de los contratos por OPS terminaban el 31 de agosto y no había disponibilidad presupuestal, de hecho, el saldo que nos entregó el jefe de presupuesto del hospital era de solo 5 millones de pesos, una nómina que se aumentó en comparación a 2017, la cual empezando el año estaba en 176 millones y aumentó a 296 millones de pesos”, dijo el mandatario municipal.

El secretario encargado de Salud, Hernando Viloria, explicó que en el seguimiento que venían realizando en el hospital se dieron cuenta que “se estaba incumplimiento la resolución 2003 del Ministerio de Salud”, es decir, no había personal contratado y por ende, “se ve afectada la prestación del servicio”.