Con fotocopia de la cédula les basta a los falsificadores

El heraldo

Inicio de sesión

Por favor, introduce tus claves de acceso o las de tu red social habitual

¿No tienes una cuenta? Regístrate »

Últimas noticias

José Manuel Montenegro piloto de 19 años que manejaba la avioneta.
11:30

Albert Lachmann Hulu asegura que la Aeronáutica...

Imágenes de los carteles que llevaban los jugadores del Chapecoense.
11:20

Anderson Donizete, utilero del equipo brasileño,...

11:12

El exguardaespaldas del actor, asegura que en las ú...

10:41

El  brigadier mayor del Batallón Naval le...

10:35

El hecho se registró este lunes en horas de la ma...

Guerrillera de las Farc en rato libre durante el campamento en Yarí, hace unos meses.
10:00

Gobierno analiza si presenta el proyecto esta semana, en ri...

09:54

Se regulan mediante el peso y tamaño del pie, y adem...

En la compra de pelotas para piscinas infantiles se habrían pagado $18 millones de más.
09:52

Se trata de un contrato suscrito por el exalcalde Efra...

12
El titulo es:Con fotocopia de la cédula les basta a los falsificadores

Con fotocopia de la cédula les basta a los falsificadores

Josefina VillarrealRoberto cuenta que hasta un Blackberry adquirieron usando su información personal.

Roberto Segundo Fontalvo Sandoval asegura que desde el 2009, falsificadores no le han permitido disfrutar de la pensión que 31 años laborando como analista de laboratorio le dejaron.

Desde ese entonces, han logrado cobrar, en múltiples ocasiones, préstamos de cooperativas que ofrecen sus servicios a personas de la tercera edad. Hasta adquirieron un Blackberry a su nombre, cuya factura llega puntualmente a su residencia en el barrio Las Nieves.

“Últimamente, me aparecen cobros de cooperativas que funcionan desde Bogotá”, sostuvo el afectado, de 68 años.Cuenta además que han llamado al teléfono fijo de su casa para confirmar préstamos que facilitarían la compra de electrodomésticos. “Es increíble, la persona que me está haciendo esto tienen todos mis datos personales”, comenta.

Al parecer, todo empezó luego de que dejara una fotocopia de su cédula en una entidad que en el 2008 le hizo un préstamo para pintar su casa. El documento habría caído en manos de un falsificador. “Las fotocopias son las más susceptibles a las alteraciones. Con facilidad, hacen cambios y como son copias, nadie detecta la manipulación al documento”, subrayó un experto judicial.

Roberto recuerda que el 26 de febrero de 2009, el fraude casi le cuesta unos $10 millones, pero que a través de un abogado y las denuncias presentadas ante la Fiscalía, logró recuperar el dinero.La misma cooperativa que estaba recibiendo los “mordiscos” a su pensión, le devolvieron la plata.

Ahora, continúa siendo víctima del delito de falsedad en documento y cada vez más, se le sale de las manos detener a quienes actualmente le están usurpando su identidad.

Un investigador judicial del CTI explica que el gran problema con estos casos es que luego de que el afectado reciba el recurso que se le fue robado, muchas cooperativas eliminan los documentos que involucró a la persona y no entregan las identidades de asesores que recibieron los papeles, lo cual podría ayudar con la individualización del responsable.

Una forma de evitar que los falsificadores se salgan con la suya es lograr que entidades como estas y empresas de telefonía celular (que son donde más se observa el delito), exijan filtros de seguridad, así como tienen los bancos, y verifiquen que los documentos son originales y le corresponden a sus verdaderos dueños.

“A través de lavados y borradores especiales, los delincuentes eliminan la foto original de una cédula y lo hacen de tal forma que la alteración es prácticamente imperceptible”, resaltó el investigador.

No solo la cédula es susceptible al fraude. Documentos como la licencia de conducción, la tarjeta de propiedad, la libreta militar y los permisos de porte y tenencia de arma son manipulados con frecuencia.

Mientras que las autoridades luchan para combatir esta situación, ciudadanos como Roberto temen a lo que puedan llegar a hacer los falsificadores con sus identidades y “buenos nombres”.

A modo de prevención

Fuentes judiciales recomiendan que cuando se pierda algún documento de identidad, en especial la cédula, el afectado debe denunciar el hecho. Esto se puede hacer en las inspecciones de la Policía y a través de la página web: www.policia.gov.co, y buscar el link Sidex. Luego, a través de derecho de petición, informar a entidades como cooperativas, centrales de riesgo (data crédito), y empresas de telefonía móvil que el documento ha sido extraviado.

Otra cosa que sugieren es evitar entregar fotocopias de estos documentos a cualquier persona o empresa. Se debe verificar que sea legítima y en lo posible, solicitar la devolución de la copia una vez finalizado el vínculo con la entidad o el servicio requerido.

Por Jennifer Cabana

Noticias más populares

  • EN Judicial
  • EN EL HERALDO
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!