¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Tienes 5 artículos gratis restantes

    Suscríbete a EL HERALDO y disfruta de contenido ilimitado y muchos beneficios.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Yerry Mina entrenando con la Selección Colombia.
12:08

El defensor colombiano habló luego de la víctoria ante...

En el centro el senador Carlos Meisel, acompañado de los miembros del directorio y los candidatos.
00:00

De los aspirantes, 4 cuentan con el aval y 8 con el coaval...

Samuel Villalobos, Alejandro Torrenegra y Enzo Castro, los barranquilleros que irán al Suramericano.
00:00

Enzo Castro, Samuel Villalobos y Luis Torrenegra se ganaron...

00:00

La celebración se vio empañada por un tiroteo que dejó dos...

Klay Thompson se lamenta tras su lesión de rodilla.
00:00

Con las bajas de Durant y Thompson pierden poderío. Los...

Fachada de la Fundación Universitaria San Martín, ubicada en el corredor universitario.
00:00

Tras la intervención del Mineducación, algunos...

Prasca en su visita al terreno en Sabanalarga.
00:00

Se beneficiarán  3.600 estudiantes de la zona centro...

Los arqueros de Venezuela y Brasil, Fariñez (izq) y Allison (Der).
00:00

Se enfrentan este martes, a partir de las 7:30 de la noche...

Mónica Puig.
00:00

La tenista ‘boricua’ cayó 6-4, 7-5 ante Ajla Tomljanovic.

De izquierda a derecha ocho integrantes de la selección Atlántico Prejuvenil que se coronó bicampeona nacional: Ricardo Caraballo, Luis Cassiani (AT), Brayan Guerra, Osvaldo Chamorro, Alexis Sandoval, Richard Garcés (DT), Horario Estrada (PF) y Jhon Quintero.
00:00

Cinco jugadores y el técnico de la selección Atlántico...

A un año de la barbarie

Hace un año, la tragedia invadió al Atlántico con los atentados del Eln en San José y Soledad 2000. Pese al dolor por las pérdidas, la ciudad demostró a los violentos que no pueden robarle la alegría. Hoy, cuando las heridas empiezan a sanar, EL HERALDO hace un homenaje los seis héroes de la Policía que perdieron la vida, a los 49 heridos y a la memoria de todo un pueblo.

27 Ene/2019

EL HERALDO hace un recuento del trágico suceso que cobró la vida de seis uniformados y dejó 49 heridos. Familias recuerdan a sus seres queridos y piden que se condenen a los cuatro capturados por...

Continuar leyendo

Las imágenes del horror

Los escombros, los heridos, las autoridades, el dolor, los homenajes, todo lo que no se puede escribir en palabras fue retratado por nuestros reporteros gráficos desde las estaciones de policía violentadas. Aquí una selección de las mejores imágenes del periodismo gráfico de esta casa editorial.

Atentado San jose Atentado Soledad

La transformación en el tiempo

Compare cómo cambiaron los lugares donde fueron perpetrados los ataques, lo que sigue ahí y lo que fue destruido. Así mismo escuche a los usuarios de Wasapea a EL HERALDO quienes por medio de audios recordaron desde sus propias experiencias cómo fueron las madrugadas del 27 y 28 de enero.

Atentado San jose Atentado Soledad

Un paralelo entre la tragedia que hace un año llenó de dolor y muerte el patio de la estación de policía del barrio San José y la vida que en la actualidad intentan inyectarle al lugar. Un mural en homenaje a las víctimas se construye en el punto donde antes había un cráter.

Lo que hace unos cinco años era un CAI que brindaba seguridad a los habitantes del barrio Soledad 2000 y sus alrededores se convirtió el 28 de enero de 2018 en la muestra de la destrucción que puede crear el terrorismo.

Denys Larios
Indira Consuegra
Jaime Reyes
27 Ene 2019

Seis héroes

Seis fallecidos, seis nombres y seis familias que sintieron en carne propia el dolor de despedir a sus seres queridos en medio de la violencia. Estos son los rostros de los uniformados que arrebató el terrorismo en el ataque a la estación San José.

Conoce más
Anderson René Cano Arteta Natural de Baranoa 24 años 7 años de servicio
Conoce más
Freddy López Gutiérrez Natural de Ciénaga 27 años 7 años de servicio
Conoce más
Freddys Echeverría Orozco Natural de Puebloviejo 24 años 3 años de servicio
Conoce más
Yosimar Márquez Navarro Natural de Sucre 29 años 5 años de servicio
Conoce más
Yamith José Rada Muñoz Natural de Santa Marta 29 años 6 años de servicio
Conoce más
Willy Savier Rhenals Martínez Natural de Montería 33 años 11 años de servicio

Las otras víctimas

Los huérfanos, las viudas, los padres que perdieron a sus hijos y los demás familiares de los tantos uniformados afectados durante los ataques nos cuentan cómo han vivido con el dolor, cómo recuerdan esos momentos de angustia y qué piensan ahora de lo ocurrido.

