El Heraldo
Atlántico

La Costa, dividida por la realización de corralejas

Algunas Gobernaciones han negado los permisos para estos eventos en las últimas semanas. Asotoros dice que son seguras.

El desplome de varios palcos de una corraleja realizada en el municipio de El Espinal, en el departamento de Tolima, que dejó al menos cuatro muertos y decenas de heridos, volvió a traer a la palestra nacional la eterna discusión sobre la realización de estos eventos que, principalmente, tienen aceptación en Sucre y Córdoba.

Desde hace varios años, organizaciones animalistas, autoridades departamentales y diferentes actores han dado sus puntos a favor y en contra sobre las corralejas; sin embargo, la tragedia reciente ha causado un discurso más profundo sobre la toma de decisiones para que se sigan realizando. Las lluvias y los efectos adversos que generan en el terreno han sido los argumentos, entre otros, para ponerle freno –por ahora- a esta “fiesta”.

La Gobernación de Bolívar por medio de una circular, le solicitó a los alcaldes municipales y distritales abstenerse de conceder permisos para realizar las fiestas de corraleja, teniendo en cuenta las precipitaciones de lluvias que existen actualmente, y por los reportes de afectación en gran parte del territorio bolivarense.

 

El gobernador Vicente Blel Scaff explicó que todas las medidas que se adoptan desde el orden departamental son para salvaguardar la integridad de cada uno de los bolivarenses que participan en estas actividades masivas.

“Queremos que las jornadas cumplan con cada uno de los requisitos establecidos por la Dirección de Gestión del Riesgo de Desastre, y de esa manera no tener complicaciones, pero también teniendo en cuenta la temporada de lluvias que por estos días se presenta en el departamento”, expresó el mandatario.

La Gobernación de Bolívar no fue la única en bajarle el dedo a las corralejas. La Alcaldía de Cartagena, tras realizar una inspección a la estructura de la corraleja que se levantó en el corregimiento de Bayunca, decidió negar el permiso para la realización del evento.

 

La OAGRD  encontró madera saturada en la zona de palcos, clavos en mal estado, así como afectaciones en algunas de las columnas producto de la saturación de agua que actualmente presenta el terreno. Asimismo, el montaje de la estructura no contó con los diseños ni la supervisión de la construcción por parte de un ingeniero estructural.

“Desde la administración fuimos enfáticos en que se debían cumplir con todas las especificaciones técnicas para la realización de estas corralejas. Teniendo en cuenta lo evidenciado en esta visita técnica, no podemos otorgar permiso para las corralejas, para las demás actividades sí se dará permiso teniendo en cuenta que las corralejas eran sólo una actividad de estas fiestas patronales”, manifestó Paola Pianeta, secretaria del Interior.

Promotores muestran su descontento

El representante de Asotoros en Córdoba y Sucre, Carlos González, consideró que la realización de las corralejas en la región Caribe es mucho más segura que en otras partes del país por el material con el que son levantadas las estructuras.

González aseguró que la tragedia de El Espinal ocurrió por improvisación de los organizadores, una serie de fallas en la logística que –según él- no ocurren en la Costa.

“Nuestros palcos son construidos con todos los estándares de seguridad a diferencia de El Espinal, Tolima, donde por lo que se ha visto, hubo una improvisada plaza de toros”, indicó.

Agregó que “en la Costa los palcos tienen garantías de seguridad toda vez que se desarrollan con estudios de suelo y cuentan con supervisión de las Oficinas de Infraestructura de los municipios, conformadas por grupos de ingenieros capacitados para esta clase de eventos, a lo que se suman las respectivas pólizas que exige la ley”.

Según el representante gremial, las corralejas en la región Caribe deben seguir recibiendo los permisos por parte de las autoridades siempre y cuando cumplan con los requisitos técnicos obligatorios.

“Nuestra estructura es totalmente fuerte con listones, tablas, varas. Acá por cada 70 centímetros se coloca un poste de 4x4, de 8 metros. Mientras que en la corraleja de El Espinal, el ruedo eran unas guaduas, es obvio que cuando el toro golpeara esa madera se iba a romper”, aseguró.

Lo anterior es soportado por el presidente de Asotoros, Guillermo Preciado Lorduy, quien manifestó que a pesar de la lluvia de críticas que han recibido, en la Costa no se han registrado accidentes de este tipo desde la tragedia de 1980 en Sincelejo, donde murieron más de 400 personas.

“En la región Caribe se desarrollan 103 corralejas y, desde aquella tragedia que ocurrió en el año 1980 en Sincelejo en fiestas del 20 de enero, realmente no se ha presentado ningún colapso de la estructura de los palcos que se realizan acá porque se han tomado todas las precauciones del caso. Se ha tratado por todos los medios preservar la vida de las personas”, indicó a Infobae.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.