El Heraldo
Desde la malla oxidada se observa la falta de actividad en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales. Johnny Olivares
Atlántico

Se vuelve a retrasar entrega de la PTAR de Malambo

Aunque se había pactado la finalización de las obras complementarias en noviembre, ahora sería en diciembre.

Son $21 mil millones los que siguen a merced del óxido en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Malambo (PTAR), al menos eso se nota en la malla que protege la infraestructura, que ya cumple 17 meses de haber estado terminada, ese mismo tiempo ha estado sin actividad.

El embrollo de esta historia comienza, incluso, desde la terminación de la obra cuando la Alcaldía no la recibió, sino seis meses después de su culminación. Es decir, en septiembre de 2020.

De hecho, el mes pasado, la comunidad, en señal de reclamo, festejó con ‘bombos y platillos’ el aniversario de una planta que no funciona.

“No era pertinente”, esa fue la respuesta de un funcionario de la Alcaldía cuando un equipo periodístico de EL HERALDO quiso ingresar para observar el estado actual de lo que fue concebido, en su momento, como una megaobra para los malamberos.

“Le hemos estado haciendo seguimiento desde su construcción, entonces lo mínimo que debe hacer la administración es entregar información oportuna y dar fechas que sí se cumplan. Hemos pedido que nos entreguen un informe de lo que se va hacer”, expresó Letty Jaraba, miembro del Consejo Territorial de Planeación.

Los plazos han sido protagonistas en la historia de esta infraestructura, pensada como una solución para detener la contaminación de las ciénagas del municipio, en donde no es un secreto que allí terminan vertidas las aguas residuales de sus más de 100 mil habitantes.

Le puede interesar: Piden celeridad en plan para funcionamiento de PTAR de Malambo

Varios intentos

Esta obra se inició el 22 de enero de 2018 luego de varios intentos que se empezaron a gestar en el 2015. Fue adjudicada por la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) a la Unión Temporal Malambo y su plazo de ejecución era de 18 meses. Es decir, que debía estar lista en julio de 2019, pero un permiso del Invías para hacer el cruce de las obras sobre la carretera Oriental aplazó el compromiso por ocho meses más.

Ese mismo año, en septiembre, el entonces gobernador Eduardo Verano informó que estaba en un 98 % de avance y que faltaba poco para que se pusiera en marcha. Sin embargo, Findeter dijo que solo hasta el 22 de marzo de 2020 se pudieron complementar los trabajos, que fueron recibidos hasta seis meses después.

A partir de entonces, la espera ha sido interminable, el pasado mes de mayo hubo intenciones por parte del alcalde Rumenigge Monsalve de entregarla al operador, pero surgieron nuevos pendientes que siguen sin resolverse en su totalidad, y que según declaraciones de la misma Alcaldía, no impiden el funcionamiento de la planta.

Lea además: Comunidad celebra aniversario de la no operación de la PTAR de Malambo

El exterior de la planta la zona se encuentra completamente enmontada. Johnny Olivares

Nueva inversión

A los $21 mil millones que costó la construcción de la PTAR se sumarán unos $300 millones más, relacionados con los daños, ante la “falta de operación”.

Esa nueva inversión, según la secretaria de Agua Potable del departamento, Lady Ospino, será asumida por la Alcaldía.

Con esa inversión que servirá para sanear los deterioros, la empresa Aguas de Malambo pondrá en marcha la operación. Por otro lado, Findeter también deberá responder por reparaciones que se ajusten a la garantía del contrato.

“Tuvimos reunión recientemente con la Procuraduría para hacer seguimiento a las obras. En el caso del contratista ya se avanzó en las reparaciones; por parte de la Alcaldía aún no empiezan”, informó Víctor García, jefe de operación y mantenimiento de Aguas de Malambo.

Findeter, por su parte, comunicó a EL HERALDO que ya respondieron por el arreglo de barandas reactores, humedad, reparación de domos en la parte externa, pintura y recubrimiento en la tubería.

De esas adecuaciones solo falta por reparar una humedad “que persiste en una caja de entrada”, la cual se estima quede saneada la próxima semana.

Además, Findeter aseguró que estas reparaciones no tienen ninguna incidencia en la operación, lo que quiere decir que la parálisis de la planta no recae en la entidad.

“La obra fue recibida a satisfacción por el municipio el 30 de septiembre de 2020, el mantenimiento y operación desde esa fecha está a cargo del municipio”, expuso la entidad.

Compromiso

El compromiso que resta está en manos de la Alcaldía, que informó que están en proceso de realizar “obras menores” para entregar la planta al operador.

Antes deberán elegir al nuevo contratista que se encargará de esas obras.

“Esperamos que este miércoles 27 de octubre sea montado al Sistema de Contratación Pública, Secop, para el debido proceso licitatorio”, señaló el secretario General municipal, Elvis Pozuelo, en respuesta a este medio de comunicación.

Las obras, dice el funcionario, no fueron tenidas en cuenta en la construcción de la planta.

“Findeter no tuvo en cuenta la instalación de luminarias, canaletas, postes, entre otras adecuaciones, que han sido exigidas para la operación”, detalló Pozuelo.

Johnny Olivares

Nuevo plazo

En la medida que se surten los trámites que exige la ley, nuevamente se aplazaría la operación de la planta, que estaba pactada para el mes de noviembre.

“Se espera que sea en el mes de diciembre”, expresó el secretario General.

Mientras tanto, el jefe de operación y mantenimiento de Aguas de Malambo aclaró que hasta que no supervisen esas obras no entrarán a operar y estima que a finales de diciembre se pueda recibir a satisfacción la planta.

En resumidas cuentas la planta sigue en manos de la Alcaldía, actualmente siendo intervenida otra vez por Findeter y a la espera de que el operador la reciba, mientras tanto los malamberos –principales beneficiados y directamente afectados– siguen anhelando ciénagas descontaminadas y un servicio eficiente de alcantarillado.

“Estamos preocupados porque aquí lo que se ve es un detrimento del patrimonio del municipio, van a tener que volver a invertir dinero cuando pudo evitarse”, expresó Laura Fontalvo, habitante del municipio y miembro del Consejo Territorial de Planeación.

Esta semana, la Procuraduría Ambiental volverá a reunirse con los implicados en el tema de la PTAR para revisar nuevamente el cronograma.

Crisis ecológica

Para entender el alcance e impacto de la PTAR sobre el medio ambiente es importante resaltar la crisis ecológica sobre el complejo lagunar de Malambo que integran las ciénagas Grande, Convento y Bahía, formadas por el río Magdalena en su vertiente occidental, en las cuales se descargan los residuos de miles de hogares que habitan en el territorio.

“Lo ideal siempre es que haya un sistema de tratamiento de los vertimientos de aguas residuales”, precisó la bióloga de la CRA, Ayari Rojano.

La pesca, una actividad ligada a estos cuerpos de agua y de donde proviene el sustento de más de 20 asociaciones de pescadores, sufre con el incesante deterioro que incide en la reproducción de peces.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre, la Procuraduría Ambiental evidenció que el plan de saneamiento y manejo de vertimientos del municipio estaba vencido.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.