Madeleine Márquez (Viuda de Fredy de Jesús López Gutiérrez)

“Aún no aceptó que él no está, hay momentos en que espero todavía su llegada”. Madeleine Márquez inicia con esa frase y de inmediato se quiebra su voz. Pero toma fuerzas y logra confesar que fueron los “mejores 15 años” de su vida “a su lado”.

Continua leyendo

La mujer era la compañera sentimental del patrullero cienaguero Fredy de Jesús López Gutiérrez, de 27 años, quien llevaba ocho años en la Policía Nacional, exactamente en la estación San José de Barranquilla, donde ocurrió el atentado.

Para Madeleine lo más importante para Fredy era su familia. “Podía venir muy cansado a la 1:00 a.m., que jugaba en la mañana muy temprano con Freile (hijo de 6 años)”, dijo la mujer, quien añadió que el niño a veces se pone en la ventana “esperando a que llegue su padre”.

Es por eso –dijo la compañera– añoraba tener otros dos hijos, en específico unas gemelas.

Ante esto, desde hace más de 3 años comenzaron a gestar ese sueño. A los pocos meses, Madeleine queda embarazada y la felicidad se tomó la familia por tres meses, debido a que “por designios de Dios” perdió el bebé.

“Fue muy duro eso para él (Fredy). Pidió un permiso el día que sucedió y estalló en llanto en la casa”.

Luego de un tiempo, ambos decidieron seguir buscando a la niña o niñas para la familia. El 25 de enero de 2018, dos días antes que sucediera el atentando, el patrullero le dijo que tenía fe que había quedado embarazada ese día y lo empezó a divulgar con todos los familiares.

Al pasar un poco más de dos semanas, el hermano de Madeleine le insistió en que se hiciera una prueba de embarazo porque creía que Fredy tenía razón. A pesar de que no creía, ella accedió a hacérsela, la cual salió positiva.

Al pensar en el nombre, la mujer confiesa que no hubo necesidad de pensarlo, ya que el mismo Fredy fue quien lo colocó. Luego del atentado, la Policía les entregó unas pertenencias, entre las que se encontraba un papel, donde había dos nombres.

“Freilys y Freisys. Esos eran los nombres que quería para las gemelas”, contó.

En octubre pasado, el sueño de Fredy, Freilys de Jesús, nació, pero el patrullero no la pudo conocer.

cerrar
Isabel María Orozco Suárez (Madre de Freddys de Jesús Echeverría Orozco)

Isabel confesó que el hijo de 18 años que le queda desea ser Policía, pero con todos los atentados ocurridos le he dicho que lo piense bien. “El atentado del Eln en Bogotá hizo que recordara los momentos de dolor que sufrí hace un año y más porque, estos eran unos niños, unos bebés”, afirmó.

Continua leyendo

Para Isabel María Orozco Suárez ha sido muy difícil olvidar la amabilidad y felicidad que caracterizaba a su hijo Freddys de Jesús Echeverría Orozco, de 24 años, quien resultó muerto en el atentado de hace un año en la Estación San José.

“¡Cucha!, ¿cómo están todos allá?”, así dijo que empezaba Freddys todas las conversaciones telefónicas. “No lo recuerdo nunca bravo, ni de mal genio”.

A los 18 años, el joven prestó el servicio en el Inpec, durante tres meses. Al año, ingresó a la Policía Nacional en Barranquilla, pero fue asignado en el municipio de Funza (Cundinamarca) y posteriormente trasladado a Sincelejo. En diciembre de 2017, le fijaron nuevamente a Barranquilla como su lugar de trabajo.

“Llevaba un poco más de cuatro años como patrullero y deseaba seguir ahí porque estaba aprendiendo mucho al estar en la calle”, dijo la mujer de 46 años, desde su vivienda ubicada en la calle 5 #3-36, barrio Nariño, en el corregimiento de Isla del Rosario, municipio de Pueblo Viejo (Magdalena).

Para la madre, el sueño de su hijo era sacar adelante a sus dos hermanos de 18 años y 13 años, al igual que a sus padres. “Siempre me decía que cuidara de ellos y que estudiaran para que salieran adelante”, agregó.

