El heraldo

Sicario le contó a la Fiscalía cómo mató a Nelson Mejía

Inicio de sesión

Por favor, introduce tus claves de acceso o las de tu red social habitual

¿No tienes una cuenta? Regístrate »

Últimas noticias

La Armada durante las labores de búsqueda.
00:02

A través de un comunicado, la Armada informó...

El titulo es:Sicario le contó a la Fiscalía cómo mató a Nelson Mejía

Sicario le contó a la Fiscalía cómo mató a Nelson Mejía

Juan Carlos Rodríguez De León, alias El Gato.

“Yo le llego por detrás y le disparo dos veces”. La frase es de Juan Carlos Rodríguez De León, alias El Gato, otrora sicario del frente José Pablo Díaz de las Autodefensas, hoy detenido, y hace parte de las indagatorias que rindió este año acerca del homicidio del alcalde de Santo Tomás, Nelson Ricardo Mejía Sarmiento.

La narración, conocida por EL HERALDO, está consignada en la decisión adoptada el pasado 27 de mayo por la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía, a través de la cual impuso medida de aseguramiento a El Gato y a cinco personas más (Eliécer Orozco, Luis Montero, Pedro Romero, Javier Insignares, Jair Badillo y Carlos Mario García) como coautores de este asesinato ocurrido el 29 de abril de 2004 y que conmocionó la comunidad atlanticense.

El crimen fue en Barranquilla, en un restaurante frente a la sede del antiguo Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, y desató disturbios en el municipio de donde era oriundo el mandatario.

Si bien como responsable material del asesinato fue declarado Jaime Rodríguez Hernández, alias El Chacal, casi nueve años después se estableció que quien habría apretado el gatillo fue El Gato, condenado por el homicidio del sociólogo Alfredo Correa. Al parecer, la similitud física entre El Chacal y El Gato hicieron que testigos señalaran inicialmente al primero.

“La orden me la dio alias Diego -empezó diciendo Rodríguez-, del que no recuerdo el nombre, pero no está detenido. La orden inicialmente se la habían dado a Chiquito Cuello con alias Leo, pero no pudieron hacer el trabajo allá en la zona de ellos que era Santo Tomás. Como no se pudo asesinar en Santo Tomás, entonces llaman a alias Cochebala para que preste gente; según Cochebala ya él se había reunido acá en Barranquilla para que él prestara la gente o se encargara del trabajo, entonces él presta a El Parce, que está muerto, y a mí.

Entonces ya nosotros estábamos listos cuando Diego llama a Cochebala que nos alistemos que a Nelson Mejía ya lo vienen siguiendo porque iba para la Gobernación ese día, si mal no tengo entendido él estaba inhabilitado y ese día como que iba a firmar.

Nosotros lo íbamos a matar en toda la entrada del Hipódromo pero la moto no llegó, nosotros veníamos siguiendo a Nelson Mejía desde el aeropuerto, yo venía con Diego y un policía que se llama Pedro Romero, veníamos en un (vehículo) Cheyenne gris, entonces la moto donde venía alias El Parce no llegó a tiempo al Hipódromo, entonces nosotros lo seguimos. Es cuando Nelson Mejía se nos pierde en un trancón, pero había otro carro que también lo venía siguiendo, era otro carro donde venía un señor de Valledupar al que le decían Marcos, pero yo no sé quién es. Entonces Marcos lo sigue hasta la Gobernación, entonces nos llama y nos dice pilas que Nelson Mejía está en la Gobernación con los escoltas; él tenía dos o tres escoltas. Entonces nosotros ya nos devolvemos para mi casa y el Parce también se devuelve para la casa de él”.

Según El Gato, cuando está almorzando junto a El Parce, los llama Diego y les dice que se alisten porque ya “lo llevan ubicado”.

“...eran las 12:30 de la tarde, y yo lo empiezo a seguir, cuando se mete a un restaurante creo que se llama Doña Efra o Efra, que está ubicado en toda la esquina del DAS de Barranquilla, es cuando yo vi que él estaba pidiendo la carta como para almorzar y yo llego por detrás y le disparo dos veces. Antes de eso quiero aclarar que Diego me llamó y me dijo a la muchacha que iba con Nelson Mejía no le fuera a hacer nada.

Entonces yo le disparé por detrás de la cabeza dos veces, Nelson Mejía iba vestido de blanco y cuando él cayó yo le puse la pistola en frente a la doctora María Badillo, pero no le disparé porque me acordé lo que Diego me había dicho”.

Luego señaló: “Tengo entendido que en el restaurante también había dos detectives que estaban almorzando y no reaccionaron. De ahí yo salgo en la moto con el Parce que me recogió enseguida en todo el frente del restaurante.

Tengo entendido que eso estuvo coordinado con la Policía porque un teniente que estaba a cargo del pelotón motorizado nos colaboró, porque Pedro Romero que era policía tenía radio y era el que estaba encargado de coordinar con la Policía, ya que la Policía estaba ahí mismito en diagonal al lado de un concesionario como a 30 metros de donde estaba yo y la Policía no reaccionó.

Yo me encontré después con un teniente y me dijo que no me había cogido porque él se había abierto de la zona, no recuerdo su nombre pero era amigo de Diego y de Pedro Romero. Después del homicidio el Parce me bota de la moto porque Cochebala y Diego en distintos carros, me iban a hacer trasbordo pero no se pudo porque nosotros cogimos por la calle que no era, entonces yo me bajé de la moto y me monté en un bus, eso fue como a dos o tres cuadras del lugar de los hechos, me bajé en un semáforo y me monté en un bus y el Parce siguió en la moto.

Yo me fui para mi casa y el Parce se fue para la de él, escondimos la moto y el arma que fue una Browing niquelada cacha negra y la moto era una DT negra, cojín salmón”.

Al final del relato, El Gato termina describiendo la vestimenta que usó en esa ocasión y el compromiso familiar por el que se quedó en la capital del Atlántico: “Ese día yo tenía un suéter de rayitas delgaditas amarillitas, jean azul y tenis gris. Después de eso me quedé en Barranquilla porque mi mujer había dado a luz y me fui al hospital con el Parce”.

 

Noticias más populares

  • EN Judicial
  • EN EL HERALDO
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!