Últimas noticias

Soldados trasladan a habitantes de Escuinapa, Sinaloa, a zonas de refugio ante la llegada de Willa.
22:49

El Servicio Meteorológico Nacional que el fenómeno llevaba...

22:31

Santa Fe y Cali estrenaron el VAR en el minuto 77 y empatan...

Fernando Haddad, candidato a la Presidencia de Brasil.
22:22

El candidato de izquierda acortó distancia con el gran...

Zulema Jattin, excongresista de Córdoba.
22:15

La remisión fue hecha este martes por la Sala de Primera...

22:04

Con una votación de 71 contra 18, la plenaria del Senado...

Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU.
21:28

El anuncio del secretario de Estado, Mike Pompeo,...

Fernando Carrillo, procurador general.
21:15

El jefe del Ministerio Público reclamó en forma airada a la...

21:09

El pleno de la cámara alta le dijo no a la apelación...

Iván Duque, presidente de Colombia.
20:50

Desde Bruselas, el mandatario aseguró que la JEp tiene que...

Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura.
20:43

La titular de Justicia dijo que no ha recibido solicitud...

Eduardo Blanco Paulino, de 74 años, uno de los más ancianos del caserío, posa ante la cámara desde el mirador de ‘El Cielo’.
Eduardo Blanco Paulino, de 74 años, uno de los más ancianos del caserío, posa ante la cámara desde el mirador de ‘El Cielo’.

Crónica

El Cielo es de los Blanco

A 32,8 ilómetros de Barranquilla, en el municipio de Tubará, está el caserío donde residen 67 personas de una misma familia.

El titulo es:El Cielo es de los Blanco

A 32,8 ilómetros de Barranquilla, en el municipio de Tubará, está el caserío donde residen 67 personas de una misma familia.

Algunos creen que El Cielo es propiedad de un ser omnipresente, y que para llegar a él hay que tomar un largo camino que se inicia con la buenas acciones en vida y se continúa luego de la muerte. Pero no, sus verdaderos dueños son los Blanco y solo basta con recorrer 32.8 kilómetros desde Barranquilla para conocerlo. 

Su origen se remonta a los años 40, cuando Felipe Corro y Emilia Arévalo, una pareja de esposos, decidieron deshacerse de una de sus propiedades. Sus compradores fueron los hermanos Julio y Manuel Blanco Viloria, quienes quisieron apostarle a la construcción de una nueva historia. 

Los dos hermanos —para esa época— trabajaban en el terminal marítimo de Barranquilla y al paso de los años se jubilaron. Julio decidió vender su terreno a una empresa cementera de la región, caso contrario el de Manuel, quien conservó sus hectáreas y empezó a cimentar hasta lograr formar lo que hoy se conoce como El Cielo, un caserío ubicado en lo más alto de un morro en el corregimiento del mismo nombre (El Morro), que es jurisdicción del municipio de Tubará.

“Mi papá empezó a construir en los años 60, entonces esto de acá (El Cielo) es formado de un solo matrimonio, de Manuel Dolores con Paula Paulino. De ahí nacieron nueve hijos y aquí seguimos a excepción de dos de mis hermanos que ya fallecieron”, relató Eduardo Blanco Paulino, uno de los hijos del fundador del caserío. 

Eduardo Blanco y su hijo Alfredo posan con parte de su familia en las afueras de su vivienda.
Eduardo Blanco y su hijo Alfredo posan con parte de su familia en las afueras de su vivienda.

José, Eduardo, Alfonso, Manuel, Arquímides,  Nestar y Carolina, además de Ramiro y Santos, que ya fallecieron, fueron los hermanos que heredaron de su padre Manuel Blanco las altas tierras. Todos son descendientes de la tribu indígena Mocaná, algunos se casaron entre primos y otros parientes cercanos, por lo que siguieron conservando el apellido hasta la fecha. 

Actualmente, el caserío lo conforman 67 personas entre hombres (40) y mujeres (27), que viven en 17 casas. 

Varios se dedican a la albañilería, otros al turismo y algunas de las mujeres a las labores del hogar. 

