El Heraldo
Los estudiantes del Instituto La Salle vienen aplicando el modelo de alternancia, cumpliendo los protocolos de bioseguridad. Josefina Villareal
Atlántico

El regreso a las aulas, cada vez más cerca

En el Atlántico, las autoridades avanzan en la puesta en marcha de las orientaciones para reanudar las actividades académicas en los municipios.

Un esperado regreso. Desde mediados de julio, la presencialidad retorna a las escuelas de Barranquilla tras el aval del Ministerio de Salud y Protección Social, en el marco del proceso de reactivación económica y social del país.

La alternancia ha sido un primer paso. Los colegios de la ciudad han avanzado en la construcción de los protocolos de bioseguridad que permitan el regreso escalonado de los estudiantes a las actividades presenciales.

Para esta nueva fase, que contempla una presencialidad absoluta en las instituciones educativas del Distrito, las autoridades sanitarias han dispuesto una serie de pautas que deben ser cumplidas a cabalidad, teniendo en cuenta que el virus no da tregua.

Así lo expuso el alcalde Jaime Pumarejo, quien destacó que la capacidad de la vacunación en la ciudad ha sido clave para la reapertura de distintos sectores, entre ellos, la educación.

“Queremos darle un impulso a la vida social, porque el deterioro de la vida social es también lo que ha generado mucha de la angustia que tiene a la gente con este sentimiento de desconcierto y de temor por el futuro”, expuso recientemente el mandatario distrital.

Barranquilla, al igual que las demás entidades territoriales del país, viene construyendo una hoja de ruta para el regreso a las aulas de clase. Este proceso se viene adelantando de manera articulada con el Gobierno nacional.

De acuerdo con la Secretaría de Educación del Distrito de Barranquilla, los servicios educativos de educación inicial, preescolar, básica y media serán lo que pueden retomar de forma presencial.

“Los servicios de transporte, alimentación escolar, y actividades curriculares también se incluyen, teniendo en cuenta el índice de cobertura de vacunación de cada territorio, porcentaje de ocupación de camas uci y flexibilización de los protocolos de bioseguridad”, explicó la secretaria Bibiana Rincón.

La funcionaria fue enfática al sostener que también hay autorización para el regreso presencial de docentes, directivos, personal administrativo y de apoyo logístico que hayan recibido esquema de vacunación completo.

Los protocolos son clave para el regreso a clases. Josefina Villareal

Empero, sustentó que la administración distrital se encuentra a la espera de que el Ministerio de Educación Nacional emita un lineamiento más detallado en relación al retorno a la presencialidad, el cual será la guía principal para ser socializada con la comunidad educativa.

“Mientras esto sucede, Barranquilla avanza en el proceso de vacunación de todo el personal de las instituciones educativas públicas y privadas de la ciudad”, agregó Rincón.

La funcionaria también destacó que las medidas de autocuidado y protección serán clave en este proceso, de acuerdo con la adaptación y flexibilización de los protocolos de bioseguridad de Minsalud.

Indicó, además, que hasta el momento Barranquilla cuenta con 84 colegios privados habilitados, de los cuales, 72 retornaron en alternancia.

Por otro lado, Rincón indicó que el calendario académico del sector oficial de Barranquilla no ha presentado modificaciones y que el receso estudiantil iniciará el 28 de junio hasta el 18 de julio de este año.

 

En el Atlántico

En los municipios no certificados del departamento también avanza el proceso de alistamiento para el regreso a la presencialidad, de acuerdo con lo establecido por el Gobierno nacional.

La gobernadora Elsa Noguera destacó que el retorno a las aulas es una noticia “positiva” debido a las afectaciones que la pandemia ha generado en su formación: “Es un proceso que no podemos llevar a cabo sin preparación. Por eso la meta es que antes del 30 de junio, 9.500 docentes de los municipios estén completamente vacunados”.

Noguera puso de presente, además, que “el plan va muy bien y hay entusiasmo y los ‘profes’ han asistido con juicio a sus sitios de vacunación”.

Otro de los preparativos que destacó la gobernadora Noguera es la adecuación de las escuelas para contar con el servicio de agua potable.

“Desde el año pasado se puso en marcha un plan de inversiones por $20 mil millones para garantizar baños y acceso al agua durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, agregó.

Asimismo, indicó que se deben cumplir con los protocolos de bioseguridad en el interior de las escuelas, en especial, el uso de tapaboca, el distanciamiento físico y el lavado constante de manos.

En Malambo, uno de los dos municipios certificados en educación, las autoridades locales avanzan en el proceso de alistamiento para el regreso “gradual, progresivo y seguro” a las instituciones educativas.

Lilia Fernández, secretaria de Educación de Malambo, indicó que el regreso a la presencialidad se ha contemplado –en una primera fase– con la media académica. Posteriormente se habilitará en grados de primera infancia, básica primaria y básica secundaria.

Indicó que dicha habilitación estará sujeta a las condiciones de los establecimientos educativos y el aforo máximo de cada uno: “Este proceso puede variar de acuerdo con la intención de regreso de los estudiantes de cada grado”.