Isabel confesó que el hijo de 18 años que le queda desea ser Policía, pero con todos los atentados ocurridos le he dicho que lo piense bien. “El atentado del Eln en Bogotá hizo que recordara los momentos de dolor que sufrí hace un año y más porque, estos eran unos niños, unos bebés”, afirmó y señaló que su hijo actualmente finalizó un curso de ciencias forenses y criminalísticas.

En cuanto a si perdona a los autores del atentado en la estación San José, dijo que quien los perdonará es Dios, a quien algún día deben “rendirle cuentas”.

cerrar
José Rada y Betty María Núñez (Padres de Yamith José Rada Muñoz)

José y Betty no querían que se enrolara en la Institución porque sabían los riesgos que corría con el solo hecho de llevar puesto el uniforme. “Al final decidimos que si ese era su deseo, nosotros no nos íbamos a oponer y entonces lo impulsamos en sus sueños”, dijeron.

Continua leyendo

Tener a Dios en sus corazones les ha permitido a José Rada y Betty María Núñez, soportar con estoicismo la ausencia de su hijo José Yamith.

Desde ese nefasto 27 de enero del 2018 cuando el primogénito murió en el ataque del Eln a la estación de Policía del barrio San José, en Barranquilla, no ha habido un instante del día en que su recuerdo no esté presente. “Son noches de desvelos, rememorando los momentos vividos con él”, comentaron.

Y en ese cúmulo de evocaciones está perenne el día que José Yamith les dijo, “¡quiero ser policía!”.

José y Betty no querían que se enrolara en la Institución porque sabían los riesgos que corría con el solo hecho de llevar puesto el uniforme. “Al final decidimos que si ese era su deseo, nosotros no nos íbamos a oponer y entonces lo impulsamos en sus sueños”, dijeron.

Con el paso del tiempo los padres de José Yamith se dieron cuenta que su elección de vida no había sido equivocada, pues en el desempeño de su deber como policía recibió 26 felicitaciones de sus mayores. “Eso nos llenó de orgullo y nos hizo muy felices!”, enfatizaron.

Manifestaron que era un policía muy sensible y humano. “Nunca maltrató a un bandido”, precisaron.

Pronto Yamith José tendrá en un rincón de la sala de su casa un altar en donde colocarán su foto, las distinciones por el servicio, la bandera de la Policía y de Colombia, un balón y las camisetas de sus dos equipos preferidos: El Unión Magdalena y el Real Madrid.

“A él le gustaba mucho el fútbol, jugaba de defensa central y si bien no era un Maradona, por lo menos se defendía”, comentó José Rada.

Hoy, cuando se conmemora el primer aniversario del luctuoso episodio, los Rada Núñez perdonan a quienes cometieron el brutal ataque que segó la vida de su hijo, pero aclaran que es una indulgencia espiritual, porque lo que esperan, es que la justicia ordinaria condene a los autores.

cerrar
Candelaria Navarro y Diana Sánchez (Mamá y Esposa de Yossimar Márquez Navarro)

“Yossimar no quería ser policía”

Continua leyendo

La falta de recursos económicos en la familia Márquez Navarro no permitió que Yossimar cumpliera su deseo de ser abogado. “Una carrera de derecho era algo que no podíamos pasar así que él me dijo que si no podía ser abogado entonces sería policía y aprendió a amar su profesión”, contó Candelaria Navarro, madre del uniformado que perdió la vida en el atentado terrorista en la estación San José.

Cinco años duró la carrera del hombre natural de Sucre, Sucre de los cuales tres tenía de estar sirviendo desde la estación donde ocurrió el hecho. Tenía 28 años, una esposa, una hija de tres años para la época y una en camino que no alcanzó a concer: Luciana.

“Ella es igual a su padre, la miro y es como ver a mi hijo en ella. Sus hijas son el consuelo para esta pérdida tan grande, insuperable para mí, porque él no solo era mi hijo, era el amigo, el que me acompañaba y me ayudaba, siempre estaba pendiente de mi”. Candelaria lleva un año vistiendo de negro, la sonrisa aparece efímeramente en sus labios, más las lágrimas de dejan caer cada que habla de Yossimar.

La pequeña de ocho meses, de ojos rasgados y piel canela gatea en la sala del apartamento donde Yossimar vivía con su compañera sentimental, Diana Sánchez. Luciana no lleva el apellido de su padre, Diana la tuvo que registrar con los suyos para que pudiera tener acceso a la salud, ya que la Policía “aún no la ha reconocido como hija de Yossimar y no está recibiendo la pensión de su papá”.

“Ellos me dice que la bebé está en suspenso, aún no le practican la prueba de ADN y no tiene los beneficios que tenemos mi hija mayor y yo”, dijo la mujer.

