Martes, Abril 19, 2011 - 19:00

Jubilados, pero sin olvidar un buen sermón

Luego de una vida consagrada a sus feligreses, a la comunidad católica, muchos sacerdotes están condenados a la soledad. En el norte de Barranquilla, cuentan con una casa para descansar con todas las comodidades que merecen.

Últimas Noticias

Anuncio

Temas de Interés

Actividad Social

Región