La funcionaria dijo que se cumplirá un seguimiento estricto a las instituciones educativas, así como los indicadores de salud del municipio, en especial, el índice de resiliencia epidemiológica municipal, con el fin de tomar las acciones correctivas o preventivas necesarias.

La secretaria Fernández expuso que actualmente hay 35 establecimientos educativos del sector no oficial que cuentan con la habilitación para adelantar sus actividades académicas bajo el modelo de alternancia.

Lo que dice Minsalud

En la resolución 777, el Ministerio de Salud y Protección Social definió criterios y condiciones para el desarrollo de las actividades económicas y sociales en el país.

Para el sector educativo, el Gobierno nacional definió una serie de medidas, tales como mantener la estrategia de cohorte o burbuja organizando grupos fijos de niñas, niños y adolescentes.

Además, se deben evitar aglomeraciones a la entrada y la salida de las instituciones, en la compra o distribución de alimentos así como escalonar los tiempos de comida y descanso, privilegiando espacios al aire libre o espacios con adecuada ventilación para el consumo de alimentos.

El Ministerio también expuso que se deben extremar las prácticas de cuidado para evitar el contagio de covid-19 ante la presencia de alguna comorbilidad en los niños.

Con relación al transporte escolar, se determinó que siempre se debe usar tapaboca y promover la apertura de ventanas de forma permanente en los vehículos que lo permitan, y en los que no sea posible, activar los sistemas de aire acondicionado en modo no recirculación de aire, así como evitar el consumo de alimentos y bebidas o hablar por celular en los desplazamientos.

Con relación al uso del tapaboca, Minsalud indicó que no es necesario en niños menores de 2 años ante el riesgo de asfixia y sofocación.

También se debe evitar el uso de tapabocas en niñas, niños y adolescentes con alteración del estado de conciencia o cualquier discapacidad física o intelectual que le impida su adecuada manipulación, así mismo con ciertas patologías respiratorias crónicas que puedan verse afectadas por su uso.

Riesgo epidemiológico

La comunidad médica ha expuesto que la posibilidad de contagio se encuentra latente en cualquier espacio. Empero, indicó que el regreso a las aulas es fundamental para garantizar educación a la población.

Ante este panorama, el epidemiólogo clínico Andrés Felipe Estupiñán indicó que “para evitar contagios en colegios es fundamental tener adecuada ventilación en las aulas, continuar las medidas de bioseguridad que cuentan con evidencia científica de efectividad y con el seguimiento epidemiológico de síntomas”.

Para Martha Beltrán, jefe de pediatría de Clínica del Country y Clínica La Colina, los padres de familia cuentan con un papel preponderante en este regreso a las aulas, puesto que deben garantizar que en el hogar se mantengan las mismas medidas que se imparten en los colegios. 

“Los padres de familia y tutores deben conocer los síntomas de covid-19 en niños para que se abstengan de enviarlos al colegio, pues estos varían de los de los adultos y consisten en lesiones cutáneas, fatiga, dolor de cabeza, fiebre, dolor de garganta y pérdida del apetito”, sostuvo la profesional médica.

Los estudiantes deben utilizar el tapabocas dentro de las aulas de clases. Josefina Villareal
Opiniones divididas entre los padres de familia

El regreso a clases presenciales desde el mes de julio ha despertado voces a favor y en contra entre los padres de familia barranquilleros.

Lorena* se mostró de acuerdo con la posibilidad de que los niños puedan regresar a clases, teniendo en cuenta que “necesitan más que un computador para aprender y formarse de manera integral”.

La mujer –quien es madre de dos niñas de 7 y 1 año, respectivamente– expuso que el proceso educativo desde la virtualidad ha contado con una serie de dificultades que han incidido en la formación de los niños.

“A ellos les hace falta disfrutar de toda la infraestructura física y pedagógica que tienen en el colegio, necesitan socializar con sus compañeros y profesores, y sobre todo, necesitan recuperar y cuidar su vida desde el ámbito físico, mental y emocional”, agregó.

Al respecto, Loraine Jiménez, madre de 3 estudiantes, dijo que no está de acuerdo con el regreso a clases. Argumentó que no confía en las medidas que puedan implementar en el colegio de sus hijos, menores de 10 años, para que estén a salvo del virus.

“Mi hijo menor de 6 años se quita el tapaboca, es muy inquieto. El que tiene 8 años es muy afectivo y le gusta mantener contacto con otras personas, así que no creo que sea fácil para él no abrazar a sus compañeros o estar cerca de ellos. Para mí no es una opción el regreso a las aulas que propone el Gobierno”, confesó Jiménez.

La mujer de 29 años también propone que las autoridades refuercen las medidas en lo que queda del año para que en el 2022 el regreso sea seguro.

“Están vacunando a los docentes, pero muchos padres jóvenes no estamos priorizados y falta mucho para que eso ocurra, así que creo que la medida sigue siendo apresurada”, agregó.