De Yossimar en su casa reposan varios retratos familiares, una camiseta del equipo de fútbol de la institución marcado con el número 14 y mensajes de cariño de sus compañeros de juego.

Diana vive el día a día en la rutina de ser madre de dos. En su tobillo derecho lleva una pulsera con el nombre de su marido, en su piel la palabra fe tatuada en su antebrazo izquierdo con cuatro aves que representan los miembros de su familia y en el corazón una tristeza profunda que se asoma en sus ojos pero que la fortaleza que debe tener por sus hijas, no le permite salir en forma de lágrimas.

cerrar

La mujer era la compañera sentimental del patrullero cienaguero Fredy de Jesús López Gutiérrez, de 27 años, quien llevaba ocho años en la Policía Nacional, exactamente en la estación San José de Barranquilla, donde ocurrió el atentado.

Para Madeleine lo más importante para Fredy era su familia. “Podía venir muy cansado a la 1:00 a.m., que jugaba en la mañana muy temprano con Freile (hijo de 6 años)”, dijo la mujer, quien añadió que el niño a veces se pone en la ventana “esperando a que llegue su padre”.

Es por eso –dijo la compañera– añoraba tener otros dos hijos, en específico unas gemelas.

Ante esto, desde hace más de 3 años comenzaron a gestar ese sueño. A los pocos meses, Madeleine queda embarazada y la felicidad se tomó la familia por tres meses, debido a que “por designios de Dios” perdió el bebé.

“Fue muy duro eso para él (Fredy). Pidió un permiso el día que sucedió y estalló en llanto en la casa”.

Luego de un tiempo, ambos decidieron seguir buscando a la niña o niñas para la familia. El 25 de enero de 2018, dos días antes que sucediera el atentando, el patrullero le dijo que tenía fe que había quedado embarazada ese día y lo empezó a divulgar con todos los familiares.

Al pasar un poco más de dos semanas, el hermano de Madeleine le insistió en que se hiciera una prueba de embarazo porque creía que Fredy tenía razón. A pesar de que no creía, ella accedió a hacérsela, la cual salió positiva.

Al pensar en el nombre, la mujer confiesa que no hubo necesidad de pensarlo, ya que el mismo Fredy fue quien lo colocó. Luego del atentado, la Policía les entregó unas pertenencias, entre las que se encontraba un papel, donde había dos nombres.

“Freilys y Freisys. Esos eran los nombres que quería para las gemelas”, contó.

En octubre pasado, el sueño de Fredy, Freilys de Jesús, nació, pero el patrullero no la pudo conocer.

cerrar

Para Isabel María Orozco Suárez ha sido muy difícil olvidar la amabilidad y felicidad que caracterizaba a su hijo Freddys de Jesús Echeverría Orozco, de 24 años, quien resultó muerto en el atentado de hace un año en la Estación San José.

“¡Cucha!, ¿cómo están todos allá?”, así dijo que empezaba Freddys todas las conversaciones telefónicas. “No lo recuerdo nunca bravo, ni de mal genio”.

A los 18 años, el joven prestó el servicio en el Inpec, durante tres meses. Al año, ingresó a la Policía Nacional en Barranquilla, pero fue asignado en el municipio de Funza (Cundinamarca) y posteriormente trasladado a Sincelejo. En diciembre de 2017, le fijaron nuevamente a Barranquilla como su lugar de trabajo.

“Llevaba un poco más de cuatro años como patrullero y deseaba seguir ahí porque estaba aprendiendo mucho al estar en la calle”, dijo la mujer de 46 años, desde su vivienda ubicada en la calle 5 #3-36, barrio Nariño, en el corregimiento de Isla del Rosario, municipio de Pueblo Viejo (Magdalena).

Para la madre, el sueño de su hijo era sacar adelante a sus dos hermanos de 18 años y 13 años, al igual que a sus padres. “Siempre me decía que cuidara de ellos y que estudiaran para que salieran adelante”, agregó.

Isabel confesó que el hijo de 18 años que le queda desea ser Policía, pero con todos los atentados ocurridos le he dicho que lo piense bien. “El atentado del Eln en Bogotá hizo que recordara los momentos de dolor que sufrí hace un año y más porque, estos eran unos niños, unos bebés”, afirmó y señaló que su hijo actualmente finalizó un curso de ciencias forenses y criminalísticas.

En cuanto a si perdona a los autores del atentado en la estación San José, dijo que quien los perdonará es Dios, a quien algún día deben “rendirle cuentas”.

cerrar

Tener a Dios en sus corazones les ha permitido a José Rada y Betty María Núñez, soportar con estoicismo la ausencia de su hijo José Yamith.

