El heraldo

Inicio de sesión

Por favor, introduce tus claves de acceso o las de tu red social habitual

¿No tienes una cuenta? Regístrate »

Últimas noticias

Una niña y su mascota caminan cerca de los faroles que han armado los hermanos Reales y esperan vender para el próximo 7 de diciembre.
00:25

Una familia en Rebolo hace faroles hace 22 años....

00:15

Seis de cada 10 colombianas están a favor de...

El corredor barranquillero Nelson Soto celebrando uno de sus triunfos en Panamá.
00:15

El ciclista barranquillero, en la Vuelta Internacional a...

José ‘Ringuito’ Amaya celebra uno de los goles que marcó con Junior junto al delantero Martín Arzuaga y el volante Léiner Rolong.
00:15

El barranquillero, campeón con Junior en 2004 y 2011...

En el mercado EPM los comerciantes se quejan por los daños en la infraestructura, especialmente en el techo.
00:15

Son 11 plazas de mercados de Barranquilla que son...

La plantilla del Chapecoense, conformada por 20 jugadores, arribó al hotel Sonesta, el pasado 18 de octubre, después de las 8:39 de la noche. Venían de hacer el reconocimiento de la cancha del estadio Metropolitano Roberto Meléndez.
00:15

El HERALDO reconstruyó el paso del club brasile...

Así celebran los feligreses en la madrugada del 8 de diciembre, en Campo de la Cruz, sur del Atlántico.
00:10

Cinco personajes de distintas generaciones cuentan c...

Uno de los participantes fotografía la estructura gótica de la  iglesia de San Roque.
00:10

Un público masivo entre niños, jóvenes...

Luis Andrés Colmenares en compañía de Laura Moreno y Jessy Quintero en la fiesta del 31 de octubre de 2010.
00:10

Mientras Fiscalía, Procuraduría y ví...

La pancarta instalada en la entrada de la zona de preconcentración de los guerrilleros del Bloque Martín Caballero.
00:10

Guerrilleros de las Farc preparan el campamento al que...

3
El titulo es:Temblor en Santa Marta, un susto y nada más

Temblor en Santa Marta, un susto y nada más

Archivo EL HERALDOEl fenómeno natural no dejó víctimas ni daños materiales.s:

El sismo de 4.4 grados en la escala de Richter que se sintió en Santa Marta y cuyo epicentro estuvo en el suroeste de la ciudad, dejó en los samarios una leve sensación de inseguridad. Todo parece indicar que la mayoría de los habitantes no tienen claro qué hacer en un caso como este.

Quizás la razón de ello lo explique el hecho de que han sido pocos los movimientos telúricos vigentes en la memoria de los residentes en esta capital, pues son contados los acontecimientos de esta naturaleza.

El temblor de tierra del jueves a las 10:40 de la noche no dejó afectación material alguna ni lesiones en humanos; solo fue un tremendo susto para quienes lo sintieron.

“Pensé que mi hermano me estaba moviendo la cama para asustarme, pero no era eso. Cuando me di cuenta de qué trataba me levanté y corrí hacia la calle”, dijo José Agámez, morador del barrio Jardín.

Los organismos de socorro y las autoridades locales a nivel administrativo, entregaron ayer un parte de tranquilidad. “No pasó nada para lamentar”, dijo Rafael Martínez, secretario de gobierno Distrital.

Dicen que donde más fuerte se sintió el sismo fue en los barrios ubicados en la periferia, concretamente entre los barrios Manzanares y Las Américas.

LAS REDES SOCIALES. Si bien es cierto que no todos sintieron el sismo, no menos real es que los mensajes por las redes sociales, le pusieron un tinte de drama al hecho, incluso, hubo quienes hablaron de cataclismo.“Prepáremenos para un tsunami”; “¡listo!,el mundo está a punto de acabarse”; “qué vaina, los Mayas lo predijeron”, fueron algunas de las frases utilizadas en la red.

ANTECEDENTES. Santa Marta fue objeto de dos movimientos de tierra en el siglo pasado. Uno con gran intensidad el viernes 16 de junio de 1961 a las 5.33 a.m y otro el sábado 29 de julio de 1967, a las 5:25 a.m.

Sin embargo, los libros de historia narran que el más fuerte fue el 22 de mayo de 1834, el cual tuvo el rótulo de tragedia.

A las 3:00 a.m., la ciudad fue sacudida por un terremoto que causó graves en el 70 por ciento de la ciudad.

Por Agustín Iguarán G.

¡Hola!