De acuerdo con una investigación del Centro de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico Orientado a la Gestión Académica (Ceinfes), un importante número de padres de familia en el país consideró que el retorno a las aulas no es oportuno. Según lo expuesto, es necesario que el país se encuentre en una fase de vacunación más avanzada que permita garantizar la salud de los estudiantes y de quienes conviven con ellos.

*Nombre cambiado por solicitud de la entrevistada.

La interacción con docentes, uno de los beneficios del regreso presencial. Josefina Villareal
Los beneficios de la presencialidad para los estudiantes

El regreso a clases presenciales ha sido calificado como positivo por parte de los expertos, teniendo en cuenta el impacto que tiene en la salud mental de los niños y adolescentes.

La psicóloga familiar Ana Luz Arias Rodríguez sostuvo que este proceso es vital para recobrar algunas habilidades sociales que se han ido perdiendo a causa de la pandemia.

“En el ambiente virtual se va perdiendo la capacidad de socialización; el regresar a los colegios permite que los niños y jóvenes tengan mayores libertades, tener otras experiencias”, sostuvo.

A su turno, la trabajadora social Teresita Durán explicó que el regreso a las aulas permite que los alumnos cuenten con un espacio de socialización y formación integral, que no se puede igualar a la educación virtual.

“Los niños y niñas necesitan del contacto visual y físico con sus pares. Además que el hogar no debe convertirse en la escuela. Ambos espacios tienen su función y son complementarios”, expuso Durán.

Indicó, además, que estos espacios permiten un mayor desarrollo del lenguaje y aprendizaje de las expresiones sociales y culturales: “Se estimula el trabajo en equipo, el respeto al otro, la solidaridad, la escucha, entre otros aspectos de la personalidad”.

Por su parte, Oscar Lesmes, investigador en temas educativos, sostuvo que los estudiantes necesitan socializar con sus docentes y compañeros para tener un desarrollo formativo completo, pues sienten que el encierro ha afectado su aspecto social.

“Por el retorno gradual a las actividades laborales, una gran cantidad de padres ya no pueden estar en casa ayudando a sus hijos, por lo que resulta bastante importante el retorno a clases para que tengan un proceso de acompañamiento por parte de los docentes”, agregó.

Los expertos coincidieron al asegurar que el regreso a las aulas se debe realizar con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad, para reducir las posibilidades de contagios por covid-19.

La psicóloga Paula Uribe indicó que los niños y adolescentes son los principales beneficiados a la hora de volver a la presencialidad porque tienen la posibilidad de retomar su proceso de aprendizaje en contacto directo con el maestro.

“La calidad de dicha relación se convierte en el principal vehículo para que se produzca el aprendizaje de manera significativa, con el acompañamiento necesario en el la construcción del hacer y la formación del ser”, expuso la líder de consejería escolar del Colegio Bilingüe Richmond.

Por su parte, Alberto Sánchez, director de Innovación y Desarrollo del Centro de Investigación y Formación para la Educación Superior (Ceinfes), sostuvo que la virtualidad no ha permitido el desarrollo completo de algunas competencias, caso contrario a lo que sucede en la presencialidad.

“Los procesos de enseñanza-aprendizaje se van a fortalecer. Hay materias –como física, química y matemáticas– que requieren acompañamiento por parte de los docentes y así lo han expresado los padres”, puntualizó.

Los retos que se deben atender

El sector educativo ha tenido que enfrentar una serie de nuevos retos a causa de la pandemia. En esta nueva etapa, la academia debe responder a otros desafíos, que están enfocados a brindar una educación más inclusiva y que no genere desigualdades sociales.

Marietta Morad Di Doménico, rectora del colegio IDPHU Campestre Bilingüe, sostuvo que la educación debe agregar nuevos elementos adicionales que permitan fortalecer el proceso de formación de niños y jóvenes.

“Los nuevos currículos deben tener en cuenta que los niños y jóvenes tienen un avance significativo en el lenguaje digital, por eso deben ser adaptados a los elementos modernos. Además, deben ser más ágiles y contar con los elementos que permitan que las clases no sean una actividad monótona”, sostuvo.

Asimismo, dijo que se deben implementar estrategias para el desarrollo espiritual y social de los estudiantes: “De esta forma se debe consolidar el respeto hacia los otros, que entendamos que los miedos hay que vencerlos”.

Para Albert Sangrà, experto en e-learning y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), es necesario diseñar modelos de presencialidad discontinua que permitan cambiar del contexto virtual al presencial, o viceversa, sin mayores traumatismos.

“Un diseño del aprendizaje basado en actividades o proyectos, con actividades que puedan ser reversibles cuando cambiamos de contexto, y un conjunto amplio de mecanismos de evaluación continua, que nos permitan disponer de la información respecto de los estudiantes desde muchas fuentes, presenciales y virtuales”, expuso.

La deserción es otro de los retos a atender en medio de este nuevo panorama para la educación. La trabajadora social Teresita Durán destacó que se han implementado  distintas políticas públicas en el sector educativo para garantizar la educación como un derecho y no como una opción.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.