El heraldo

El titulo es:No hay que darles tregua

Inicio de sesión

Por favor, introduce tus claves de acceso o las de tu red social habitual

¿No tienes una cuenta? Regístrate »

Últimas noticias

22:02

Esta es la primera visita que hace un presidente galo al pa...

Iván Márquez en La Habana.
21:19

El nominado del presidente de EEUU, Donald Trump, para...

Serena Williams
21:11

Con 17 golpes ganadores y aprovechando el buen tiempo en...

En el círculo se ve al ladrón cuando intimidaba a un cliente.
20:16

La agresión sucedió a las 8:05 de la noche en la carrera 63...

Donald Trump
19:58

El presidente estadounidense confirmó su intención de...

Los jugadores de la selección de Honduras celebran con el trofeo de campeones de la Copa Centroamericana de Fútbol.
19:29

Los catrachos, ganadores de Copa Centroamericana en 1993,...

18:29

Este nuevo logro de la etapa comercial que se inició en el...

17:53

Este lunes, desde la 1:30 de la tarde, Unión Magdalena y...

17:35

6.340 espectadores acudieron este domingo al campo de...

La tenista cucuteña María Camila Osorio celebra su título Mundial.
17:32

La tenista cucuteña, de 15 años, logró el título tras...

Editoriales

No hay que darles tregua

Con los nuevos atentados a una chancera de Uniapuestas y a un conductor de Sobusa, la banda de extorsionistas que opera en Barranquilla y que la Policía ha identificado con el apelativo de Los Costeños, ha dejado muy claro que no va a cejar en su obstinada acción criminal. Tales hechos se producen después de los pocos días de aparente tranquilidad que sobrevinieron tras las visitas seguidas, la semana pasada, del presidente Juan Manuel Santos, y la designación por parte de este del brigadier general Humberto Guatibonza, director del Gaula de la Policía Nacional, como el oficial a cargo de la tarea de erradicar el flagelo de la extorsión en Barranquilla.

Al asumir la responsabilidad, el comandante Guatibonza dijo que no daría tregua a los extorsionistas y que estaban identificados los teléfonos celulares desde los cuales los delincuentes están amenazando a las víctimas. Anunció, categórico, que las personas que colaboren prestando sus aparatos móviles serán judicializadas. Asimismo, ha expresado el Brigadier General boyacense que los extorsionistas que delinquen desde las cárceles serán movidos. Al mismo tiempo, la alcaldesa Elsa Noguera ha manifestado que la ciudad será reforzada con un grupo de fiscales especializados, entre los cuales habrá uno dedicado a los delitos sexuales, que vienen ocurriendo en la ciudad y que, según la Alcaldesa, tampoco se podían descuidar. 

El general Guatibonza ha asegurado también que habrá una mayor protección a las víctimas, y ha sido particularmente preciso en señalar que los extorsionistas suelen posar más su interés en aquellas empresas que manejan dinero diario, como son los casos de Uniapuestas y Sobusa.

La presencia de este Comandante, ciertamente,  da mucha tranquilidad: Guatibonza es un experimentado oficial, conocedor como pocos del tema del secuestro; de hecho ha participado en numerosos rescates, y en la institución ha hecho una larga y exitosa carrera que comenzó como subteniente hasta llegar al rango actual.

La ciudad también confía, por supuesto, en la labor de un oficial serio, responsable y eficaz como el brigadier general José Vicente Segura, Comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla. El general Segura ha dicho que está plenamente comprobado que las extorsiones son agenciadas por la banda Los Costeños.

Barranquilla espera que la acción de la Policía, en coordinación con los fiscales especializados, se traduzca en resultados contundentes. Hay que atajar a estos criminales que creen que por la vía del terror podrán intimidar a la ciudadanía, y que en su asesino accionar la han emprendido contra personas trabajadoras e inocentes a las que han  convertido, en una macabra selección caprichosa, en objeto de sus ataques a bala.

En este contexto, se explica y tiene sentido la marcha convocada para el jueves 4 de julio contra la extorsión, liderada por Undeco. Estas movilizaciones son necesarias para indicarles a las bandas criminales que Barranquilla no les tiene miedo. En el caso particular de los tenderos, que son gente laboriosa llegada en su mayoría de tierras santandereanas, es inadmisible la manera en que muchos tienen que trabajar, parapetados en rejas de hierro para no ser atracados. Es algo que no se puede permitir y que es la expresión palmaria de la inseguridad que azota a los barrios, especialmente de las localidades más amenazadas.  Sin embargo, con los generales Segura y Guatibonza creemos que esto va a cambiar.

Imagen de Anónimo