Desde ese nefasto 27 de enero del 2018 cuando el primogénito murió en el ataque del Eln a la estación de Policía del barrio San José, en Barranquilla, no ha habido un instante del día en que su recuerdo no esté presente. “Son noches de desvelos, rememorando los momentos vividos con él”, comentaron.

Y en ese cúmulo de evocaciones está perenne el día que José Yamith les dijo, “¡quiero ser policía!”.

José y Betty no querían que se enrolara en la Institución porque sabían los riesgos que corría con el solo hecho de llevar puesto el uniforme. “Al final decidimos que si ese era su deseo, nosotros no nos íbamos a oponer y entonces lo impulsamos en sus sueños”, dijeron.

Con el paso del tiempo los padres de José Yamith se dieron cuenta que su elección de vida no había sido equivocada, pues en el desempeño de su deber como policía recibió 26 felicitaciones de sus mayores. “Eso nos llenó de orgullo y nos hizo muy felices!”, enfatizaron.

Manifestaron que era un policía muy sensible y humano. “Nunca maltrató a un bandido”, precisaron.

Pronto Yamith José tendrá en un rincón de la sala de su casa un altar en donde colocarán su foto, las distinciones por el servicio, la bandera de la Policía y de Colombia, un balón y las camisetas de sus dos equipos preferidos: El Unión Magdalena y el Real Madrid.

“A él le gustaba mucho el fútbol, jugaba de defensa central y si bien no era un Maradona, por lo menos se defendía”, comentó José Rada.

Hoy, cuando se conmemora el primer aniversario del luctuoso episodio, los Rada Núñez perdonan a quienes cometieron el brutal ataque que segó la vida de su hijo, pero aclaran que es una indulgencia espiritual, porque lo que esperan, es que la justicia ordinaria condene a los autores.

cerrar

La falta de recursos económicos en la familia Márquez Navarro no permitió que Yossimar cumpliera su deseo de ser abogado. “Una carrera de derecho era algo que no podíamos pasar así que él me dijo que si no podía ser abogado entonces sería policía y aprendió a amar su profesión”, contó Candelaria Navarro, madre del uniformado que perdió la vida en el atentado terrorista en la estación San José.

Cinco años duró la carrera del hombre natural de Sucre, Sucre de los cuales tres tenía de estar sirviendo desde la estación donde ocurrió el hecho. Tenía 28 años, una esposa, una hija de tres años para la época y una en camino que no alcanzó a concer: Luciana.

“Ella es igual a su padre, la miro y es como ver a mi hijo en ella. Sus hijas son el consuelo para esta pérdida tan grande, insuperable para mí, porque él no solo era mi hijo, era el amigo, el que me acompañaba y me ayudaba, siempre estaba pendiente de mi”. Candelaria lleva un año vistiendo de negro, la sonrisa aparece efímeramente en sus labios, más las lágrimas de dejan caer cada que habla de Yossimar.

La pequeña de ocho meses, de ojos rasgados y piel canela gatea en la sala del apartamento donde Yossimar vivía con su compañera sentimental, Diana Sánchez. Luciana no lleva el apellido de su padre, Diana la tuvo que registrar con los suyos para que pudiera tener acceso a la salud, ya que la Policía “aún no la ha reconocido como hija de Yossimar y no está recibiendo la pensión de su papá”.

“Ellos me dice que la bebé está en suspenso, aún no le practican la prueba de ADN y no tiene los beneficios que tenemos mi hija mayor y yo”, dijo la mujer.

De Yossimar en su casa reposan varios retratos familiares, una camiseta del equipo de fútbol de la institución marcado con el número 14 y mensajes de cariño de sus compañeros de juego.

Diana vive el día a día en la rutina de ser madre de dos. En su tobillo derecho lleva una pulsera con el nombre de su marido, en su piel la palabra fe tatuada en su antebrazo izquierdo con cuatro aves que representan los miembros de su familia y en el corazón una tristeza profunda que se asoma en sus ojos pero que la fortaleza que debe tener por sus hijas, no le permite salir en forma de lágrimas.

cerrar

Así cubrimos la tragedia

La primera explosión se sintió cerca de las 6:40 de la mañana, poco tiempo después ya los periodistas de esta casa editorial se encontraban en el lugar de los hechos tratando de obtener de primera mano la mejor información para ustedes. Cerca del mediodía y en un tiempo récord una edición extra circuló por las principales calles de Barranquilla con toda la información del atentado. Aquí el trabajo realizado.

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí