“Hay que comer butifarra y bollo de mazorca para entender ...

El heraldo

Inicio de sesión

Por favor, introduce tus claves de acceso o las de tu red social habitual

¿No tienes una cuenta? Regístrate »

Últimas noticias

Laura Moreno.
20:58

Jaime Granados pidió absolver a su cliente porque,...

Los capturados por el hurto del menor.
20:43

Las autoridades también dijeron que un presunto...

Nacional, campeón de la Copa Águila 2016.
20:03

El cambio anunciado este viernes por la Dimayor se aplicar...

Miguel Quiroga, piloto del avión de LaMia.
20:00

“Hizo lo imposible por salvar a todos”, asegur...

Gooligan ataca a los usuarios con sistema operativo Android.
19:51

Este virus informático está atacando a los...

19:35

El tema, de 1:26 minutos de duración, rueda por...

19:30

“Este es un acuerdo voluntario de las centrales de...

19:04

La instalación de estas ...

18:25

El boliviano Erwin Tumiri salió de la Clínica...

18:13

La Secretaría de Movilidad informó que para...

5
El titulo es:“Hay que comer butifarra y bollo de mazorca para entender al jugador”

“Hay que comer butifarra y bollo de mazorca para entender al jugador”

"De buen ánimo suele andar Cheché Hernández por las calles de Barranquilla. En todas las esquinas es bien recibido.

Con la claridad que algunos consideran irreverencia, Cheché Hernández, técnico que condujo a Junior a su séptima estrella en el fútbol colombiano, habló sobre lo que fue su equipo en 2011 y lo que pretende que sea durante la próxima temporada.

El bollo de mazorca, la butifarra y una serie de expresiones caribeñas, son parte de sus herramientas para llegar a un punto alto con los tiburones.

¿Por qué se atrevió a decir en su presentación que venía a ser campeón con Junior?
Sabía que con Jorge Luis Pinto a lo largo de la pretemporada se había hecho un buen trabajo. En cuanto a la condición de los jugadores, sabía que la parte futbolística me daba para decir eso.

¿Qué tuvo que agregar de su parte en lo futbolístico?
No estaba definido el diseño concreto de la parte futbolística del equipo, pero encontré la colaboración de los jugadores para darle una caracterización al equipo. Ya tenemos identidad, pero también es cierto que tenemos muchos detalles para mejorar. Lo importante es que ya logramos una estrella y sobre esa base consolidada debemos continuar el trabajo.

¿Por qué se mantuvo un par de temporadas por fuera del fútbol?
Opino que cuando uno está en el fútbol al terminar un trabajo, un contrato, debe tomarse un periodo de reflexión y de crecimiento espiritual. Se debe analizar de qué manera se manejaron las relaciones con los jugadores, en qué acertó, en qué hay que mejorar. Cuando no es así entonces uno anda para todos lados cometiendo los mismos errores sin darse cuenta de la forma en la que le transcurre la vida.

¿Cree que lo juzgaron mal al decir que estaba desactualizado?
Desafortunadamente cuando en el medio nuestro alguien decide tomar un receso se dice que a los ocho días ya está desactualizado. Pero cuando el señor Marcelo Bielsa (entrenador argentino), por ejemplo, y guardando las dimensiones, se toma un año sabático, enseguida se dice es que está preparándose, culturizándose o modernizando el Ipod. A la gente que dijo esas cosas le doy aguinaldos, estamos en diciembre. (Risas)

¿Cuál fue su clave para caer bien en el grupo de jugadores?
El que venga a Barranquilla y no sepa sacar provecho de las condiciones culturales de un grupo de jugadores que vive en esta región no triunfa. Hay que tener ojo y cabeza. Si uno no entiende la idiosincrasia de donde vive está muerto. Hay que entender el eche, el carajo, hay que comer bollo de mazorca con queso, hay que probar la butifarra. Entendiendo la cultura uno sabe luego cómo interactuar con los jugadores.

¿Qué diferencia nota en la afición barranquillera, con relación a la de Cali y la de Bogotá?
En Bogotá lo llaman a uno y le dicen: “lo felicito”, en Cali dicen: “te felicito”, mientras acá te dicen: “Profe, gracias por la alegría que nos ha dado”. Eso indica que acá la gente necesita alegría porque vive así. También indica que un grupo de jugadores que no esté alegre acá no rinde.

¿Qué variantes puede tener la nómina de Junior para el próximo año?
Hay que analizar el tema de los jugadores porque tenemos Copa Libertadores y el compromiso ahora es mucho mayor. A mí la gente me ha dado un cariño y yo tengo que responder. Cuando a un cariño no se le echa agua termina marchitándose.

¿Cómo remplazaría a Carlos Bacca, en caso de se fuera a jugar en otra Liga?
Carlos Bacca es lejos el mejor delantero que tiene el fútbol colombiano, no hay otro como él. Y lo había visto jugar, pero al tenerlo de cerca y saber la magia que tiene, lo que puede improvisar en cada partido, uno lo dimensiona más. Las ofertas son bienvenidas para él, merece ir al exterior por las condiciones que tiene.

¿Y ha pensado en refuerzos para la defensa?
Ya estamos en eso, tengo una propuesta clara porque tengo analizada la nómina. Necesito ahora que don Antonio (Char, presidente de Junior) conozca el pensamiento mío.

¿Su Junior maneja la pelota de la forma que usted pretende?
Por momentos, pero no con la constancia que quiero. Unas veces hubo orden y otras veces hubo desorden. Hubo de todo en este Junior, angustia, sufrimiento y alegría. Vamos a tratar de inculcarle a este equipo que clave la estocada antes de recibirla.

¿Qué se requiere para llegar lejos en la Copa Libertadores?
Se necesita algo adicional. Lo adicional son unos testículos bien grandes.

Por Wilhelm Garavito M.

¡Hola!