Los hombres oficiales de albañilería trabajan en Barranquilla, Puerto Colombia, Tubará o donde les salga la contratación. Los que se dedican al tema turístico, laboran en casetas en las playas de Puerto Velero, Tubará, Sabanilla y Caño Dulce.  

En este asentamiento indígena hay 18 menores de edad, quienes estudian en colegios ubicados en el corregimiento de El Morro y en el municipio de Puerto Colombia. De los jóvenes, los Blanco contaron que unos culminaron el bachillerato y cursan carreras técnicas en sedes del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena). 

Varias de las mujeres que viven en el caserio El Cielo se dedican a cuidar los hijos y el hogar.
Varias de las mujeres que viven en el caserio El Cielo se dedican a cuidar los hijos y el hogar.

¿Por qué El Cielo?

Cuenta Eduardo Blanco, de 74 años y uno de los más ancianos de ese pueblo, que El Cielo recibe ese nombre por una visita de un párroco de la época a las tierras del corregimiento, tras una invitación que le hicieron sus padres Manuel y Paula. 

“Una vez vino un padre a estas tierras y al subir por la colina más alta que había, llegó y dijo: ¡Ah... pero esto aquí es el cielo! Y a partir de allí se quedó con ese nombre, El Cielo”, relató Blanco Paulino, mientras observaba desde lo alto de esa misma colina el horizonte.

Esta historia ha pasado ya por cuatro generaciones y aún se mantiene la tradición oral en el caserío.

El Cielo se encuentra a una altitud de 220 metros sobre el nivel del mar. Desde arriba se logra ver el corregimiento El Morro, las playas de Puerto Velero, Puerto Colombia y Sabanilla. 

Los servicios públicos

Los habitantes de El Cielo cuentan con dos servicios públicos, el agua y la energía eléctrica. No tienen el de gas natural. 

“El agua la obtenemos gracias a un acueducto comunitario que se abastece de un pozo subterráneo de Cipacua, ubicado en el corregimiento de Juaruco en Tubará. El servicio de energía viene de los lados de Baranoa y Juan de Acosta, antes de llegar aquí a El Morro”, dijo Alfredo Blanco, uno de los cuatro hijos de Eduardo. 

Esilda González de Blanco  prepara los alimentos en fogón de leña a falta del servicio de gas natural.
Esilda González de Blanco prepara los alimentos en fogón de leña a falta del servicio de gas natural.

En agua —sostuvo— pagan $12.000 al mes y en luz unos $30.000 dependiendo del consumo. Para cocinar, unos utilizan leña y otros prefieren comprar pimpinas de gas.

“Hace unas semanas dimos un permiso para que la Administración construyera un tanque elevado en el caserío para tener mayor reserva del líquido, estamos a la espera”, contó Alfredo Blanco. 

El Acceso

Hay dos caminos de herradura y una trocha para subir a El Cielo. Los habitantes diariamente los usan para hacer compras, salir a trabajar o, en el caso de los niños, ir a estudiar. Algunos hacen uso del servicio de mototaxi, que empezó a verse hace unos cinco años. Otros tienen sus vehículos propios. Para llegar a El Morro, tomando la trocha, deben recorrer 3.2 kilómetros, por lo que muchos optan por irse a pie a través del camino de herradura.

La vida en El Cielo. Varios de sus habitantes describen al caserío como un lugar lleno de tranquilidad y belleza por los paisajes que ofrece desde lo alto y sus alrededores. 

“Vivir en El Cielo es una tranquilidad de 45 años, enorme y feliz. Aquí nací, crecí, formé mi hogar y tuve a mis cuatro hijos”, expresó Alfredo, con cierta emoción y complacencia.

Betty Blanco, de 77 años y la más anciana junto con José Blanco, su esposo y primo a la vez,  manifestó que desde que llegó a estas tierras, a la edad de 24 años, su vida ha sido feliz con su familia. 

“Yo me enamoré de mi esposo y desde que salí en cinta mi mamá me echó para acá. Aquí en El Cielo tuve todos mis hijos. Fueron siete los que parí, dos fallecieron y cinco viven conmigo”, contó Betty.

Ella dice que su vida ha sido como llegar a El Cielo.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Atlántico
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000